CÓMIC PARA TODOS

‘La bondad & La ira (últimas horas de Ramón Acín)’, de Juan Pérez y Daniel Viñuales

10271491_988220251255522_730747303557284398_nEditorial: GP Ediciones.

Guión: Juan Pérez.

Dibujo: Daniel Viñuales.

Páginas: 72.

Precio: 11 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Marzo 2016.

Hay una frontera complicada a la hora de narrar historias basadas en hechos o personajes reales, y no es precisamente la de la fidelidad a esa realidad, mucho más necesaria en los trabajos periodísticos que en los de ficción. Se trata de la que separa las historias que están tan perfectamente narradas que no necesitan de nada más para ser comprendidas, independientemente del conocimiento previo que se tenga del hecho o personaje referidos, y las que, quizá embelesadas con el vacío que están cubriendo, se quedan en el conocimiento que tienen los autores y no terminan de enganchar al profano. La bondad & La ira juega relativamente bien con esa complejísimo problema para relatar, como dice el subtítulo de la obra, con las Últimas horas de Ramón Acín, un maestro, pintor, pedagogo, maestro y escritor de ideología anarquista que, entre otras muchas cosas, tomó parte de la sublevación de Jaca de 1930, un levantamiento contra la monarquía de Alfonso XIII sofocado por el gobierno del general Berenguer. Juan Pérez y Daniel Viñuales transitan por esa frontera y por momentos están a un lado y al otro, pero en la balanza acaba pesando mucho más lo positivo que lo negativo y la obra queda como un atractivo tebeo didáctico que, localmente, es un magnífico homenaje y, de forma general, en una invitación a profundizar más en su protagonista.

Aunque en ocasiones Pérez pierde la perspectiva de esa frontera, sería injusto no reconocerle un trabajo ímprobo para que su relato tenga una cohesión notable. De lo que se trata es de que se sienta la labor pedagógica y personal de Acín y para ello el autor no duda en recurrir a los propios textos del homenajeado protagonista, a su labor social y cultural mientras pudo ejercerla, y en definitiva a la celebración del significado que tuvo su vida. No se centra en el episodio que le acabó costando la vida, en ese sentido es espléndido el final que tiene el tebeo, tan hermoso por la reivindicación de su trabajo como triste por la insinuación de cuál será su destino, el que apunta la pajarita agujereada que aparece en la cubierta del volumen. La aproximación de Pérez es mucho más documental, aunque eso tampoco le impide ponerse en la piel de Acín y rellenar los huecos, como hace cualquier otra obra de ficción que recrea momentos históricos. Eso prueba, y tiene mucho más mérito teniendo en cuenta que este es el primer guión de cómic que escribe Pérez, que las viñetas son hoy en día un vehículo extraordinario para comunicar lo que de otra forma sería mucho más difícil de hacer llegar a las nuevas generaciones. Y que nadie se confunda, La ira de la que hace gala el título no es un episodio más de frentismo estéril, sino reivindicación del periódico en el que escribió Acín.

El aspecto documental que tiene la obra procede también de la elección estilística de Daniel Viñuales, que opta por un más que interesante carboncillo, que refuerza la sensación de que estamos ante un episodio del pasado, incluso ante uno que mezcla la realidad y la ensoñación. La constante presencia de pajaritas, símbolo de Acín, acaba convirtiéndose en el elemento clave para que haya algo de fábula en esta reivindicación, y la amabilidad con la que Viñuales trata a los héroes de la historia termina, al propio Acín pero también y sobre todo a su amada Conchita, termina de asentar las bases del homenaje. La gran pega visual que puede tener La bondad & La ira está probablemente en una rotulación que sorprende porque no termina de medir demasiado bien el espacio ni la visibilidad, a veces dejando mucho terreno en blanco y a veces pisando las líneas de las viñetas y los bocadillos, en ocasiones también poniendo a prueba la legibilidad con un color que no se destaca del fondo con facilidad. Hecha esa salvedad, el dibujo de Viñuales se abre camino porque encuentra el punto exacto entre lo real y lo ficcionado que es, en realidad, la apuesta de este tebeo. Apuesta ganadora, por cierto, aunque quizá a algunos lectores les convendrá leer la biografía de Acín que cierra el volumen antes de adentrarse en su relato.

El volumen no tiene más contenido extra que la mencionada biografía de Ramón Acín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 19 abril, 2016 por en Cómic, Daniel Viñuales, GP Ediciones, Juan Pérez y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: