CÓMIC PARA TODOS

‘Donde acechan los monstruos’, de Garth Ennis y Russ Braun

image_gallery (1)Editorial: Panini.

Guión: Garth Ennis.

Dibujo: Russ Braun.

Páginas: 112.

Precio: 7,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Enero 2016.

A falta de personajes enmascarados, casi resulta obligado recordar que Donde acechan los monstruos es una serie vinculada a Marvel y que, de hecho, forma parte de los crossovers que redefinen su universo en Secret Wars. Dicho eso, podemos olvidarnos por completo de la referencia y entender esta historia como lo que es, un delirante cruce entre la imaginación desbocada de Garth Ennis y la imaginería visual de Frank Cho, no en vano autor de las portadas de la serie, que tanto inspira a Russ Braun para dar vida a este mundo de aventureros socarrones, mujeres despampanantes y dinosaurios. Para Ennis esto es algo así como la versión divertida de sus Battlefields (aquí y aquí, reseña de sus dos primeros volúmenes) por el contexto inicial en el que parece moverse mucho más que el vínculo con sus trabajos más adultos como Predicador (aquí, reseña de su primer volumen) o, también para Marvel, su Punisher (aquí, reseña del primer volumen), y para Andru la posibilidad de jugar con escenarios que casi parecen sacados de Shanna o Jungle Girl, dos de las creaciones más simpáticas y sensuales de Cho, nombre con el que inevitablemente se tiene que vincular este relato que, para quien no conozca a su protagonista, es toda una sorpresa comprobar que nació en 1968 y que se intentó recuperar ya en 2008.

Ennis funciona mucho mejor cuando no tiene límites, y así sucede en la historia del Águila Fantasma, que así se hace llamar el aviador Karl Kaufmann, un tipo peculiar del que nadie parece que pueda fiarse, ni las mujeres que conquista ni la gente con la que trabaja, que va dejando deudas y problemas allá por donde va. Y como a Ennis le gusta descolocar y ser cruel con sus personajes, y hacerlo además rompiendo las convenciones más aceptadas, este macho con mayúsculas, mujeriego y bien parecido, se va a encontrar con la horma de su zapato con Clementine Franklin-Cox, una atractiva y resuelta joven que requiere de sus servicios como piloto porque necesita un medio de transporte. Con ella, el Águila Fantasma acaba en una isla de lo más peculiar, anclada en un pasado prehistórico y en una predominancia de la mujer que pasará de ser el sueño más erótico del protagonista a la más desternillante de sus pesadillas. Desternillante para el lector, claro. Ennis siempre ha sabido ser cínico, pero no se le va tan habitualmente el registro de comedia pura. Donde acechan los monstruos es, en se sentido, un divertidísimo homenaje al cine de aventuras de siempre mezclado con el espíritu Marvel más contemporáneo, por mucho que no haya superhéroes ni máscaras a la vista, y la mala uva que suele gastar el escritor en sus historias.

El reto para Andru es sacarse de encima el peso de que sea Frank Cho quien haga las portadas y, de esa manera, dé al lector la primera aproximación a la serie. Y la verdad es que el resultado es satisfactorio. Sería absurdo negar que la imaginación invita a pensar en cómo habría sido Donde acechan los monstruos de haberse encargado Cho de los lápices, pero Andru entiende tan bien el tono de la historia y dónde están los puntos fuertes de la propuesta que esto es casi un ejercicio de ciencia ficción más que un pesar. Andru se maneja muy bien tanto en la comedia como en el espectáculo, hace de Kaufmann el personaje divertido que tiene que ser, sabe sacar partido de la espectacularidad que proporcionan los dinosaurios y triunfa absolutamente a la hora de presentar ese tribu de mujeres rubias con las que se encuentra la pareja protagonista. Pero lo mejor está precisamente ahí, en la dinámica que establece entre Kaufmann y Clementine, algo que se ve con mucha claridad en el número final de esta divertidísima miniserie. No perdamos tiempo en buscar dónde puede estar la conexión de Donde acechan los monstruos con el universo Marvel, porque en realidad eso es lo de menos. Lo que importa es que la diversión es total, con Ennis y Andru disfrutando con el lado más juguetón de la eterna dinámica entre hombres y mujeres.

El volumen incluye los cinco números de Secret Wars: Where Monsters Dwell, publicados originalmente por Marvel Comics entre julio y diciembre de 2015. El contenido extra son las portadas originales de Frank Cho y el habitual artículo de Julián Clemente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 15 marzo, 2016 por en Cómic, Garth Ennis, Marvel, Panini, Russ Braun y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 235 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: