CÓMIC PARA TODOS

‘El asombroso Spiderman’, de Roger Stern y John Romita Jr.

image_gallery (1)Editorial: Panini.

Guión: Roger Stern, Jack Strand, Bill Mantlo y Tom DeFalco.

Dibujo: John Romita Jr., Rick Leonardi, Bob Hall, Frank Giacola, Ron Frenz, Terry Austin, Ed Hannigan, Dan Green y Klaus Janson.

Páginas: 760.

Precio: 45 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2016.

¿Qué mejor manera de evaluar la etapa de Roger Stern y John Romita Jr. al frente de El asombroso Spiderman que leer la mítica historia doble que forman ¡Nada puede detener al Juggernaut! y ¡Contra el enemigo invencible!? Ahí está la esencia de la aventura al más puro estilo Marvel que propusieron estos dos autores para revitalizar las series del superhéroe arácnido a comienzos de los años 80. Si sólo hubieran hecho eso, ya merecerían el más entusiasta de los recuerdos. Pero además forjaron la relación entre Spidey y la Gata Negra, le dieron una nueva vida a la Tía May en lo afectivo y en lo empresarial, recuperaron a Mary Jane para la siempre complicada vida amorosa de Peter, crearon un clásico de los que pone la piel de punta con la inolvidable y sencillamente preciosa ¡El niño que colecciona Spiderman! y, quizá lo más recordado, colocaron en el panorama del Trepamuros de Marvel al Duende, nexo de unión maravilloso entre la tradición más clásica, la que simbolizó el Duende Verde como el más grande villano del héroe, y la modernidad de encontrar nuevos desafíos para el personaje. Todo esto está contenido en los dos años y medio que Stern y Romita dirigieron parte de los destinos de Spiderman, y todo está en este formidable volumen integral que hará las delicias de los lectores más clásicos de Spidey.

Por mucho que haya evolucionado el personaje en los últimos años con arcos argumental tan largos como el de Spiderman Superior (aquí, reseñas de todos sus números), y por muchos fregados en los que Marvel le haya metido, como los acontecimientos de Civil War (aquí, su reseña) o el famoso Mefistazo, lo clásico es lo que mejor ha funcionado siempre en el personaje. Y lo clásico es básico para entender lo que hizo Stern, que supo unir lo mejor de los primeros años del personaje con lo que realmente tocaba en la evolución natural. Por eso, Peter ya no está en el instituto, sino tomando decisiones de adulto. Los agobios son los mismos. O los que naturalmente serían los mismos en una vida real. Y los retos a los que hace frente como Spiderman son igual de fascinantes que los que idearon en su momento Stan Lee y Steve Ditko. La historia de Juggernaut es el mejor ejemplo superheroico, uno de esos enfrentamientos en los que Spiderman nunca podría ganar pero en los que pone todo su empeño porque es lo correcto. Pero ojo a la mencionada ¡El niño que coleccionaba Spiderman!, que habla del mismo espíritu del personaje, de lo que de verdad impulsa a Peter a ponerse esa máscara, de la historia siempre viva del héroe. Y, por supuesto, es imposible disociar a Stern del Duende, de su creación y del mítico misterio de su identidad secreta.

John Romita fue, sin duda, uno de los grandes artistas de Spiderman. De los grandes de verdad, de los que ayudó a definir el aspecto que tuvo el personaje para más de una generación. Su hijo, Romita Jr., vivió con ese legado durante mucho tiempo. Y es inevitable ver la sombra de su padre en los números que forman este volumen, primera aproximación completa al personaje del segundo gran ilustrador de la saga de los Romita. También es verdad que el propio Romita Sr. puso su granito de arena entintando los que, sin duda no por casualidad, están entre los mejores números de esta etapa en cuanto a su nivel visual. Pero Romita Jr., en cualquier caso, mostró una enorme versatilidad, potenciado por el trabajo de sus muy distintos entintadores (si se nota un salto es, por ejemplo, con los rotuladores de Klaus Janson) y evidenciando algo del estilo que acabaría siendo más propio y alejado del de su padre. Pero su Spiderman, este Spiderman, fue siempre notable. Sobresaliente en ocasiones, con escenas memorables, como la del tramo final del enfrentamiento con Juggernaut, o algunas de las secuencias en las que el nuevo Duende comenzaba a adquirir la etiqueta de gran villano. Con todo ello, Stern y Romita Jr. firmaron una espléndida etapa de El asombroso Spiderman que aún hoy se lee con un enorme agrado.

El volumen incluye los números 224 a 251 de The Amazing Spider-Man y los Annual 16 y 17 de la misma serie, publicados originalmente por Marvel Comics entre enero de 1982 y abril de 1984. El contenido extra del volumen lo forman una introducción de Julián Clemente, las portadas originales, fichas y mapas aparecidos en los Annual y bocetos del Duende realizados por John Romita Jr.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 237 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: