CÓMIC PARA TODOS

‘Polar 2. Ojo por ojo’, de Víctor Santos

01324410201_gEditorial: Norma.

Guión: Víctor Santos.

Dibujo: Víctor Santos.

Páginas: 168.

Precio: 19,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2016.

La excelencia de la que dio muestra Víctor Santos en el sensacional primer volumen de Polar, Surgido del frío (aquí, su reseña), cuenta con una espléndida continuación en este segundo, Ojo por ojo, que tiene el acierto de hacer que el protagonista de la historia original, Black Kaiser, asuma un magnífico rol secundario para que los focos se centren en Christy White, una víctima que se transformará en algo mucho más peligroso. “Este mundo no está preparado para la venganza de una mujer”, dice Santos en uno de los cartuchos de textos que se añaden en la versión impresa de este relato, originalmente publicado como webcómic mudo, y con esa sencilla frase el autor sienta las bases de la historia que vamos a ver, una que completa con una experimentación visual deslumbrante que, además, rehúye en buena medida la repetición de lo que ya hizo del primer Polar una de esas magníficas experiencias por las que ha de pasar cualquier amante del cómic. Ojo por ojo es, y no hay más complicación que esa, un relato de venganza. Sangriento y violento. Audaz por la forma más que por el fondo, pero vibrante, de esos que perduran en el recuerdo y de los que hacen que su protagonista quede incorporada al panteón de ¿heroínas? de ficción más atractivo, y no sólo desde un punto de vista físico, como durante demasiado tiempo ha sido costumbre en el mundo del cómic.

El mismo planteamiento de Polar obliga a que las historias sean sencillas y directas. Ojo por ojo no es una ninguna novedad en este sentido, es el camino del héroe más clásico, de la heroína en este caso, trasladado a un universo mucho más turbio y violento. Este segundo tomo de la serie es una resurrección y una transformación. Christy arranca la historia como víctima y acaba siendo uno de esos personajes que coge las riendas de su vida de la forma más contundente. Sin dobleces, sin intrigas. De forma directa y sin subtramas que despisten. Y eso que Santos se las arregla para que se perciba la complejidad del mundo que ha planteado alrededor de Christy, por ejemplo con un memorable flashback que hace que la historia no sea sólo una simple venganza sin ningún tipo de armazón alrededor. Santos crea, construye y hacer evolucionar, e incluso con su violento y abierto final encuentra la manera de que el lector siga pensando en lo que ha visto, en lo que significa y en lo que podría pasar a continuación. Esa es la magia de Polar, que sin liarse en su narración sí acaba atrapando al lector para que vea mucho más de lo que hay en la página. Es, de este modo, un ejercicio de estilo que trasciende su propia ambición visual y se convierte en un pequeño gran clásico moderno que nunca se agota, sin importar cuántas veces se lea.

Eso, con la sencillez de la historia, tiene un mérito indudable. Pero es que el poder hipnótico que tiene la experimentación visual de cada página es algo tan fascinante que Ojo por ojo es casi más brillante que Surgido del frío. Y eso que la capacidad de sorpresa se la quedó el primer álbum y este segundo tenía ya un camino marcado. Santos lo sigue, por supuesto, la continuidad es fluida y natural, pero al mismo tiempo hace que el dibujo dé una importancia impresionante a la psicología de su protagonista gracias a lo que ve, a esos pequeños cortes de la realidad marcados en rojo que hacen que sus enemigos sean los monstruos que trataron de acabar con ella. Merece una mención especial el ya mencionado flashback, al que Santos imprime una belleza especial, con un trazo en rojo sobre fondo blanco que incide en las cualidades casi oníricas de la escena. Esos dos detalles, además de las dos historias extra que tiene el libro, una de las cuales aporta algo más de color al mundo de Polar, es lo que separan a este segundo volumen de la monotonía en que podía haber caído tras el éxito del primero. Porque si Santos sigue a este nivel y mantiene el nivel de experimentación, la única conclusión posible es que seguimos estando ante uno de esos cómics que se han ganado con todo merecimiento un hueco en el corazón de los lectores.

Ojo por ojo contiene las páginas que Víctor Santos publicó como webcómic entre el 28 de febrero de 2013 y el 1 de mayo de 2014. Dark Horse recopiló esas tiras en el volumen Polar: Eye for an Eye en abril de 2015. El contenido extra del volumen es un portafolio de bocetos e ilustraciones de Víctor Santos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 20 junio, 2016 por en Cómic, Dark Horse, Norma, Víctor Santos y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 247 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: