CÓMIC PARA TODOS

Cine – ‘Astérix y Obélix contra César’, de Claude Zidi

Asterix_y_Obelix_contra_CesarTítulo original: Astérix et Obélix contre César.

Director: Claude Zidi.

Reparto: Christian Clavier, Gérard Depardieu, Robert Begnini, Gottfried John, Michel Galabru, Claude Piéplu, Daniel Prévost, Pierre Palmade, Laetitia Casta, Arielle Dombasle, Sim, Marianne Sägrebecht, Jean-Pierre Castaldi.

Guión: Claude Zidi y Gérard Lauzier.

Música: Jean-Jacques Godman y Roland Romanelli.

Duración: 105 minutos.

Distribuidora: TriPictures.

Estreno: 3 de febrero de 1999 (Francia y Bélgica), 3 de diciembre de 1999 (España).

Sentirse pionero es una sensación única. Ser el primero en hacer algo implica un disfrute especial. Pero también es algo peligroso y cargado de responsabilidad. Cuando sólo se tiene en cuenta lo primero, el resultado es un desastre de las proporciones de Astérix y Obélix contra César, fue, efectivamente, la primera película en imagen real de los héroes galos creados por Albert Uderzo y René Goscinny, y por eso la expectación fue máxima cuando se anunció el proyecto y cuando después se estrenó la película. Pero el resultado final fue una debacle que se mueve en la frontera de lo absurdo, una cinta aburrida, una mezcla consciente de situaciones procedentes de varios álbumes para no adaptar ninguno en concreto que carece de cualquier cohesión y que ni siquiera se acerca en lo más mínimo al carisma que desprenden los personajes de las viñetas. La película se separa a cada minuto de los logros de Goscinny y Uderzo para convertirse en una gran caricatura, en un caro experimento fallido que se muestra incapaz de contentar a los aficionados del personaje y que, en realidad, tampoco debiera agradar demasiado a un público profano, por mucho que la cinta consiguiera doblar en su recaudación el presupuesto que empleó en intentar dar vida de una forma pretendidamente literal a la guerra de la brava aldea gala que resiste al Imperio Romano.

El principal problema de la película está en que se entrega voluntariamente a la fama puntual en lugar de pensar en los personajes a las que tiene que honrar. Esto no es Astérix y Obélix contra César, sino Obélix enamorado contra Detritus. El Astérix de Christian Clavier, que parece un personaje desquiciado que no deja de pegar gritos más que el inteligente galo que se ve en las historietas, no es el verdadero protagonista de la película. Lo es el Obélix que interpreta el actor francés más importante del momento, un Gerard Depardieu que parece divertirse mucho pero que en realidad no construye nada para que Obélix sea atractivo. El villano, lejos de aprovechar la formidable figura del Julio César que construyeron Goscinny y Uderzo y que Gottfried John sólo sabe dejar en la caricatura más plana, es su lugarteniente, DEetritus, al que da vida un Roberto Begnini que trataba de aprovechar el éxito que vivió con la maravillosa La vida es bella, una película que echando la vista atrás ya se puede considerar claramente como una hermosa casualidad en la carrera del cómico italiano. Y para completar la concesión a lo fácil, Astérix y Obélix contra César mete con calzador en su reparto a la modelo francesa del momento, Laetitia Casta, que no es capaz de aportar nada más que su cuerpo para satisfacer las necesidades sexuales visuales de un público masculino.

Todo esto, en realidad, podría haber sido un problema menor si el guión hubiera estado a la altura, pero la película es un caos absoluto. Cambia de ritmo, de tercio y de historia en tantas ocasiones que no se sabe muy bien si pretende contar algo o si, como parece, lo que predomina es aprovechar una serie de escenarios muy concretos y unos efectos especiales que con el paso de los años se pueden ver como algo simpático pero que no son más que dibujos animados mezclados con imagen real, en un intento desesperado de que la película se parezca al original de las viñetas. Pero eso, por mucho que lo olvide Claude Zidi, director y guionista, es algo que se consigue desde los personajes, no desde el ansia de hacer que estos mantengan un tono cartoon. Eso no es fidelidad al original, sino un intento desesperado, y fallido, de que el resultado final pueda parecerse en algo al material al que debería reverenciar. No es que fuera una empresa fácil, pero el fracaso parece evidente. Zidi, que apenas volvió a trabajar tras eesta película, consigue por los pelos que las escenas más espectaculares tengan algo de ritmo y que se puedan buscar algunos detalles a lo largo de la película para que la conexión con Goscinny y Uderzo sea algo más que la inclusión de sus nombres y los de sus personajes en los títulos de crédito, pero muy poco más.

Puede que las pretensiones de Astérix y Obélix contra César no fueran muy elevadas en lo artístico, sí en lo económico puesto que se trató de la producción francesa más cara de la historia en su momento (y estas, hay que insistir en ello, las satisfizo con holgura, hasta el punto de que logró que se hicieran tres películas más de acción real con el personaje), y puede que a la película no le beneficie que se la mira desde una óptica adulta de quien ha crecido leyendo las aventuras de los galos comandados por Astérix. Puede que, al final y al cabo, la película sea un entretenimiento algo más decente de lo que en realidad parece. Puede. Pero no es esa la sensación que da. Lo que queda es que parece una película desaprovechada en la que nadie pareció creer de verdad. Se acepta la caricatura, se recibe con agrado el tono de comedia que se le quiere dar, y que de hecho resulta inevitable a la hora de adaptar a Astérix a cualquier medio, pero nunca da la sensación de que los personajes que se ven en la pantalla sean los mismos que los de las viñetas. Ni en los protagonistas ni en los secundarios, y apenas queda en la memoria algún que otro gag que sí funciona, como los de Edadepiédrix, y muy poquito más. Y el tiempo tampoco le ha hecho muchos favores a Astérix y Obélix contra César ni ha mejorado ninguno de sus muchos defectos. Demasiados defectos, de hecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 8 julio, 2016 por en Astérix, Cine y etiquetada con , , , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: