CÓMIC PARA TODOS

‘Harley Quinn’ 5, de Amanda Conner, Jimmy Palmiotti y Chad Hardin

harley_quinn_num5Editorial: ECC.

Guión: Amanda Conner y Jimmy Palmiotti.

Dibujo: Chad Hardin, Jed Dougherty, Bret Blevins, Pasquale Qualano, Flaviano Armentaro y Moritat.

Páginas: 128.

Precio: 12,50 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Marzo 2016.

Si no fuera por la diferencia que hay entre la publicación original de las series en Estados Unidos y el momento de su llegada a España, casi habría que pensar que hay una relación directa entre el arreón que ha pegado Harley Quinn y la cercanía del estreno de Escuadrón Suicida en la que el personaje interpretado por Margot Robbie se intuye que tendrá un papel estelar. Porque Amanda Conner y Jimmy Palmiotti definitivamente han puesto la directa en sus guiones y ahora la serie ya va como un tiro. Ya es el tebeo chiflado y alocado que merecía la buena de Harley, que no es ni mucho menos el mismo personaje que debutó en Batman: The Animated Series a comienzos de los 90, tampoco el que dio el salto a la continuidad de los cómics poco tiempo después como compañera del Joker ni tampoco el contrapunto lunático y algo psicótico a las otras dos grandes rivales de Batman, Hiedra Venenosa y Catwoman, a las que se unió en Musas de Gotham, pero al menos ya tiene una identidad clara y forjada, divertidísima a través de unos guiones que se sustentan tanto en los afilados diálogos como en las rocambolescas situaciones que plantean, haciendo que aquí el villano sea una tergiversación bufa de Popeye y que Harley actúe como la líder de una memorable banda de secuaces vestidas como ella. Todo muy loco, ¿pero acaso cabía esperar otra cosa de Harley?

Lo que cambia es que, parece que de forma definitiva, Conner y Palmiotti tienen plenamente controlada esa locura. No tanto en el especial que completa este quinto volumen de la edición española, Excursión psicodélica, una road movie de chicas, precisamente de Harley, Hiedra y Catwoman, que promete más de lo que ofrece, pero sí desde luego en la serie regular, que ha encontrado un tono disfrutable en la doble vertiente que exploran los autores. Por un lado, los aciertos en los que incurren ambos a la hora de crear un mundo propio para la protagonista, con La banda de las Harleys, presentadas en un delirante episodio y desarrolladas a través del segundo plano que funciona en la serie a las mil maravillas: las amenazas a las que hacen frente. Porque este Capitán Strong que obtiene su fuerza de unas algas verdes que tanto recuerda a Popeye y sus espinacas es sólo una de las incontables bromas de cultura popular con las que Conner y Palmiotti trufan sus guiones, en los que también funciona el humor más directo (la escena del robo del móvil es sencillamente divertidísima), y esto sí parece que les ha costado más antes de llegar a este punto tan satisfactorio. Incluso las alucinaciones encajan en la insondeable mente de Harley con tanta precisión como los cartuchos de texto y hasta la ruptura de la cuarta pared tan propia de Deadpool.

Cuando una serie la escribe un dibujante pero deja los lápices en manos de otro, siempre surgen dudas en los aficionados, que sin duda imaginan cómo sería la versión del primero. Amanda Conner, además, realiza las portadas de Harley Quinn, con el estilo con el que ya triunfó, por ejemplo, en Power Girl, con lo que el ejercicio es bastante más sencillo. Por eso tiene aún más mérito que Harley Quinn siga siendo una serie cien por cien propia de Chad Hardin. No es una ruptura total con lo que propone Conner, ni mucho menos, y de hecho ambos coinciden en el gusto por la diversión gráfica más desenfadada y colorista, con un adecuado nivel de caricatura, pero sería injusto darle el mérito de esa orientación a Conner. Hardin es un dibujante francamente bueno, porque hay que serlo para dar vida a una serie tan alocada. Se entiende que la serie cuente con otros dibujantes para los especiales o para las secuencias oníricas o alucinógenas que vienen trufando la serie, pero en la de este número, una suerte de aventura pirata protagonizada por Harley, sí que es de lamentar que Hardin no la haya podido disfrutar, por mucho que Jed Dougherty la completé con una splash page fantástica. El caso es que Hardin entiende a Harley Quinn. Y Conner y Palmiotti también, al menos a esta Harley Quinn que han construido y que tan divertida resulta.

El volumen incluye los números 17 a 19 de Harley Quinn, el 2 de Convergence Plastic Man and the Freedom Fighters y Harley Quinn Road Trip Special, publicados originalmente por DC Comics entre junio y septiembre de 2015. El único contenido extra son las portadas de Amanda Conner, Alex Sinclair y Paul Mounts.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 247 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: