CÓMIC PARA TODOS

‘Los últimos días de Estela Plateada’, de Dan Slott y Michael Allred

image_galleryEditorial: Panini.

Guión: Dan Slott.

Dibujo: Michael Allred.

Páginas: 120.

Precio: 11,50 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Enero 2016.

En su primer volumen de esta serie (aquí, su reseña), Estela Plateada se mostró como una agradable sorpresa, con potencial pero quizá con un tono algo inesperado. El segundo (aquí, su reseña) hizo que la serie se alzara a la categoría de obra maestra. Y el tercero, aún forzado por el experimento Marvel de recuperar las Secret Wars para redefinir su universo superheróico, consolida Estela Plateada como una de las más formidables encarnaciones del personaje, a la altura de las etapas más míticas. Si en el futuro a algún guionista de Hollywood se le ocurre repetir la escena de Marea Roja, en la que los personajes debaten sobre cuál es el mejor Estela Plateada, si el de Jack Kirby o el de Moebius, tendrá que añadir por fuerza el de Dan Slott y Michael Allred, que ha alcanzado una dimensión espectacular, rompedor en su narrativa, valiente en su planteamiento y muy inteligente en sus diálogos. Se puede lamentar que las Secret Wars hayan puesto fin a una serie que estaba en un momento formidable. Quién sabe qué más podrían haber ideado Slott y Allred para encandilarnos como lo han hecho hasta este punto, con poco más de un año de vida editorial, pero desde luego hasta este punto han sabido conjugar de una forma asombrosa la épica más propia de Marvel con un formidable relato intimista, una historia de amor con todas las de la ley.

Siempre se ha dicho que el final de una serie acaba afectando, para bien o para mal, a la evaluación general del producto. Acertar con la forma en que se acaba un viaje es tan trascendental como el viaje en sí mismo. Y en este sentido, Los últimos días de Estela Plateada suponen un broche espléndido a una trayectoria que, por desgracia, ha sido demasiado corta. El universo es un lugar demasiado grande y Slott lo había entendido de una manera fresca y original, sin salirse de los confines del universo Marvel pero dándole una entidad propia. La extraordinaria historia de amor entre Estela y la humana Dawn Greenwood ha sido gozosa, por lo que vimos en los dos primeros volúmenes pero porque es algo más que un romance, ha sido, de hecho, el auténtico motor narrativo de la historia, como se ve en los formidables e imaginativos dos primeros números de este volumen final, dando sentido a ideas que ya habían experimentado autores de la talla de Moebius o Alan Moore, que colocan la relación entre los dos protagonistas en el centro del desarrollo de la serie. No es sólo un viaje, es una transformación personal que afecta a todo el universo. Y ahí es donde Estela Plateada da el salto definitivo, así es como se entiende el alcance de la serie y como se consigue un magnífico enganche con todo el universo Marvel.

Para Michael Allred todo parece fácil. Su trazo sencillo y grueso parece ocultar en ocasiones un trabajo sencillo. Y la genialidad es que no lo es, porque en realidad Allred nos está colando debajo de esa fachada un arte complejo y cargado de matices. Si hubiera alguna duda, cosa que parece imposible después de haber devotado toda la serie, no hay más que ver la última apelación que Dawn lanza a Estela, en la penúltima página, donde se rompen las barreras y el lector mira a través de los ojos del antiguo heraldo de Galactus. Ahí, si es que eso no se ha producido antes, es cuando se entiende sin problemas la absoluta genialidad del dibujo de Allred. Por supuesto, ya ha habido ocasiones anteriores en abundancia para llegar a esa conclusión, incluyendo ese número de narración paralela e invertida con el que se abre este volumen final, o la forma en la que Allred entiende la eternidad, el espacio o el vacío. El color de Laura Allred, vital siempre en los trabajos de Michael, es aquí incluso más interesante precisamente por la necesidad de convertir en imágenes conceptos cósmicos inalcanzables. Estela Plateada cierra de esta manera un volumen dorado, una de las series imprescindibles de los últimos años, que el único pero que deja es el ya mencionado: su extensión. O quizá sea su acierto, porque no hubo tiempo de arruinar una absoluta maravilla como esta.

El volumen contiene los números 11 a 15 del sexto volumen de Silver Surfer, publicados originalmente por Marvel Comics entre junio de 2015 y enero de 2016. El contenido extra lo forman una introducción de Bruno Orive y las portadas originales de Michael Allred.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 9 mayo, 2016 por en Cómic, Dan Slott, Marvel, Michael Allred, Panini y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 235 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: