CÓMIC PARA TODOS

‘Diagnósticos’, de Diego Agrimbau y Lucas Varela

p-diagnosticosEditorial: La Cúpula.

Guión: Diego Agrimbau.

Dibujo: Lucas Varela.

Páginas: 84.

Precio: 18,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Mayo 2016.

Desde el principio hay que dejar claro que Diagnósticos se merece el más encendido de los aplausos, porque Diego Agrimbau y Lucas Varela han sido capaces de construir uno de los tebeos más experimentales y gozosos de los últimos años, demostrando que siempre hay rincones en los que el lector puede ser sorprendido por la audaz imaginación de uno o más autores. En este caso, dos, quizá una muestra más de que para llevar a buen puerto estos Diagnósticos hay que estar un poco loco. ¡Y bendita locura! Lo que plantean Agrimbau y Varela es una colección de relatos cortos construidos a partir de seis afecciones, la mayoría bastante desconocidas para cualquier lector. Se trata de la agnosia, la claustrofobia (con diferencia, la más conocida), la sinestesia, la afasia, la akinetopsia y la prosopagnosia. Con ese punto de partida, Agrimbau construye unas historias con mucha imaginación, con mimo y con tiento, mientras que Varela les da forma para que no haya límite alguno a la hora de plasmar en dibujos lo que parece casi un imposible. Esta es, así, una obra valiente, atrevida y muy diferente, que además no se agota en sí misma y casi parece suplicar que haya una segunda tanda de Diagnósticos que sirva para expandir lo que ya es un universo riquísimo, construido con mucho talento e imaginación desbordante.

El principal acierto de Agrimbau radica en que ese mencionado punto de partida es de una complejidad inmensa. No sólo parte de algo tan poco habitual como es una afección médica, sino que además lo trata en primer lugar con un respeto absoluto y después con una vocación de explicar lo que es pero sin detenerse en lo academicista. Lo que Agrimbau plantea es un microcosmos, seis en realidad, uno para cada de estas afecciones, pero ni se detiene en ellas ni deja que sus relatos se vean devoradas por las mismas. La imaginación del escritor va mucho más lejos y plantea escenarios de géneros que van cambiando, desde la brillante recreación noir de la sinestesia a la abierta ciencia ficción de la prosopagnosia. En realidad, cualquiera de estos seis relatos podría haber aparecido en antologías de muy diferente naturaleza, cada uno de ellos tiene una fuerza imparable por separado, pero juntos se convierten en algo tremendamente especial. Porque son piezas independientes de un universo compartido, con valor por sí mismas pero mucho más cuando se juntan. Porque al terminar el libro la inmersión es absoluta, el afán por conocer más sobre estos seis casos es inmenso pero al mismo tiempo el entretenimiento, el amor por la narrativa y la imaginación desplegada son altamente destacables. Nada parece estar fuera de lugar en Diagnósticos.

Claro que para que una obra con este planteamiento tuviera éxito era ineludible acertar en su aspecto. Y lo que hace Lucas Varela es sencillamente deslumbrante. Todo lo que Agrimbau le plantea lo resuelve con una maestría espectacular. La forma en la que el dibujante rompe los límites de la página y las viñetas para mostrar los efectos de la claustrofobia es probablemente el mayor de sus aciertos, pero no se puede desdeñar el prodigioso uso de las onomatopeyas que muestra en el segmento dedicado a la sinestesia o el portentoso surrealismo que despliega para retratar la agnosia. El mismo arranque de cada uno de estos capítulos, con cada una de las protagonistas femeninas de estos relatos convertida en una muñeca recortable a la que vestir con los más delirantes complementos, es ya un indicativo de que estamos ante una genialidad. Lo es en términos generales pero también a nivel visual, quizá aún más en este precisamente porque lo que propone Agrimbau no parece nada fácil de trasladar a la viñeta. Y Varela lo hace con elegancia y sencillez, variando su propio estilo, sabiendo utilizando rótulos, iconografía, escenarios y diseño, dando vida a todo lo que le plantea el guión con una fuerza descomunal. Diagnósticos es una de las grandes sorpresas del año, un pequeño gran clásico desde ya y una de esas lecturas que dejan un sabor de boca inmejorable.

El volumen no tiene contenido extra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 4 julio, 2016 por en Cómic, Diego Agrimbau, La Cúpula, Lucas Varela y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 235 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: