Cómic para todos

‘Injustice. Gods Among Us: Año dos’ 1, de Tom Taylor, Bruno Redondo y Mike S. Miller

Injustice_Ano2_Vol1Editorial: ECC.

Guión: Tom Taylor.

Dibujo: Bruno Redondo, Mike S. Miller, Julien Hugonnard-Bert y Saleem Crawford.

Páginas: 144.

Precio: 13,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Abril 2016.

Es importante tener en cuenta que Injustice. Gods Among Us es la expansión en forma de cómic de un videojuego. Es importante porque, hace no demasiados años, esto sería un síntoma de baja calidad, como un intento de seguir explotando el bolsillo del aficionado sin demasiado esfuerzo. Pero precisamente por el hecho de ser un universo alternativo y por su falta de límites, lo que Tom Taylor vino construyendo en su primer año (aquí y aquí, reseñas de los dos volúmenes de su Año uno) se convirtió en una propuesta audaz y estimulante que llegó a un punto climático gozoso para los fans por lo que suponía y verdaderamente interesante para quienes anduvieran buscando nuevos retos con los personajes de siempre. Y la primera mitad de este Año dos no defrauda en absoluto, porque lleva el conflicto a un nivel completamente diferente y, además, opuesto. Con Batman fuera de combate temporalmente, Taylor lleva el conflicto a los dos extremos. Por un lado, el nivel más cósmico con la entrada en el terreno de juego de los Guardianes y los Green Lantern Corps. Por otro, el nivel más urbano, haciendo que Gotham sea el campo de batalla y el comisario Gordon un actor excepcional, llevado también al límite por un giro argumental espléndido a la par que sencillo. Y además Injustice ofrece lo que cualquier puede esperar, peleas espectaculares y muchos personajes.

Porque ahí está una de las claves de Injustice, en que supone un formidable repaso a lo que sucedería en todo el universo DC si se dieran los condicionantes que se muestran al comienzo de la serie. Taylor, que ya supo exprimir la contraposición evidente entre Superman y Batman, ahora consigue que una nueva relación directa se erija como gran protagonista: la del Hombre de Acero y Sinestro. Dos antiguos héroes que, desde cierto punto de vista, han caído en desgracia. Ahí está la intriga. En la presencia de los Green Lantern Corps, la espectacularidad. Y en las tramas más terrenales, las de Gordon, Oráculo o Canario Negro, con un arranque memorable que sirve además para honrar la memoria de una de las bajas más significativas de esta guerra de superhéroes, la de Green Arrow, es donde está el corazón de la historia. Porque Injustice es, a muchos niveles, un videojuego de peleas. Eso está claro. Pero Taylor ha sabido encontrarle corazón, y eso es lo que marca una diferencia entre Injustice y otros universos alternativos, que por el momento se mantiene muy alto el nivel de interés, incluso sabiendo, sobre todo los usuarios del juego, cuál es el escenario en el que acabará desembocando la serie. Pero como lo importante es el viaje y no el destino, es obligado decir que Taylor está acertando y mucho en esta fase.

En cuanto al dibujo, los dos principales artistas, ya de una forma más estable que durante el primer año, son Bruno Redondo y Mike S. Miller, sobre todo el español, que consigue hacer bastante accesibles las versiones algo modificadas de los personajes principales, sobre todo la de Superman, y al mismo tiempo convence en las dos facetas por las que apuesta Injustice, la espectacular y la intimista. Para comprender el éxito en esta segunda faceta, de nuevo no hay mejor comprobación que el emotivo arranque de este Año dos, con una de esas secuencias llamadas a perdurar en la memoria del lector, algo que Miller también logra cuando recrea la explosión de Krypton y la huida del mundo a punto de morir de Kal-El, por mucho que hayamos visto esa secuencia una y mil veces. Y para disfrutar con lo primero, con lo más épico, vale prácticamente cualquiera de las secuencias en las que los personajes se multiplican en la viñeta para alcanzar un fantástico tono de épica. Todo acaba resultando entretenido en esta primera mitad del Año dos de Injustice porque está pensado para que lo sea, asumiendo lo imprevisible como un factor fundamental en la historia y sin el corsé que siempre supone la continuidad. Y sí, estamos ante un videojuego. Pero menudo videojuego. Ojalá todos los saltos multimedia tuvieran el ritmo y el entretenimiento que tiene este.

El volumen incluye los seis primeros números de Injustice: Gods Among Us – Year Two, publicados originalmente por DC Comics entre enero y junio de 2014. El contenido extra lo forman las portadas de Jheremey Raapack y varias páginas a lápiz de Bruno Redondo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: