CÓMIC PARA TODOS

‘La Torre Oscura. El hombre de negro’, de Peter David y Alex Maleev

9788466330954Editorial: Penguin Random House / DeBolsillo.

Guión: Peter David.

Dibujo: Alex Maleev.

Páginas: 144.

Precio: 14,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Abril 2016.

Después del punto culminante en el que había quedado el relato en cómic de La Torre Oscura tras el final de su novena entrega, La estación de paso (aquí, su reseña), y teniendo en cuenta que esta décima tiene el sugerente título de El hombre de negro, alusión clara y evidente a quien persigue Roland Deschains, cabía suponer a priori que estamos ante un punto culminante de este largo relato. Y lo es, pero seguramente no de la manera en la que muchos pensaban que sería, porque en realidad los cuatro primeros números de esta miniserie son una prolongación de lo que ya se había visto en La estación de paso, la continuación de la relación del Pistolero con el joven y misterioso Jake, y ese encuentro climático entre el protagonista de esta serie y su presa durante tanto tiempo no llega hasta el último de los cinco números de los que se compone este episodio. Y tampoco de la manera en que podía preverse. El guión de Peter David se permite además el lujo de alejarse en algunos momentos del relato original de Stephen King, lo que añade algunas notas más de interés a esta parte del relato, que lejos de ser definitiva, y tal y como se llega a indicar durante su misma narración, es más un pequeño punto y aparte que un final, que apuesta por seguir dejando abiertos muchos interrogantes y dar pocas respuestas claras.

En el fondo, eso viene a ser parte de la esencia de La Torre Oscura, un claro relato río en el que no es fácil decidir, desde luego no a priori pero en ocasiones tampoco a posteriori, qué partes de su historia son esenciales y cuáles son de transición. La estación de paso parecía de las segundas, y en ese sentido El hombre de negro prolonga esas sensaciones. Pero al mismo tiempo David da la impresión de estar mostrando muchas cosas que tienen una importancia capital en este viaje del protagonista, toda vez que ya se ha producido una intrigante fusión entre el mundo de fantasía que simboliza Roland y el realista que encarna Jake, cuyos diálogos casi parecen sacados de una buddy movie pero que encierran una gravedad bastante notable. David sabe moverse en ese escenario sin caer en la comedia, que es exactamente lo que no necesita La Torre Oscura en general y mucho menos este episodio en concreto del relato. Quizá el problema esté en que, hasta llegar al final, no hay demasiadas sorpresas. Sí un interesante elemento de duda en la relación entre Jake y el Pistolero, pero nada que cambie demasiado lo que ya se había visto en La estación de paso. Y David, además, se deja llevar quizá demasiado por la necesidad de dejar demasiados elementos de la historia con tintes de adivinanza, profecía o adivinación y, en el fondo, se echa en falta algo más de concreción.

Alex Maleev se introduce en el mundo de La Torre Oscura en esta miniserie y deja unas sensaciones peculiares. Juega con algo en contra, y es que esta adaptación al cómic de las novelas de Stephen King nació con el muy marcado estilo de Jae Lee, que nada tiene que ver con el de Maleev. Intenta seguir sus pasos en cuanto a sombreado y color, pero es evidente que la serie ha entrado en una fase completamente diferente. En general, el trabajo es en todo caso bastante bueno, aunque en algunas de las escenas de acción Maleev se muestre algo demasiado estático para lo que se entiende que está sucediendo. Es ahí, en el tramo central de la miniserie, donde su trabajo destaca menos y donde se nota que, de alguna manera, se está alargando un episodio que podría no haber sido tan largo de haberse fusionado con La estación de paso. La Torre Oscura está en una pequeña encrucijada, porque si bien es verdad que la historia sigue manteniendo el interés de siempre, al mismo tiempo está dejando la sensación de estar estirando algo artificialmente la historia. Lo bueno sigue ahí, pero las dudas también se han instalado en la serie, que necesita dar algún paso hacia adelante en firme para recuperar las sensaciones originales. En todo caso, sigue siendo un genuino capítulo de La Torre Oscura y convencerá a sus seguidores por muchas razones.

El volumen incluye los cinco números de The Dark Tower: The Gunslinger. The Man in Black, publicados originalmente por Marvel Comics entre agosto y diciembre de 2012. El único contenido extra es una introducción de Robin Furth.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 21 junio, 2016 por en Alex Maleev, Cómic, La Torre Oscura, Marvel, Peter David, Randon House Mondadori y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 247 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: