CÓMIC PARA TODOS

’75 años de Green Arrow. Especial More Fun Comics (1941-2016)’

75_anosde_GAEditorial: ECC.

Guión: Alan Moore, Bill Finger, Dennis O’Neil, Mike Grell, Mort Weisinger y Scott Beatty.

Dibujo: Dick Dillin, George Papp, Jack Kirby, Klaus Janson, Neal Adams, Rick Hoberg y Shawn Martinbrough.

Páginas: 176.

Precio: 17,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2016.

Green Arrow, Oliver Queen, el Arquero Esmeralda, ahora simplemente Arrow para muchos gracias al éxito televisivo del personaje. Se le llame como se le llame, el personaje cumple 75 años. No es uno de los indiscutiblemente grandes de DC Comics, condición que se reserva tan solo a la trinidad que forman Superman, Batman y Wonder Woman, pero sí que es uno de los personajes clave para entender el alcance de la editorial en el mundo de los superhéroes, sobre todo en su vertiente más humana y realista. Y es que Green Arrow alcanzó su esplendor precisamente cuando puso los pies sobre la tierra, cuando rompió la condición de justiciero millonario por quedarse en la mayor de las pobrezas y cuando abandonó sus pintorescas flechas con forma de todo lo que se le pudiera pasar por la cabeza al lector de sus simpáticas aventuras para afrontar el drama de su propia vida. Green Arrow es un héroe, sí, pero uno que tuvo que aprender a serlo, uno que se maneja mucho mejor con un arco y una máscara que estando al lado de sus seres queridos, uno que actúa siempre como contrapeso de otros héroes, condición que le funcionó al lado de la Liga de la Justicia, de Green Lantern, de Canario Negro o incluso de Speedy. Con todo esto de su parte, Green Arrow cumple 75 años y sólo queda desear que, incluso después de volver de la muerte, aún le espere una larga vida.

Buscar las historias más representativas de la historia de Green Arrow no es fácil, incluso sin haber sido protagonista de su propia serie durante mucho tiempo, pero la selección que se ofrece en este volumen conmemorativo ayuda a hacerse una idea muy clara de qué es lo que mejor funciona en el personaje. ¿Felicidad completa? ¿Heroísmo sin fisuras? Desde luego que no. Oliver Queen es un hombre con dudas y con fisuras. Es un héroe, eso está claro, y uno que encuentra sus raíces en lo mejor del ser humano precisamente por luchar por los más desvalidos. Pero no llegó a ese punto enseguida. Tuvo que sufrir. Sufrió su ruina económica, la que ideó Dennis O’Neil para él en la espléndida ¡En cada hombre hay un demonio!, quizá la mejor definición del personaje que se ha hecho nunca, en la tan breve como brillante Olimpiadas nocturnas que escribió con genio Alan Moore, pero sobre todo en la desgarradora Los pájaros de nieve no vuelan, que revela el descomunal fracaso de Oliver Queen como padre y la caída en el mundo de las drogas de Roy Harper, una historia prácticamente coincidente en el tiempo con la mítica historia en la que Harry Osborn, el mejor amigo de Spiderman se mostraba como un adicto y rompía por los aires la censura del Comics Code Authority. Hay más en ese volumen, pero eso es claramente lo mejor. Y hasta imprescindible.

La última de esas historias mencionadas, dibujada por un Neal Adams que ya estaba redefiniendo el cómic de superhéroes con una fuerza brutal, es también una muestra del excepcional nivel gráfico que hay en este recipilatorio. Que el volumen arranque con la ingenuidad de la primera mitad del siglo XX que se veía en el trazo de George Papp, o incluso en las de un Jack Kirby lejos de su salvaje maestría posterior, implica que estamos ante un delicioso repaso a la evolución del mismo género. Klaus Janson se pone al servicio de Alan Moore para aportar una versión muy interesante del personaje, y resulta igualmente encantador el revival clásico de Shawn Martinbrough, pero resulta inevitable regresar al Green Arrow de Adams, auténtica joya de esta antología y muestra del descomunal talento que desplegaron O’Neil y Adams a la hora de convertir a esta pareja de superhéroes casi sin relación si no fuera por el color de sus uniformes en uno de los dúos más admirables de toda la historia editorial de DC. Y es que Green Arrow, casi sin que muchos se hayan dado cuenta, se ha colado en la historia de ese universo como parte de su conciencia más realista y social. Por eso, ver cómo ha llegado a ese punto y qué es lo que define su existencia, que es justo lo que hace este volumen, es algo que cualquier aficionado agradecerá.

El volumen incluye el número 73 de More Fun Comics, el 250 de Adventure Comics, el 75 de Justice League of America, los 549 y 550 de Detective Comics, los 85 y 86 de Green Lantern, el 75 de Green Arrow y el 33 del siguiente volumen de Green Arrow, publicados todos ellos por DC Comics entre 1941 y 1993. El contenido extra lo forman una introducción de Fran San Rafael y la portada original de Howard Sherman para el número 73 de More Fun Comics.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: