CÓMIC PARA TODOS

‘Batman. Arkham Origins’

batman_arkham_originsEditorial: ECC.

Guión: Adam Beechen, Doug Wagner y Frank Hannah.

Dibujo: Christian Duce, Richard Ortiz, Federico Dallocchio y Vicente Cifuentes.

Páginas: 160.

Precio: 14,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Enero 2016.

Es evidente que encontrar un filón hace que se multipliquen los productos relacionados con el mismo. Y es evidente que Warner, como corporación multimedia, encontró uno de esos filones en el videojuego Arkham City, ya con diferencia el juego más popular de la historia de Batman. El cómic, como parte de este conglomerado empresarial, no podía quedarse atrás, y han sido varios los títulos relacionados con esta franquicia que han visto la luz. Arkham Origins es uno de ellos, y uno que se presenta como un intento de traspasar la frontera del cómic. No deja de ser curioso que la forma en la que el tebeo quiere proyectarse en el futuro sea mirando al pasado. Arkham Origins es al cómic lo que a la literatura juvenil fueron aquellos libros de Elige tu propia aventura que quienes crecieron en los años 80 conocieron en profundidad. Lo que sorprende es que una propuesta tan enfocada a un público de no demasiada edad se abra camino en una franquicia de videojuegos que explora un entorno mucho más adulto y violento, pero así son las cosas en el mundo empresarial. El caso es que Arkham Origins es exactamente eso, un cómic que insta al lector a manejar a Batman según las decisiones que se tomen a este otro lado de la página. La gracia que pueda tener está, precisamente, en su carácter de experimento, aunque tenga lagunas importantes.

La principal está en que la historia no da para mucho. Centrando el proyecto en esa característica de permitir al lector que guíe a Batman saltando a la página señalada en cada disyuntiva, y con la limitación de hacer de esta historia una precuela del videojuego, el principal problema del cómic es que no tiene demasiado que contar. Es verdad que aparecen algunos personajes conocidos, y sobre todo que se ve a un Batman primerizo y dubitativo, pero poco más se puede rascar de la historia. Lo que importa es el juego, y eso es tan evidente ya desde el principio que tampoco parece necesario darle al tebeo una consideración mayor. Si acaso, la gracia que puede tener Arkham Origins es la de ver a Batman morir. Parece paradójico, pero teniendo en cuenta que muchos de los finales a los que se ve abocada la historia colocan al Caballero Oscuro en una situación de muerte, parece evidente que Adam Beechen, creador del argumento y uno de los tres guionistas, ha disfrutado sobremanera con algo que la continuidad del personaje, obviamente, no le permite hacer. Ver a Batman fracasando tan habitualmente hace de Arkham Origins un cómic extraño y a la vez fascinante desde ese punto de vista. No es sólo un Batman principiante, con suerte como él mismo se define, sino uno que sobrepasa muchas veces los límites del fracaso.

A nivel gráfico, Arkham Origins es una obra correcta pero algo rutinaria. En realidad, el problema es que la estructura de Sigue tu propia aventura no permite demasiado lucimiento. Los episodios son cortos, las escenas de acción a veces están demasiado contenidas, y el diseño está demasiado ceñido por las imposiciones del videojuego como para que la colección de ilustradores que sigue los bocetos de Christian Duce pueda coronar esta obra como una personal. No lo es, es un claro producto de marketing y, dentro de esos parámetros, todos los dibujantes cumplen con su cometido de una forma ejemplar, cada uno de ellos aportando sus ligeras pinceladas personales y ofreciendo también una continuidad que no haga demasiado bruscos los saltos tras las elecciones que el cómic propone al lector. Arkham Origins, a diferencia de la gran precuela en cómic de la franquicia, Arkham City (aquí, su reseña), no tiene excesivas pretensiones, no busca innovar, ni siquiera llamar la atención del público objetivo del videojuego. Su propósito es crear un estilo de cómic que, aunque se defina a sí mismo como pionero, no parecer la mejor de las apuestas para encontrar a quienes leen los cómics habituales de Batman o los jugadores del videojuego. Es una pequeña rareza, ese es su valor y tiene algún instante fascinante. Pero hasta ahí llega este intento de innovar en el cómic.

DC Comics publicó originalmente Batman: Arkham Origins en diciembre de 2014, y previamente había distribuido sus episodios en formato digital. El único contenido extra es una introducción de Adam Beechen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: