CÓMIC PARA TODOS

‘Green Arrow. Año uno’, de Andy Diggle y Jock

gren_arrow_año_unoEditorial: ECC.

Guión: Andy Diggle.

Dibujo: Jock.

Páginas: 152.

Precio: 16,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Diciembre 2015.

Tal y como explica Brian K. Vaughan en la introducción de Green Arrow. Año uno, hay que ser osado para utilizar ese título. La referencia directa a la inmortal historia con la que Frank Miller y David Mazzucchelli redefinieron el origen de Batman (aquí, su reseña) tras las Crisis en Tierras infinitas (aquí, su reseña) es el gran obstáculo que puede tener el tebeo con el que Andy Diggle y Jock quieren contar cómo Oliver Queen acabó convirtiéndose en Green Arrow. Las circunstancias, no obstante, no tienen nada que ver, y ahí es donde el Año uno de Green Arrow cobra una entidad diferente. Para empezar, porque no existía una necesidad editorial en 2007 de contar esta historia, lo que elimina ya desde el principio el temido componente de márketing, el mismo al que apunta la leyenda que hay en la portada. “La historia que inspiró la serie de TV Arrow”, dice. Y así es, de eso no hay ninguna duda, aunque el cómic tenga una capacidad de síntesis y dramática mucho más acertada a la hora de definir el paso de Oliver Queen por esa misteriosa isla en la que acaba naufragando. Pero la clave está ahí, en Queen, porque esta no es todavía una historia sobre Green Arrow. Diggle lo entiende y lo sabe transmitir, y Jock, con su estilo sucio, encuentra el tono adecuado para que la historia funcione bastante bien.

Diggle, en realidad, acaba escribiendo una historia de origen que no se separa demasiado de los tópicos de este tipo de relatos. Lo hace con calidad, eso tampoco se pone en duda, por muchos ejercicios de ingenuidad que haya que practicar para creer todo lo que cuenta, que no es otra cosa que la conversión de un joven millonario, alcohólico, mujeriego, irresponsable y despreocupado en un héroe que siempre hará lo correcto y defenderá a aquellos que no lo pueden hacer por sí mismos. Asumiendo ese tránsito, Green Arrow. Año uno resulta modélico. De hecho, todas las dudas que puedan surgir de la consideración anterior se concentran en el primero de los seis números de la miniserie, con lo que hay margen de sobra para entrar en la historia y disfrutarla. DIggle dota a la historia de una persistente voz en off con los pensamientos de Queen que encaja bastante bien, incluso en las escenas de acción, que no son demasiadas a pesar de que los dos últimos números conforman un largo clímax. Eso denota que el escritor controla bastante bien su historia. La tentación, a la que sí sucumbe Arrow, de estirar y estirar la trama de la isla no habría servido demasiado bien a los propósitos de este cómic, contenido y bien llevado, y que sirve con eficacia a los propósitos de dotar de un poso importante a un personaje al que suele verse de forma diferente.

A que esa distancia se marque con eficacia también contribuye el dibujo de Jock. Año uno es una historia turbia, de traiciones y descubrimientos personales, con lo que el estilo del ilustrador es bastante adecuado. No habría tenido sentido uno que ahondara en las claves más contemporáneas del género de superhéroes o uno que sucumbiera a los toques más luminosos y livianos de este tipo de personajes. De nuevo hay que recordar que esta es una historia sobre Queen, no sobre Green Arrow, del superviviente y no del superhéroe, y por eso el tono de las imágenes es vital para sumergirse en esas sensaciones. Jock tiene la enorme ayuda de David Baron, que realiza un hipnótico trabajo para dar color a la historia. Y con esa baza a su favor, sabe encontrar de que funcione esta versión pretérita del héroe en que se convertirá Oliver Queen, con sus flaquezas (su adicción a los medicamentos con los que se cura tras uno de los enfrentamientos en la isla) y su heroicidad, que no puede perderse por mucho que la capucha verde que viste sea improvisada y no la del vigilante Star City. Green Arrow. Año uno se lee con bastante agrado. Por supuesto, no llega a las cotas del Año uno original, el de Batman, pero tampoco lo pretende. No quiere ser una revolución, sino un agradable complemento a lo que hemos leído durante años.

El volumen incluye los seis números de Green Arrow: Year One, publicados originalmente por DC Comics entre septiembre y noviembre de 2007. El contenido extra lo forman la introducción de Brian K. Vaughanel primer borrador del guión de Andy Diggle y las portadas de Jock.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 9 marzo, 2016 por en Andy Diggle, Cómic, DC, ECC, Green Arrow, Jock y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: