CÓMIC PARA TODOS

‘Batman. Terror sagrado’, de Alan Brennert y Norm Breyfogle

Batman_Terror_SagradoEditorial: ECC.

Guión: Alan Brennert.

Dibujo: Norm Breyfogle.

Páginas: 48.

Precio: 5,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Febrero 2016.

El espléndido resultado de Gotham a luz de gas (aquí, su reseña), un relato en el que Batman investigaba nada menos que los asesinatos de Jack el Destripador de la mano de Brian Augustyn y Mike Mignola, hizo que DC creara un nuevo sello, Otros Mundos. Pues bien, Batman. Terror sagrado fue el primer título en llevar ese sello a su portada e inaugurar una más que interesante línea en la que autores de primer nivel se involucraron para llevar a los personajes más destacados de DC Comics a escenarios, tiempos y realidades alternativas, sin relación alguna con la continuidad oficial y con historias que suponían un reto para los propios autores y también para los lectores. Terror sagrado no fue sólo la primera de estas historias, sino también una de las mejores. Alan Brennert creó una basa espléndida, una sociedad norteamericana en la que Iglesia y Estado eran lo mismo, y en la que Bruce Wayne canalizó su rabia por el asesinato de sus padres en una vida religiosa. De hecho, el comienzo de la historia es la víspera de que sea ordenado sacerdote. Y para rematar la espléndida premisa de este quizá demasiado breve relato, Norm Breyfogle puso a disposición de Brennert un dibujo espléndido, continuista con lo que el ilustrador estaba haciendo por aquellos años en las series regulares de Batman y no menos impactante.

El hecho de que no hubiera normas ni apenas precedentes, sólo el mencionado de Gotham a luz de gas, hace que Terror sagrado tenga una frescura que no parece haber perdido, ni siquiera más de un cuarto de siglo después de su publicación original. Si acaso se puede reprochar algo a Brennert, y probablemente tuviera más que ver con cuestiones editoriales del momento, es la extensión de la historia, muy breve para tantas posibilidades como tenía la propuesta. Lo que sorprende es que no tuviera una continuación, porque ver a Batman actuando en este mundo en el que los metahumanos están ocultos bajo la represión de este Estado eclesiástico es formidable, como también su reacción ante el verdadero motivo por el que los Wayne fueron asesinados. Brennert emplea mucho esfuerzo y bastante acierto en que ese mundo reciba con los brazos abiertos no sólo a la mitología de Batman, sino también a la de partes muy importantes del universo DC, siendo especialmente afortunadas las opuestas apariciones de Superman y de Zatanna, y todo encaja a la perfección en lo que, más que una historia, casi parece un primer número. Terror sagrado merecía más espacio o una secuela que confirmará que estamos ante una de las propuestas alternativas más imaginativas que ha dado en el universo DC en estas últimas décadas.

Cuando Terror sagrado fue editado, Norm Breyfogle ya llevaba dos años dejando su muy personal impronta en Detective Comics. Este primer Otros mundos no es un salto demasiado grande con respecto a lo que ya venía mostrando en las series regulares, hasta el punto de que hay personajes como James Gordon, Bruce Wayne o Alfred que no han sufrido rediseño alguno para dar el salto a esta versión alternativa. Pero el verdadero baremo para medir el resultado de un Otros mundos está en el protagonista, y el traje de Batman es soberbio, perfectamente reconocible pero con unos detalles que le convierten en una de las versiones no canónicas más atractivas. Si a eso añadimos la ya acreditada maestría de Breyfogle a la hora de plasmar el movimiento de Batman y de otros personajes (la aparición de Barry Allen es la que le permite un mayor lucimiento) y el detalle que tienen los escenarios, sobre todo los eclesiásticos, el resultado sólo puede tacharse de fascinante. Terror sagrado sólo falla en que no satisface el hambre que despierta de saber mucho más sobre este mundo. Si no es por el riesgo que supone alterar a un icono, es difícil entender que esta ambiciosa propuesta no pudiera tener más páginas, algo que no tardó en suceder dentro de la línea de Otros Mundos. Eso también puede ser considerado como un legado del enorme acierto de Terror sagrado.

DC Comics editó originalmente Batman: Holy Terror en marzo de 1991. No tiene contenido extra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 30 marzo, 2016 por en Alan Brennert, Batman, Cómic, DC, ECC, Norm Breyfogle y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 247 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: