Cómic para todos

‘Mr. Monster. Orígenes’, de Michael T. Gilbert

mr monster portada lowEditorial: Tyrannosaurus.

Guión: Michael T. Gilbert.

Dibujo: Michael T. Gilbert.

Páginas: 228.

Precio: 22,95 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Diciembre 2015.

El nombre de Michael T. Gilbert, coautor de la espléndida Elric (aquí, su reseña) es ya una garantía para adentrarnos sin miedo en la historia de Mr. Monster, un personaje de larguísima tradición a pesar de estar sumido en la neblina del desconocimiento popular. Puestos a hacer historia sobre este singular héroe pulp, lo mejor es recurrir a la introducción de Manuel Ruiz Galán en este mismo volumen, un formidable primer paso para entender la formidable historia que Gilbert escribe y dibuja, con un toque clásico exquisito y una complejidad narrativa que sorprende más y más según nos adentramos en la historia, y que demuestra que Orígenes es una manera extraordinaria de trazar una cronología única para un personaje diferente que, eso sí, sabe beber de la mejor tradición de los diferentes géneros que explora. Mr. Monster es, en ese sentido, heredero del pulp más clásico, el que ahora mismo está aprovechando Dynamite en muchas de sus series, pero es también un cómic de terror, usando al vampiro como gran referente, y también uno de superhéroes, creando en este sentido una formidable revisión del arquetipo que nace al calor de la transformación del género con obras como El regreso del Caballero Oscuro (aquí, su reseña) y que anticipa pretensiones revisionistas como las de Supreme (aquí y aquí, reseñas de sus dos volúmenes).

Mr. Monster va creciendo número a número en cuanto se tiene la certeza de que lo que Gilbert crea es una memorable saga familiar, construida en base a recuerdos que van desarrollándose en conversaciones que se producen en el presente. No es una estructura novedosa, pero sí una que funciona a la perfección para los propósitos del autor, y que le permite mostrar un talento narrativo muy importante, porque se obliga de esa forma a mostrar a los personajes en momentos muy diferentes de sus vidas. Ese esfuerzo, que tiene que hacer tanto en cuanto escritor y en cuanto dibujante, es lo mejor de Mr. Monster. No deja de ser una fantástica historia de género, autoconclusiva aunque abra la puerta a incontables y muy diferentes continuaciones gracias a que la identidad de este héroe se hereda de generación en generación, pero la manera en la que muestra héroes en su esplendor y en su decadencia, en la que analiza la misma figura del héroe y también la posibilidad de que haya amor en su vida, e incluso el universo que construye para darle una mitología propia a un personaje que hasta entonces no la tenía es lo que hace que este cómic sobresalga de una manera muy especial. E incluso sorprendente debido a que se trata de un personaje que no goza del fervor popular y en el que nadie parece haberse fijado para convertirlo en una película o una serie de acción real, al parecer el mejor baremo actual de la fama de una franquicia.

Al ser un trabajo muy prolongado, Gilbert va evolucionando durante el mismo. Es verdad que la edición que nos ha llegado retoca el material original para adaptarlo al formato de este libro, pero aún así se ve ese recorrido en el Gilbert ilustrador. Y es un recorrido gozoso, porque parte de un punto inicial sensacional para acabar en uno que merece la matrícula de honor. La forma en la que narra con el dibujo es espléndida. Y el blanco y negro, aunque Orígenes conociera una versión en color, le aporta algo especial, deudor del pulp y del terror de los que tanto gusta. El enorme acierto de Gilbert en esta obra, una de las cumbres de su carrera si no la cumbre, en singular, parte ya del trabajo de diseño. El suyo es un héroe de corte clásico y así luce, pero sabe adaptarlo a cada circunstancia. Los monstruos y los vampiros que aparecen son reconocibles y a la vez característicos de Mr. Monster. Y la manera en la que ambienta cada escenario y en la que da el salto del presente al pasado es sencillamente deliciosa. Puede que Mr. Monster sea una obra completamente desconocida para muchos, pero es una que merece ser mucho más conocida y, por supuesto, valorada. Gilbert firmó un cómic formidable, envolvente e intenso, con un ritmo espléndido para su estructura de flashbacks y con una serie de hallazgos narrativos a la altura de los títulos más grandes de los 80. Una joya.

El volumen incluye los ocho números de Doc Stearn… Mr. Monster, publicados originalmente por Dark Horse entre febrero de 1988 y julio de 1991. El contenido extra lo forman una introducción de Will Eisner, una introducción de Manuel Ruiz Galán, la historia original de Mr. Monster de los años 40 y unas notas finales de Michael T. Gilbert.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 abril, 2016 por en Cómic, Dark Horse, Michael T. Gilbert, Tyrannosaurus y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: