Cómic para todos

‘JLA. Escalera al cielo’, de Mark Waid y Bryan Hitch

jla_escalera_al_cieloEditorial: ECC.

Guión: Mark Waid.

Dibujo: Bryan Hitch.

Páginas: 80.

Precio: 12,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Enero 2016.

La primera impresión es que Escalera hacia el cielo es una obra pensada para el lucimiento de Bryan Hitch, para que pueda dibujar a su antojo a cada uno de los miembros de la Liga de la Justicia, para que todos tengan eso que se llama su minuto de gloria, y la aventura a nivel cósmico más propia del universo DC se desarrolle con el mayor nivel de espectacularidad. Pero poco a poco, página a página, escena a escena, el guión de Mark Waid va cobrando un poso especial. Cierto es que su carácter autoconclusivo hace que no haya demasiado margen para expandir un concepto ya tan amplio y difícil de concretar como el que encierra el eslogan comercial del tebeo (“¿Adónde van los dioses al morir?”), y que ese puede ser el principal talón de aquiles de la historia. Pero si se presta atención al desarrollo, pocas veces se habrá dado con un relato de la JLA que haya sabido mostrar tan bien los poderes de cada uno de los integrantes del grupo aplicados a situaciones que no son necesariamente de combate. Lo hay, por supuesto, porque al final esto es una historia en la que unos extraterrestres han arrancado la Tierra de su órbita junto a otros muchos mundos y hay un ejército contra el que Superman, Batman, Wonder Woman y los demás sí se tienen que enfrentar físicamente, pero el desarrollo de la historia es mucho más cuidadoso y sutil de lo que sugiere ese final.

Waid orquesta Escalera hacia el cielo como un precioso catálogo de personajes, de poderes y de situaciones para dar a conocer a la Liga de la Justicia sin que se tenga la en ocasiones molesta sensación de que estamos ante un publirreportaje o una siempre repetitiva historia de origen. Y quizá ahí esté lo mejor de esta aventura de la JLA, en que arranca entre medias de su rutina, interrumpida por una emergencia a escala planetaria, de las que sólo el grupo y no alguno de sus integrantes podría ocuparse. De hecho, esa es la gracia, que lo que muestra Waid es un incomparable trabajo en equipo que convierte la historia es un portentoso manual de instrucciones sobre los poderes de cada uno de los integrantes de la Liga, desde los más humanos como las habilidades detectivescas de Batman a los más especiales como el vuelo por el espacio de Superman, pasando por las capacidades de Wonder Woman, Aquaman, Flash, Green Lantern, el Detective Marciano o el resto de los integrantes del grupo en este preciso momento en que acontece la historia. Y luego está la escala. Inmensa, casi inabarcable, a veces incluso más compleja de leer que cualquier historia clásica de mamporros y luces brillantes, a pesar de que su desenlace sí abraza terrenos más convencionales de la épica superheroica más clásica. Pero eso, quizá por esa misma razón, también funciona.

En todo caso, y al margen de cualquier consideración sobre el guión de Rucka, es indudable que el reclamo de esta aventura de la JLA es el dibujo de Bryan Hitch. Hasta ocho splash pages, individuales y dobles, son las mejores declaraciones de intenciones de Escalera hacia el cielo, reflejo de lo grandioso y lo épico que quiere ser y de hecho es el relato. Hitch une a eso un portentoso dominio de la anatomía humana, y resulta difícil no detenerse en la bella perfección de Wonder Woman como el mejor ejemplo, y una imaginería de ciencia ficción sencillamente deslumbrante para que el cómic se convierta, por momentos, en un sueño hecho realidad. En sus lápices, la Liga de la Justicia cobra vida de una forma muy especial, pero es que incluso sin estos icónicos protagonistas el dibujo de Hitch podría encajar perfectamente en una maravillosa muestra de cómo hacer ciencia ficción, que puestos a encontrar referentes cinematográficos suena casi más cercana a Star Trek que a Star Wars. Pero lo bueno de Hitch, como de Rucka, es que disfrutan dando identidad propia a sus historias, y ambos apuesta por un tono luminoso y aventurero que resulta menos habitual en el escritor que en el ilustrador y que funciona porque ambos tienen muy claro cómo hacer que la Liga de la Justicia se luzca como lo que son, los mayores héroes del universo DC.

DC Comics publicó originalmente JLA: Heaven’s Ladder en octubre de 2000. El volumen no tiene contenido extra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 18 abril, 2016 por en Bryan Hitch, Cómic, DC, ECC, Liga de la Justicia, Mark Waid y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: