CÓMIC PARA TODOS

‘Isabellae 4. Bajo la tumba de 500 reyes’, de Raule y Gabor

01203680401_gEditorial: Norma.

Guión: Raule.

Dibujo: Gabor.

Páginas: 48.

Precio: 14 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2016.

Cerrado el primer ciclo de Isabellae con Hijas del Ériu, Bajo la tumba de 500 reyes supone el comienzo del segundo. Y por esa misma razón, este es un momento muy adecuado para engancharse a las muy sugerentes aventuras la joven samurái pelirroja, que llega por fin a Irlanda para luchar del lado de los celtas contra los normandos. A pesar de ser el primer paso de un punto y aparte, o quizá precisamente para salir de la rutina de lo esperado en un punto de reinicio como ese, Raule arriesga mucho en el arranque de este cuarto álbum, porque da un salto al vacío y coloca al lector en medio de una acción que posteriormente irá explicando, y no necesariamente completando todo ese camino. Como los personajes enganchan y el escenario histórico es tan atractivo como visualmente hipnótico gracias al espléndido trabajo de Gabor, Raule sale no sólo indemne de la prueba sino situando el relato en un punto muy interesante, tanto desde una vertiente histórica como desde la más fantástica. Y eso sin olvidar que escritor e ilustrador saben perfilar de una manera bastante notable a una protagonista femenina fuerte. Es verdad que Bajo la tumba de 500 reyes no se define entre la historia personal y la general, la de la propia Isabellae por un lado y la guerra en la que se ve inmersa por el otro, y eso supedita algo el efecto que tiene el álbum hasta que no llegue el siguiente.

Pero, claro, eso es algo que cabe esperar del formato francobelga, el de un álbum de 46 páginas por año, por lo que sería injusto colocarle en el debe de un Raule que sí sabe llevar hacia adelante la historia. Cada escena que incluye, incluso saltando entre esas dos grandes tramas y mezclándolas adecuadamente, tiene algo que añadir a este viaje. Y eso no siempre se consigue cuando se juega con tan poco espacio y muchas expectativas, las despertadas por los tres álbumes anteriores. Pero Isabellae sigue convenciendo porque su mezcla de géneros y situaciones es muy fresca y entretenida. Y eso que gasta casi la cuarta parte de su extensión en una primera escena de acción que, como se ha dicho, se consume sin comprenderla, simplemente asumiendo que estamos siguiendo a un grupo de héroes encabezados por la protagonista, en un entorno nuevo para ella y como preludio de grandes acontecimientos que afectarán a la propia Isabellae, por su presente y por su pasado, y al conflicto en el que está inmersa. Ahí es donde la serie, también con Bajo la tumba de 500 reyes, se demuestra más que válida, porque siempre están pasando cosas, en la acción y en la reflexión, cada secuencia tiene un valor importante y Raule, incluso sin definir algunos elementos que explotará en la siguiente entrega, sabe darles esa trascendencia.

Mezclando historia y fantasía, se puede entender sin problema la importancia del ilustrador. Isabellae es una serie que ha destacado desde el principio por el soberbio trabajo de Gabor que sabe moverse muy bien entre todas las dicotomías que la plantea Isabellae, en la oscuridad y en la luz, en el realismo y en la fantasía, en el ritmo frenético y en la calma. Su puesta en escena, ayudado siempre por un buen trabajo de color, es también brillante, como se ve especialmente en las escenas más vinculadas a la parte más fantástica de Bajo la tumba de 500 reyes. Y el diseño de escenarios y vestuario (tremendamente atractivo el nuevo atuendo de Isabellae, que ya se presenta en la portada de este cuarto álbum) es el detalle definitivo para dejarse llevar por el dibujo de Gabor, para que este sea el mejor vehículo en el que moverse a través del tiempo y de la fantasía. El defecto, si es que se puede considerar así, no procede de su trabajo sino del mercado para el que trabaja, y es que en ocasiones da la sensación de que las viñetas se le quedan pequeñas, que podría desplegar una espectacularidad aún más intensa con dibujos de mayor tamaño. Pero Bajo la tumba de 500 reyes es, en todo caso, un álbum notable para continuar o descubrir las muy sugerentes aventuras de Isabellae.

Lombard publicó originalmente el cuarto álbum de Isabellae, Sous le tombeau de 500 rois, en agosto de 2015. El álbum no tiene contenido extra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 21 abril, 2016 por en Cómic, Gabor, Lombard, Norma, Raule y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 243 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: