CÓMIC PARA TODOS

‘Green Arrow’, de Brad Meltzer y Phil Hester

GA_Brad_MeltzerEditorial: ECC.

Guión: Brad Meltzer.

Dibujo: Phil Hester.

Páginas: 176.

Precio: 17,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Febrero 2016.

Oliver Queen volvió de entre los muertos. Lo hizo para protagonizar una fantástica etapa de Green Arrow escrita por Kevin Smith (aquí, su reseña). Puede que ese sea el mejor cómic que haya escritor el gran aficionado a los tebeos que es el director de Clerks, Mallrats o Persiguiendo a Amy. Puede. Pero la vida sigue, y la de Oliver Queen no es ninguna excepción. Pero una vez de nuevo entre los mortales, ¿qué podía ofrecer esta serie para mantener el listón? La respuesta la dio Brad Meltzer de la mejor manera posible, aunando la nostalgia con el presente, un presente del que ya han transcurrido ya casi catorce años. Pero eso mismo es lo que, de alguna manera, hace que el Green Arrow de Meltzer sea totalmente inmortal. Es, como dice Greg Rucka en el artículo que cierra el volumen, una historia bien contada. Lo es, y efectivamente no hay tantas tan bien contadas como para que no sea ese el principal motivo para admirarla. Pero es una historia bien contada que además es fiel, respetuosa y hasta deudora de etapas que sí han quedado muy atrás del cómic de superhéroes norteamericano. Meltzer supo explicar quién es Green Arrow a los nuevos lectores y, al mismo tiempo, colocar al borde de la emocionada lágrima a quienes llevan años adorando al personaje. Pocas cosas hay más difíciles que desafiar al paso del tiempo en un tebeo de superhéroes.

¿Cómo lo logra Meltzer? Imaginándose un punto de partida espléndido, uno que explica él mismo en las líneas con las que acompaña este libro, y que no es otro de pensar en qué sucede tras la muerte de un superhéroe. ¿Quién se ocupa de sus recuerdos? ¿De que estos no caigan en malas manos? Y una vez vuelto a la vida, ¿qué es lo más importante que tiene que recuperar ese superhéroe caído en combate? Con esta premisa tan realista, Meltzer consigue trazar una maravillosa radiografía del habitualmente impenetrable y socarrón Oliver Queen, más incluso que de Green Arrow, recordando algo que en realidad sabemos todos los aficionados a los superhéroes pero que no siempre es el propósito esencial de los guionistas, y es que los tipos que se esconden tras las máscaras son sobre todo seres humanos. Entender eso es estar en el camino perfecto para escribir una buena historia. Y a Meltzer no se le olvida nada para, al mismo tiempo, trazar una hermosa radiografía del personaje, su relación con Roy Harper, con su hijo Connor, por supuesto con Dinah, Canario Negro, el amor de su vida, y desde luego recordando sus grandes amistades con otros dos camaradas caídos, los Flash y Green Lantern más importantes del universo DC. Al final del libro resulta casi imposible no sucumbir emocionalmente a la propuesta de Meltzer.

Ayuda el buen dibujo de Phil Hester, que traza una conexión inmediata con el personaje. No es una sorpresa, porque su dibujo ya había iluminado las páginas escritas por Kevin Smith, pero dado que esta historia de Meltzer es incluso más personal que la de Smith el esfuerzo es casi doble. No se trata sólo de ver a Green Arrow, que se le ve, sino que hay que entender a Oliver Queen. Y eso lo consigue de una forma casi instantánea, haciendo que funcione la comedia (impagable la dinámica de buddy movie que se establece con Roy), sino también los rincones más sentimentales de este nostálgico relato. De nuevo, como ya hizo en la etapa anterior, Hester siempre da la sensación de tener mucho más controlado el registro más amable y divertido de la historia, pero es precisamente con lo más profundo con lo que acaba ganándose el corazón del aficionado. Efectivamente, Hester logra tal nivel de empatía con Oliver Queen que es imposible despegarse de estas páginas. Y por eso el Green Arrow de Meltzer y Hester es la perfecta continuación de la historia de Smith y también mucho más que eso, convirtiéndose en una de las mejores formas de conocer al Green Arrow más clásico, el anterior a los Nuevos 52 y a la reformulación televisiva del héroe. Por eso es un tebeo digno de los lectores más clásicos pero también necesario para los más jóvenes.

El volumen incluye los números 16 a 21 de Green Arrow, publicados originalmente por DC Comics entre octubre de 2002 y abril de 2003. El contenido extra lo forman las portadas originales de Matt Wagner, una introducción del senador norteamericano Patrick Leahy, unas notas finales de Brad Meltzer, el esbozo original del argumento para esta etapa, el guión completo del primero de sus números, y una galería de bocetos de las portadas y de las páginas interiores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 20 mayo, 2016 por en Brad Meltzer, Cómic, DC, ECC, Green Arrow, Phil Hester y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 237 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: