CÓMIC PARA TODOS

‘Superman y los hombres de Acero’, de Grant Morrison, Rags Morales y Andy Kubert

Superman_yloshombresdeaceroEditorial: ECC.

Guión: Grant Morrison.

Dibujo: Rags Morales, Andy Kubert, Brent Anderson, Gene Ha y Brad Walker.

Páginas: 256.

Precio: 25 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Febrero 2016.

Cuando DC decidió reiniciar su universo en 2011 con los Nuevos 52, uno de los títulos más esperados a priori era el Action Comics que iba a escribir Grant Morrison. Su trabajo con Batman había sido complejo y minucioso, y teniendo en cuenta el precedente de All Star Superman, y teniendo en cuenta que Morrison iba a encargarse de una etapa algo más juvenil de Clark Kent pero ya en Metrópolis e iniciando su carrera como el Hombre de Acero, la expectación estaba más que justificada. Pero el resultado, al menos en su arranque, no llegó tan lejos como se podía prever. Morrison introdujo muchos elementos muy pronto, incorporó el traje de Superman de una forma que vinculara la realidad kryptoniana del personaje y su papel como héroe en la Tierra de una forma que se asemejaba mucho a cómo lo hizo Zack Snyder en El Hombre de Acero (aquí, su crítica) e introdujo muchos elementos, muchísimos, un nuevo Metallo, un nuevo Brainiac, y prácticamente un nuevo Lex Luthor, por no hablar de una relación completamente diferente con Jimmy Olsen y, sobre todo, con Lois Lane, e incluso un origen narrado de nuevo para ver la explosión de Krypton y la forma en que Kal-El salvó la vida. Mucha información mezclada con mucha acción, un ritmo muy alto y muy poca pausa para ir asimilando tantos conceptos.

No se puede decir que este primer volumen del Superman de Morrison sea un mal tebeo, ni mucho menos, pero ante todo tiene un enemigo formidable y difícil de batir: la memoria. Y es que, con tanto reinicio y tanta historia de origen, Morrison se adentra en un terreno que Supoerman ya había transitado con bastante brillantez tanto en Tierra uno como en El origen de Superman (aquí, su reseña), por no hablar del anterior gran reboot de la historia del Hombre de Acero, el que acometió en los años 80 John Byrne (aquí, su reseña). ¿Mejora Morrison estos precedentes? No. Los actualiza, los introduce en su personal batidora y deja unos cuantos elementos de mucho interés, sobre todo porque jugar con un Clark cuyos poderes todavía no han alcanzado la plenitud es algo que funciona bastante bien. Pero al final lo que mejor se recibe es lo que apela a la nostalgia, ya que las secuencias en Krypton se convierten en lo más brillante. Morrison tiene mucho interés en mostrar un Superman diferente, menos maduro, menos correcto y educado, con una experiencia mucho más reducida y abierto a cometer errores de todo tipo. Y explora algo que no suele tenerse demasiado en cuenta, su identidad secreta. Pero son más bien pinceladas de gran ingenio, algo que se le presupone a Morrison, que una historia verdaderamente completa.

En cuanto al dibujo, es Rags Morales quien arranca la etapa de Morrison, y lo hace francamente bien, aprovechando las muchas escenas de acción que le propone el escritor y con un buen rediseño de todos los elementos ya conocidos del mundo de Superman, desde su misma presencia a la de otros personajes como Acero, como todo lo nuevo (o, al menos, circunstancialmente nuevo), para que las aventuras de este héroe todavía en ciernes sean creíbles tanto en el ambiente urbano como en el espacio. Morales encaja a la perfección en los estándares que buscó DC para sus Nuevos 52, no cabía esperar menos de la que debía ser una de las series estrella del reinicio por la presencia de Morrison, y de la misma manera se puede entender que diera el relevo a Andy Kubert, que tiene la suerte, y el acierto, de ocuparse de la revisión de Krypton y de la aparición de la Legión de Superhéroes, conceptos indudablemente asociados a la leyenda de Superman. Entre ambos, dotan al volumen de un aspecto visual notable, una ayuda impagable al ritmo que impone Morrison y la mejor manera posible de enmascarar sus defectos y enganchar a nuevos lectores que no hayan pasado por las historias previas que sí pueden hacer sombra a este arranque. Entretenido, sin duda, pero lejos de ser tan rompedor como cabía esperar.

El volumen incluye los ocho primeros números de Action Comics, publicados originalmente por DC Comics entre septiembre de 2011 y abril de 2012. El contenido extra lo forman las portadas originales de Rags Morales, Andy Kubert, Jim Lee, Ethan Van Sciver, Gene Ha, Michael Choi, Chris Burnham y Fary Frank, y un portafolio de bocetos y diseños comentado por Grant Morrison, Rags Morales y Gene Ha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 6 junio, 2016 por en Andy Kubert, Brad Walker, Brent Anderson, Cómic, DC, ECC, Gene Ha, Rags Morales y etiquetada con , , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: