CÓMIC PARA TODOS

‘Batgirl. Interferencia’, de Cameron Stewart, Brenden Fletcher y Babs Tarr

Batgirl_InterferenciaEditorial: ECC.

Guión: Cameron Stewart y Brenden Fletcher.

Dibujo: Babs Tarr, Joel Gómez, Jake Wyatt, Michel Lacombe, Bengal, David Lafuente, Ming Doyle y Mingjue Helen Chen.

Páginas: 144.

Precio: 13,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Marzo 2016.

La forma en la que DC ha reiniciado a la Batgirl del reboot es todo un acierto. En su primer volumen, La chica murciélago de Burnside (aquí, su reseña) quedó un atisbo de duda precisamente porque el desenfreno con el que se entregaba a las redes sociales no parecía encajar precisamente con quien en otra vida y confinada en una silla de ruedas se había convertido en la mayor fuente de información de los héroes del universo DC. Pero eliminando ese aspecto, Interferencia confirma ese acierto de la editorial con Batgirl. La razón es muy sencilla, y es que el toque entre juvenil y adulto que tiene la serie funciona francamente bien con personajes femeninos de sólida base psicológica, como siempre ha sido el caso de Barbara Gordon. Y aunque hay demasiados vínculos en la historia con otras series, como las de Batman o incluso Grayson, la forma en la que Cameron Stewart y Brenden Fletcher están escribiendo el relato y, sobre todo, el increíble estilo visual que le ha dado Babs Tarr, hacen de Batgirl una de esas series que ahora mismo merece mucho la pena leer y disfrutar, porque siguiendo la habitual fórmula de una serie de televisión, la que construye un entorno de secundarios habituales para mayor lucimiento de la protagonista, ha sabido entender al personaje y al rincón del universo de la familia Batman que le corresponde.

Interferencia y Protección contra sobrecargas, el relato en dos episodios en el que Batgirl se enfrenta a Livewire es precisamente la mejor muestra de los aciertos de los escritores de la serie. Y lo curioso es que lo hace con un elemento que ya empleó en su momento Gail Simone, el de colocar a Batgirl enfrentándose con su padre, James Gordon. La casualidad ha querido que ese choque sea desde unas perspectivas mucho más aventureras y superheroicas, pero es lo que sirve a Stewart y Fletcher para marcar diferencias con la etapa de Simone. Ahora, incluso con drama, todo es mucho más divertido en Batgirl, menos grave y, por extensión, más divertido. Y en ese tono, estos dos autores están logrando sus objetivos con más eficacia que Simone los suyos. Hay más aciertos en la serie regular, en ese duelo con Livewire y en el posterior contra la Tigresa de Terciopelo (¿es casualidad que todas ellas sean personajes femeninos?), que en el Annual que completa este segundo volumen de la nueva etapa, pero el progreso es notable. Stewart y Fletcher saben llevar a Barbara por todo el espectro emocional posible, desde sus amistades a sus amores, pasando por supuesto con la relación con su padre y, por qué no decirlo, con su galería de villanos (villanas) todavía en construcción.  Y todo con un notable nivel de entretenimiento.

Es imposible disociar el éxito de esta nueva etapa de Batgirl del formidable trabajo de Babs Tarr. Es ella quien ha sabido vincular el nuevo tono juvenil y caricaturesco de la obra con un acabado superheroico envidiable, donde Batgirl luce fenomenal como icono joven y moderno, pero también es capaz de mostrar el movimiento que se espera de una heroína como ella. Tarr no rehúye en ningún momento las influencias que tiene del mundo de la animación, y en ocasiones da la impresión de que algunas viñetas y secuencias bien podrían formar parte del libro de arte y los storyboards de una serie animada. No hay que olvidar que uno de los puntos débiles de la etapa de Gail Simone fue, precisamente, no tener a un dibujante de referencia, y la presencia de Tarr, aunque el Annual incluya a más dibujantes y también haya un fill-in ilustrado por Bengal, es el toque que le faltaba a Batgirl para dar un salto hacia adelante que satisfará tanto a los seguidores más clásicos de Barbara Gordon, incluso a aquellos que dudaron del movimiento de DC de enterrar su identidad de Oráculo para que regresara a las calles y a la acción, como a quienes busquen una nueva heroína, entretenida y con un poso mayor del que ofrece un cómic infantil. No es poca cosa viendo la siempre alargada sombra del murciélago que amenaza con contagiar su sombrío a estilo a todo lo que se le acerque.

El volumen incluye los números 41 a 44 de Batgirl, publicados originalmente por DC Comics entre junio y septiembre de 2015, el Annual número 3 de Batgirl, de julio de 2015, y el número 2 de Convergence: Infinity Inc., de mayo de 2015. El contenido extra lo forman una introducción de Felip Tobar y las portadas originales de Cameron Stewart, Bengal, David Lafuente y Babs Tarr.

Anuncios

Un comentario el “‘Batgirl. Interferencia’, de Cameron Stewart, Brenden Fletcher y Babs Tarr

  1. MrCervero
    17 junio, 2016

    Cada vez tengo más ganas de hacerme con este tomo (y con el anterior). En un principio pensé que sería algo demasiado juvenil, pero no paran de recomendármela y he leido ya varias reseñas positivas. Creo que con este artículo ha pasado definitivamente a mi lista de deseos jejeje

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: