Cómic para todos

‘Lady Liberty 1. El secreto del rey’, de Jean-Luc Sala y Aurore

01216400101_gEditorial: Norma.

Guión: Jean-Luc Sala.

Dibujo: Aurore.

Páginas: 56.

Precio: 14 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Febrero 2016.

En los últimos tiempos, se ha convertido en una costumbre interesante la de encontrar protagonistas femeninas para historias de época que se vuelcan mucho más a la acción que al costumbrismo. Buena señal, incluso aunque para ello haya que combar un poco, incluso quizá demasiado, lo que los libros de historia nos han dejado escrito. En el caso de Lady Liberty esa sensación se duplica, puesto que la dama que da título a la serie no es todavía la protagonista principal del relato en este primer álbum, El secreto del rey, papel que se queda la caballera d’Eon de Beaumont, mentora de la primera, Lya de Beaumont. Son tantas las referencias históricas que quiere introducir Jean-Luc Sala, guionista del relato, que acaba perdiendo ligeramente la atención del lector en algunos momentos, obliga a retroceder para que los detalles perdidos no se conviertan en una rémora durante el resto de la todavía corta lectura y justifica plenamente el dosier que se incluye al final del álbum como base realista de la aventura introducida, y por eso el principal reclamo de Lady Liberty hasta este punto es el dibujo de Aurore, una singular mezcla entre el manga y la tradición más europea que funciona bastante bien, sobre todo con los personajes femeninos que potencia esta serie, un entretenimiento bastante aceptable.

A Sala hay que reconocerle que le basta una única escena para dejar sentados los grandes objetivos de Lady Liberty. Por un lado, un marcadísimo papel de la mujer, fundamentalmente de las dos mujeres mencionadas, con las que va a jugar en primer lugar como personajes fuertes pero sin dejar de lado el reclamo sexual. Eso le lleva directamente al segundo de los objetivos, un evidente coqueteo erótico que se establece entre antagonistas, y que incluso desfoga en más de una ocasión durante este primer álbum de la serie, desde un punto de vista a veces dramático (es importante anotar en ese sentido que hay una escena de violación, que se puede entender como necesaria para mostrar la historia y definir a algunos personajes) y a veces juguetón. Y finalmente estamos ante un relato que quiere rendir homenaje al proceso que desembocó en la guerra de la independencia norteamericana y, de alguna manera por extensión, en la Revolución Francesa. Es en este último punto donde quizá no se logra la naturalidad del relato dumasiano, con el que también quiere entroncar aunque sea desde una época diferente, y la colisión de intrigas políticas y personales no termina de funcionar, probablemente porque la información no está gestionada con una evidente brillantez. Pero el ritmo es alto y suple las carencias de lo que, no lo olvidemos, sólo es un primer episodio.

Teniendo en cuenta esas dudas sobre el guión, parece lógico buscar refugio en el dibujo, y mucho más cuando el resultado es tan atractivo como el del trabajo de Aurore. Esa mezcolanza de estilos y la enorme importancia que le da a colores vivos hace que Lady Liberty tenga un aspecto brillante. Puede que el recurso a la comedia caricaturesca más propio del manga no termine de encajar cuando estamos ante un tebeo que quiere realizar una inmersión tan clara en la historia y cuando Aurore es capaz de sacar tanta belleza no sólo de sus personajes (en especial los femeninos) y de otros elementos como los escenarios y el vestuario, pero es un detalle menor y que, además, tampoco queda oculto, sino que se utiliza ya en esa mencionada primera secuencia que actúa como base fundamental para entender qué va a ser esta serie. La ilustradora, en todo caso, sabe moverse entre el tono cambiante de la historia y contribuye a que las escenas de acción sean excitantes, a que las más dramáticas funcionen desde ese punto de vista y a que las más divertidas provoquen la sonrisa del lector. Aurore sostiene mejor que Sala el arranque de Lady Liberty, aunque el relato deja sobre la mesa los suficientes interrogantes como para esperar con ganas el segundo álbum, más allá de que el cliffhanger con el que acaba El secreto del rey parezca más casual que planificado.

Soleil publicó originalmente Le secret du Roi, primer álbum de Lady Liberty, en abril de 2014. El contenido extra lo forma un portafolio sobre la historia real de los personajes y los acontecimientos que se ficcionan en la serie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 marzo, 2016 por en Aurore, Cómic, Jean-Luc Sala, Norma, Soleil y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: