CÓMIC PARA TODOS

‘Escapo’, de Paul Pope

01317340101_gEditorial: Norma.

Guión: Paul Pope.

Dibujo: Pope.

Páginas: 160.

Precio: 24 euros.

Presentación: Cartoné con sobrecubierta.

Publicación: Marzo 2016.

¿Quién es Paul Pope? ¿Quién es ese autor que desde hace ya unos cuantos años viene marcando un estilo tan personal que encaja con obras de muy diferentes tonos? ¿Qué clase de autor se esconde detrás de esas figuras casi tan deslavazadas en su aspecto como atractivas en todo? Escapo es la mejor respuesta a esa pregunta. Porque Escapo es la obra que, probablemente, mejor defina a Pope como autor. Es un tebeo experimental en muchos aspectos. En su narrativa, desde luego, pero también en su creación, realizada durante años, con una técnica de dibujo y color que desafía cualquier convención y con una historia que, de puro sencilla que parece, acaba alcanzando una enorme complejidad ya desde su primera secuencia, esa en la que un escapista circense convierte el momento de su nacimiento en su primera huida magistral, preludio de lo que le espera en su carrera profesional y de aquello por lo que sueña y que acaba decidiendo. Y todo bajo una clásica pero en manos de Pope terriblemente diferente historia de amor. Escapo es mágica y diferente, una de esas novelas gráficas que seguramente nunca formará parte de las listas de las grandes obras inmortales del medio pero que probablemente merezca más la pena que algunas de las que sí encuentran ese hueco. Por atrevida, por valiente, por osada. Tanto como el propio Escapo.

Pope, en realidad, no se conforma con contar una historia por episodios. Lo que consigue es que cada episodio sea una historia en sí mismo pero a la vez parte de un mosaico más grande y ambicioso. Parece casi una contradicción, pero es que así es Pope, casi un iconoclasta que reniega de todo pero que a la vez encuentra la manera de rendir homenaje a aquello que le sirve para conseguir una narrativa tan impactante. Pope es un autor que se basa esencialmente en lo visual, eso es evidente mirando cada una de las páginas que dibuja, con artificios en sus imágenes que sobrepasan las fronteras de lo atrevido y que adquieren siempre un significado narrativo. Pero eso no puede servir para ocultar su talento como escritor. La historia de Escapo es delicada, con referentes clásicos pero en un mundo, el del circo, que le sirve para dar rienda suelta a un escenario que pasa del realismo a la fantasía de una manera deslumbrante. Que sabe encontrar en los sentimientos del propio Escapo una base fascinante para acabar pareciéndose al Fausto de Goethe, a El séptimo sello de Bergman y tantas obras que han sabido encandilar con su visión de la muerte, con ese fascinante reto que sólo las almas más atrevidas plantean a los poderes sobrehumanos que sólo vemos cuando nuestra hora está cercana. A todo eso se atreve Pope.

Y además consigue que sus dibujos están a la altura de semejante atrevimiento narrativo. No es ya que su trazo sea atractivo, que sus personajes sean carismáticos, que el color de Shay Plummer sea completamente hipnótico o que la rotulación de Michel Neno y el propio Pope (por momentos, simplemente imaginada en la versión traducida) alcance prácticamente la categoría de actor principal por momentos. Es que todo lo que Pope coloca en la página tiene un significado. No hay plano elegido al azar. No hay forma de las viñetas que no incite al lector a sentir o a pensar algo concreto. Y no hay manera de escapar de la maravillosa tela de araña que Pope construye desde su peculiar estilo para que cada viñeta sea impresionante. Puede que justo eso, el estilo de Pope, sea el principal escollo para el lector más acostumbrado a un cómic más comercial. Pero Pope es un genio, y aceptando sus normas visuales resulta harto complicado no vibrar con sus dibujos de una forma casi inconsciente. Escapo es, con todas sus particularidades, una de esas obras necesarias. Lo es para entender a Pope, pero también para abrir la mente, desde las zonas más intimistas que explora el autor hasta un contexto mucho más amplio y elevado. Cómic en estado puro que agradece el formato en que se ha publicado y que se clava en la memoria de una forma excepcional.

Horse Press publicó originalmente Escapo entre 1996 y 2000, y esta versión en color la publicó Z2 Comics en 2014. El contenido extra lo forman unas notas de Paul Pope, un portafolio de bocetos del autor e ilustraciones de John Cassady, Sam Hiti, Shay Plummer, James A. Owen, Chris Hunt, David Rubín, Dean Haspiel, Kostas Seremitis y Yuko Shimizu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 28 abril, 2016 por en Cómic, Norma, Paul Pope y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: