CÓMIC PARA TODOS

‘Batman’ (reedición trimestral) 11

batman_num11Editorial: ECC.

Guión: Scott Snyder, James Tynion IV, John Layman y Joshua Williamson.

Dibujo: Greg Capullo, Rafael Albuquerque, Jason Fabok, Andy Clarke, Scot Eaton, Szymon Kudranski y Derlis Santacruz.

Páginas: 128.

Precio: 12,50 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Enero 2016.

En cine, remake suele ser una palabra algo maldita. Los grandes estudios están ávidos de rebuscar en sus archivos títulos que puedan recuperar de alguna manera, mundos que revisitar, franquicias que les hagan ingresas ingentes cantidades de dinero apelando a la nostalgia del espectador de más edad y convenciendo a un público nuevo. Pero al mismo tiempo se tiene la conciencia de que el remake nunca supera al original. En cómic, esa situación suele circunscribirse casi siempre a las historias de origen, esas que se cuentan cíclicamente, una y otra vez, en periodos de tiempo cada vez más cortos, para siga produciéndose la entrada de nuevos lectores en la rueda de la compra. Origen es el intento de Scott Snyer de atraer nuevos aficionados. ¿Pero cómo convencerles si, efectivamente, su historia para contar cómo Bruce Wayne se convierte en Batman palidece en cuanto quiere acercarse a los mismos terrenos que ya exploró Frank Miller en la mítica Año uno (aquí, su reseña)? Y no es que el tebeo que urde Snyder con el más que apetecible dibujo de Greg Capullo no sea bueno, ya que se le agradece que haya querido llegar al punto ya conocido desde enfoques más originales y novedosos. Es, simplemente, que otro ya ha contado esa historia de una manera insuperable.

Snyder, en todo caso, es un tipo inteligente. Puede que su Batman en los Nuevos 52 demuestra demasiados altibajos, pero es cierto que tiene ideas atractivas para revolver la mitología de Batman y entender el nacimiento del Caballero Oscuro desde una perspectiva nueva. Pero la injusticia de las comparaciones juega en su contra y Miller es mucho Miller. Aún así, es obligado reconocer la valentía del autor para hacer frente a ese gigante mítico con la decisión suficiente como para que la suya sea una historia propia y no una pálida fotocopia de aquella. Mientras Snyder bucea en el pasado de Bruce Wayne, John Layman busca escenarios más espectaculares, enemigos más bizarros y alejados de la clásica galería de villanos de Batman y una relación con la policía de Gotham que se convierte probablemente en el elemento más interesante de sus historias. Sin llegar a cotas tan espectaculares como las del Gotham Central de Ed Brubaker y Greg Rucka (aquí, reseña de su primer volumen), siempre es interesante ver al Caballero Oscuro en su relación con los mejores de Gotham. Quizá la mezcla entre espectaculares villanos y el intento de profundizar en la psicología de los agentes, en este caso coge fuerza Harvey Bullock, no esté del todo explotado, pero es una lectura fácil y agradable.

En el reparto de ilustradores, las series de Batman se quedaron con dos autores muy espectaculares pero a la vez muy diferentes entre sí. Greg Capullo tiene un toque muy personal que lleva sus historias a un terreno casi de ensoñación, lo que en Origen, como ya sucedió por ejemplo en El Tribunal de los Búhos (aquí, su reseña), es una ayuda vital para que la historia funcione francamente bien. Gracias a Capullo, la distancia con respecto al Año uno de Miller dibujado por David Mazzucchelli se hace más importante y, por tanto, agradecida. Con Jason Fabok las sensaciones suelen ser también muy positivas, pero quizá algo más encontradas. Es, y eso salta a la vista, un dibujante excepcional. Pero su espectacularidad es mucho menos personal. Por momentos se puede pensar que, en lugar de un cómic, estamos viendo un libro de arte, por ejemplo, de algún videojuego de la serie de Arkham City, lo que no es malo en sí mismo pero sí aleja a Fabok de un nivel de autoría que siempre es necesario para que una serie, mucho más de un personaje como Batman, se convierta en algo más que un simple producto de un imperio multimedia. En cualquier caso, Batman se mueve bien gracias a estos autores y la lectura de ambas series, Batman y Detective Comics, es bastante agradable. Lejos de ser mítica, pero sí con el entretenimiento que necesita.

El volumen incluye los números 22 y 23 de Batman, 22 de Detective Comics y el Annual número 2 de Detective Comics, publicados todos ellos en julio y agosto de 2013. El único contenido extra son las cubiertas originales de Greg Capullo, Jason Fabok y Andy Clarke.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: