CÓMIC PARA TODOS

‘La cólera de Fantomas 3. A tumba abierta’, de Olivier Bocquet y Julie Rocheleau

cubierta-fantomas-3.inddEditorial: Dibbuks.

Guión: Olivier Bocquet.

Dibujo: Julie Rocheleau.

Páginas: 64.

Precio: 16 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2016.

La guillotina (aquí, su reseña) fascinó por su particular recuperación de un personaje, un villano, olvidado por muchos pero parte esencial de la cultura popular del siglo XX. Todo el oro de París (aquí, su reseña) confirmó que estábamos ante una serie grande, sobresaliente, intensa y brutal con las mismas bases de las primeras páginas pero con una enorme capacidad de sorpresa. Y A tumba abierta certifica que La cólera de Fantomas es uno de esos títulos que merece una atención especial, que promete ser igualmente magnífico en revisiones futuras, que está espectacularmente bien escrito en todos sus aspectos y personajes y que su aspecto visual es tan especial como para encandilar en cada página, en cada viñeta y casi en cada línea, independientemente de que el tebeo se apoye en el misterio, como lo hacía el primero de los tres álbumes que forman la serie, o en la acción caótica y frenética, que es donde descansa esta parte final de este tríptico cargado de brillantez. Olivier Bocquet firma así una recuperación esencial de un personaje clásico, sin renunciar en nada a la inherente violencia en la que desemboca su forma de ser, y Julie Rocheleau dibuja como si ese frenesí con el que la historia coge fuerza afectara de la misma manera a sus lápices para conformar un clímax apoteósico.

Bocquet ha tenido en La cólera de Fantomas dos méritos esenciales. El primero es construir una historia alrededor de un villano sin hacer concesión alguna. Ni se dulcifica, ni se apuesta por humanizar, lo que a la larga significa más bien desnaturalizar, ni hay medias tintas. Fantomas es un villano. Con todas las letras. Y Bocquet lo sabe y lo interpreta de esa manera. Ese mérito, no obstante, ya se apreciaba desde el primer álbum del tríptico, como el segundo lograba una impagable atmósfera de terror. ¿Qué es lo que aporta A tumba abierta? Justo lo que indica el título, un clímax descontrolado, brutal, violento y salvaje. A tumba abierta, efectivamente. Y con eso el segundo gran mérito de la serie, que ha sido capaz de encontrar, en apenas tres álbumes de 64 páginas una descomunal variedad de ritmos sin romper la unidad temática, argumental y tonal que tuvo la serie desde su primera página. Y con mucha audacia por parte de Bocquet, reflejo de la misma que demuestra Fantomas en sus crímenes, que se atreve con un final bastante inusual pero que tiene mucho de colofón perfecto a una historia muy bien escrita, un puzle visto desde los dos puntos de vista, el del bien y el del mal, el del propio Fantomas y el del policía que le persigue, puzle que al final encaja a la perfección porque cada uno de sus actores tiene un papel importante que jugar.

Admirando el fantástico trabajo de Bocquet, es casi inevitable pensar que Julie Rocheleau hace mucho por convertir La cólera de Fantomas en una obra única. Este es un cómic que, probablemente, con otro estilo de dibujo, no habría generado el mismo impacto, incluso reconociendo como se merece el mérito de su guión. Pero es que Rocheleau impone. Desde el irrealismo de sus figuras, la cambiante tonalidad de sus colores según esté o no Fantomas en la escena y la atmósfera casi onírica que crea en cada viñeta. Todo es brutal. Y todo se adapta a las diferentes tonalidades del guión de Bocquet porque Rocheleau entiende los códigos de la acción desenfrenada, que es lo que marca esencialmente A tumba abierta, de la misma manera que ya había entendido los del misterio y el terror en los álbumes precedentes, confirmando que, además de una excepcional narrativa, hay en A tumba abierta, como en las dos entregar anteriores, un formidable ejercicio de estilo que convence incluso por sí solo. En todo caso, La cólera de Fantomas se cierra se cierra dejando un sabor de boca inmejorable, habiéndose convertido por derecho propio en la mejor versión del personaje que se ha hecho en mucho tiempo y en cualquier medio. Así dicho, y precisamente por el desconocimiento general que hay sobre Fantomas, puede sonar a poco. Pero es muchísimo. Es una genialidad.

Dargaud publicó originalmente el tercer álbum de La colère de Fantômas, À tombeau ouvert, en enero de 2015. El álbum no tiene contenido extra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 5 mayo, 2016 por en Cómic, Dargaud, Dibbuks, Julie Rocheleau, Olivier Bocquet y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: