CÓMIC PARA TODOS

‘Star Wars. Heredero del Imperio’, de Mike Baron

portada_star-wars-heredero-del-imperio-nueva-edicion_timothy-zahn_201602231544Editorial: Planeta Cómic.

Guión: Mike Baron.

Dibujo: Oliver Vatine, Fred Blanchard, Terry Dodson y Edvin Biukovic.

Páginas: 440.

Precio: 35 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Mayo 2016.

Ahora que el universo expandido clásico de Star Wars ha pasado a mejor vida para dar cabida a nuevas extensiones a cargo de Disney, Marvel y otras empresas a las que se ceden los derechos para continuar con el legado del universo de Geoge Lucas, es especialmente gratificante y curioso comprobar cómo se prolongó la historia clásica, la de la trilogía original, en el imperio multimedia que Lucasfilm organizó durante años. Heredero del Imperio es probablemente uno de los relatos más populares en ese sentido, primero plasmado en las novelas de Timothy Zahn y después adaptado al cómic por Mike Baron en tres miniseries consecutivas, la primera con el título con el que se ha conocido la serie, la segunda El resurgir de la Fuerza oscura y la tercera La última orden. Y el caso es que estamos ante un relato de una tremenda ambición. Tanto que, por momentos, parece escaparse del estilo aventurero de la película original para adentrarse en unos derroteros quizá incluso algo farragosos y que no siempre quedan del todo controlados en un cómic con mucho texto. Pero Star Wars es Star Wars y conocerlo es quererlo, por lo que Heredero del Imperio acaba siendo un relato mucho más que digno, apasionante por momentos y con un cuidado exquisito por lo que hizo de la saga la franquicia más querida y seguida del entretenimiento popular nacido en el siglo XX.

Hay que reconocer que Baron no lo tenía fácil. La historia de Heredero del Imperio es muy grande. Es una especie de reciclado de las tres películas clásicas para coger de cada una de ellas lo que más convenga, recuperando ese carácter cíclico que siempre ha tenido la saga y que tanto George Lucas con la trilogía de precuelas como ahora J. J. Abrams con El despertar de la Fuerza (aquí, su crítica) no han dudado en explotar en el cine. No es fácil tener que supeditarse a los diálogos ya perfectamente escritos por Zahn, como el propio Baron reconoce. Y quizá eso es lo que hace que la lectura sea algo más lenta de lo habitual y que sea ahí, en los diálogos y en la historia, donde se centre esta adaptación, olvidando en algún que otro momento las escenas de acción que habrían sido necesarias para dar algo más de ritmo al relato. Ese es quizá el gran pero que se le puede poner a Heredero del Imperio, un volumen que alcanza un clímax extraordinario y que se beneficia de dos personajes formidables que añadir al reparto clásico. Por un lado, Mara Jade, con su obsesión por destruir a Luke Skylwaker. Por otro, el Gran Almirante Thrawn. Ellos, junto con la construcción de la Nueva República, son las grandes bazas de esta historia ubicada cinco años después de los acontecimientos de El retorno del Jedi (aquí, su crítica).

Es bastante peculiar que Heredero del Imperio mantenga una cohesión narrativa tan completa siendo una trilogía de miniseries firmada por tres ilustradores no ya distintos sino con muchos puntos divergentes entre sí. Olivier Vatine y Fred Blanchard muestran en el primer tramo el dibujo más caricaturesco a priori, pero de una eficacia excepcional, como se ve en su encarnación de Thrawn, la mejor de las tres miniseries. Sorprende ver que el segundo de los dibujantes, el de El resurgir de la Fuerza Oscura, es Terry Dodson, con un estilo todavía no tan marcado como en sus trabajos más populares, incluyendo el que mostró en Star Wars. Princesa Leia (aquí, reseña de su primer número), con un parecido mayor con los actores de las películas y un acabado muy atractivo. Y cierra el libro en La última orden Edvin Biukovic, un ilustrador quizá algo más esquemático, menos detallista, pero que poco a poco se va haciendo con las riendas del relato. Los tres, a su manera, interpretan francamente bien el universo Star Wars, y lo hacen además sin excesivas escenas épicas de acción, sin grandes batallas estelares y apoyándose, sobre todo en el carisma de los personajes. Heredero del Imperio es una lectura densa pensando que estamos hablando de Star Wars, pero eso mismo hace que haya múltiples focos de interés para la lectura e incluso para la relectura.

El volumen incluye los seis números de Star Wars: Heir to the Empire, publicados originalmente por Dark Horse entre octubre y abril de 1996; los seis de Star Wars: Dark Force Rising, de entre mayo y octubre de 1997; y los seis de Star Wars: The Last Command, de entre noviembre de 1997 y julio de 1998. El contenido extra lo forman una introducción de Mike Baron y algunas de las portadas originales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 235 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: