CÓMIC PARA TODOS

Cine – ‘Sin City: A Dame to Kill For’, de Robert Rodriguez y Frank Miller

frank-millers-sin-city-a-dame-to-kill-for-dvd-cover-62Título original: Sin City: A Dame to Kill For.

Director: Robert Rodriguez y Frank Miller.

Reparto: Mickey Rourke, Jessica Alba, Josh Brolin, Joseph Gordon-Levitt, Rosario Dawson, Bruce Willis, Eva Green, Powers Boothe, Dennis Haysbert, Ray Liotta, Stacy Keach, Jaime King, Christopher Lloyd, Jamie Chung, Lady Gaga.

Guión: Frank Miller.

Música: Robert Rodriguez y Carl Thiel.

Duración: 102 minutos.

Distribuidora: Lionsgarte.

Estreno: 22 de agosto de 2014 (Estados Unidos).

Hay películas malditas que, independientemente de su calidad, quedan marcadas para siempre y sufren unas consecuencias probablemente más severas de lo que merecen. Sin City. A Dame to Kill For es una de las más sonadas de los últimos años, sobre todo por lo inesperado del batacazo. Secuela de una película que tuvo éxito y que gustó, basada en un cómic al que nunca le fue mal ni entre el público ni entre la crítica y obra de un autor de lo más grandes de las últimas décadas en el medio, con un reparto de los que quitan la respiración y con un estilo y unos nombres continuistas con los de Sin City (aquí, su crítica). Pero el bofetón que le dio la taquilla en Estados Unidos fue tan importante, sólo recaudó 25 millones, 39 en todo el mundo, por los 65 millones que costó, que incluso se quedó sin estreno en muchos mercados internacionales, incluyendo por ejemplo a España. ¿Es tan mala esta secuela de Sin City? No es especialmente buena, eso es cierto, y desde luego es muy inferior a la original, pero también es verdad que sorprende la dureza con la que se trató a este segundo filme conjunto de Robert Rodríguez y Frank Miller. El primero es un director probablemente demasiado alabado hasta la fecha y que con esta cinta ha pagado los platos rotos de toda su carrera, pero si hay que reconocerle algo es fidelidad a sí mismo.

De hecho, sólo hay un gran elemento añadido en A Dame to Kill For que no se veía con tanta claridad en la primera Sin City, y es el desnudo femenino. La gran aportación de la película es el desnudo continuado de Eva Green en la historia que le da título y que está basada en una de las que Miller ya realizó en viñetas. Todo lo demás viene a ser una repetición algo descafeinada de lo que ya se vio nueve años antes de que llegara la continuación, un ejercicio de estilo en un blanco y negro casi inmaculado, sólo roto por alguna pincelada de color, con efectos visuales que quieran acercar los lenguajes del cine y del cómic y una fidelidad casi radical a la hora de crear en la pantalla a los personajes que lucen en las páginas impresas, con una violencia desbocada y prácticamente humorística en muchos momentos que si convenció en Sin City no tendría por qué chirriar en A Dame to Kill For. Pero de alguna manera todo suena mucho más gastado que en la película original. Los personajes que repiten están lejos de provocar las mismas sensaciones, sea la fría violencia de Miho (Jamie Chung), la belleza ya nada ingenua de Nancy (Jessica Alba) o la violenta bondad de Marv (Mickey Rourke). No hay frescura y sí algo de pesadez a la hora de retomar lo que ya habíamos visto en la primera tentativa de llevar a la gran pantalla la vida de la Ciudad del Pecado.

Quizá lo que más le pesa a la película está en el guión. Ninguna de las cuatro historias, las dos basadas en el cómic y las dos que Miller escribe específicamente para la película, son tan carismáticas como las que se vieron en el primer filme. La última de ellas, de hecho, la que lleva a Nancy a terrenos muy alejados de lo que vimos en 2005, es reflejo de la transformación que ha vivido Miller en los últimos años, de un autor capaz de romper cualquier barrera para encontrar historias asombrosas a uno que simplemente se conforma con impactar. En sus manos gastadas por el tiempo y en un requiebro que puede funcionar para un tipo gastado como Batman pero no para una joven que precisamente se movía con una gracilidad inmensa en un mundo asquerosamente turbio, Nancy ni siquiera parece el mismo personaje. Ni sus bailes despiertan la misma sensualidad que en la cinta original, precisamente porque la película desborda todos los límites sexuales con la promiscuidad visual a la que se expone, probablemente sin necesidad, Eva Green. Ella, no obstante, es de lo mejor de la película, porque su incomparable mirada luce como nunca con el bellísimo contraste entre el verde de sus ojos y el poderoso blanco y negro que siempre ha tenido Sin City. Pero no es suficiente para que la película despegue del todo.

No lo hace porque su montaje es más torpe que la original, probablemente también porque las ausencias, la obligada de Michael Clarke Duncan por su muerte en 2012 o la de un Clive OIwen sustituido por Josh Brolin casi como si fuera otro personaje, lastran mucho el resultado final. Pero sobre todo por lo mencionado, por un guión menos brillante y atractivo, que pone énfasis muchas veces en la necesidad de recuperar personajes (por ejemplo, el de Bruce Willis) en lugar de apostar por algo nuevo. Eva Green y Joseph Gordon-Levitt demuestran con sus personajes que Sin City podría haber tenido un mejor futuro de haber tenido algo más de valentía y bastante menos de repetición, pero la película acaba siendo muy redundante, los personajes no encuentran las voces diferentes que sí se sentían en el primer filme y el desfile de pequeños papeles, casi cameos, hace que la cinta tenga un aspecto demasiado cómodo, en el que importa más aparecer (como es el caso de Lady Gaga) que construir algo verdaderamente apasionante. Desde luego, quien disfrutara con la primera Sin City le va a encontrar puntos atractivos a A Dame to Kill For por su carácter continuista y fiel al material original, como no podía ser de otra manera compartiendo creadores. Pero su aportación a este universo es escasa, menos incluso para el cine en general.

Anuncios

2 comentarios el “Cine – ‘Sin City: A Dame to Kill For’, de Robert Rodriguez y Frank Miller

  1. Thor_Maltes
    6 mayo, 2016

    En lo personal, creo que esta “secuela” pudo dar para más y que si bien tomó buenas historias del comic, como que no quedó a la altura de la primera entrega o al menos esa es mi humilde opinión. Eso si, se notó que esta vez si contaron con un mejor presupuesto para llevar a cabo la adaptación.

    • juanrmillan
      7 mayo, 2016

      La sensación clara es esa, que es bastante inferior a la original. ¿Pero tan mala es como para que ni siquiera se estrene en medio mundo…? Es uno de esos misterios del cine que quizá algún día encuentren explicación…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 6 mayo, 2016 por en Cine, Frank Miller y etiquetada con , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 237 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: