CÓMIC PARA TODOS

‘JLA’ 4, de Grant Morrison

GALJ_morrison_vol4Editorial: ECC.

Guión: Grant Morrison, Mark Waid y Devin Grayson.

Dibujo: Howard Porter, Mark Pajarillo y Ed McGuinnes.

Páginas: 320.

Precio: 30,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Enero 2016.

Grant Morrison llegó a JLA con la misión clara de devolver a la Liga de la Justicia una espectacularidad que se había perdido en los últimos tiempos en favor de una mayor comicidad. Las tramas cósmicas, las amenazas planetarias y los grandes villanos fueron desde el primer momento el objetivo claro del escocés, que no se podía despedir de la serie de otra manera que no fuera explorando esos mismos conceptos en La tercera guerra mundial, un título del arco central de este último volumen de la serie que es lo suficientemente gráfico como para hacernos una idea de lo que representa. Es verdad que la ambición es, al mismo tiempo, lo más agradecido de esta andadura de Morrison en JLA, porque al fin y al cabo ese es el entorno ideal para que se desarrollen las aventuras conjuntas de los héroes más poderosos del universo DC, pero también su principal obstáculo, porque de esta manera es imposible seguir con el mismo acierto las andaduras de todos los personajes que componen este panteón de guardianes de la paz y la narración se resiente. Pero lo que está claro es que Morrison supo darle a la serie un nuevo aire y que el final está a la altura de todo lo anterior, cerrando incluso algunas de las tramas que él mismo abrió y recuperando personajes que habían formado parte de algunos de los mejores momentos de esta andadura.

DC tiene unos pilares básicos, y es complicado entender una historia de la Liga de la Justicia sin que Superman, Batman y Wonder Woman tengan altas dosis de protagonismo. Pero Morrison quiso combinar esa necesidad con el desarrollo de otros personajes. En La tercera guerra mundial da mucho protagonismo a Kyle Rayner, un Green Lantern que debía forjarse una imagen propia, alejada de Hal Jordan, o a la Cazadora, una heroína que había ganado un enorme peso específico en las series de Batman y que estaba aquí ante una gran oportunidad. La creación de Magedón, como colofón a la nueva Banda de la Injusticia de Lex Luthor, muestra también el gusto que Morrison tiene por los grandes villanos. El problema es que, con tantos personajes, se antoja muy complicado que se sienta un trato justo para todos, o que todas las tramas avancen al unísono, o incluso que todo lo que Morrison quiere contar lo cuente con el mismo acierto. Por ejemplo, no termina de sentirse la existencia de esa tercera guerra mundial en la Tierra más allá del escenario múltiple de combate entre superhéroes y supervillanos. El dibujo de Howard Porter, con un estilo que fue mutando según pasando los números, es bastante adecuado para la serie, para su tono espectacular y para las grandes concentraciones de personajes que hay casi en cada página.

Además de La tercera guerra mundial, hay otros dos segmentos en este volumen final de la serie de Grandes autores de la Liga de la Justicia dedicada a Morrison. Así, el libro comienza con dos números escritos por Mark Waid y Devin Grayson y dibujados por Mark Pajarillo que más bien parecen las justificaciones de DC para entender que la Liga de la Justicia no interviniera en Tierra de nadie, el larguísimo arco argumental en el que Gotham City es abandonada a su suerte por el Gobierno de los Estados Unidos tras sufrir un terremoto. Para el final queda el regreso de Morrison a las aventuras de la Liga en una serie que llegó años más tarde, JLA: Classified, esta vez centrándose mucho más en Batman, muy poco antes de que el propio escritor escocés se hiciera con los mandos del mundo del Caballero Oscuro. La historia, lejos de la gran épica del centro de su etapa en JLA, es una historia mucho más contenida, incluso con tintes más caricaturescos (no hay más que ver cómo pretende Grood acabar con la vida de Batman, algo que se ve en la portada del tercer número y que tiene su reflejo en páginas interiores), que le vienen como anillo al dedo al estilo más desenfadado del dibujante Ed McGuinness. Todo esto es puro Morrison, el Morrison más espectacular y de proporciones más épicas. Y como tal, el disfrute es intenso para los seguidores de Morrison y de la Liga.

El volumen incluye los números 32 a 34 y 36 a 41 de JLA, publicados originalmente por DC Comics entre agosto de 1999 y mayo de 2000, y los tres primeros números de JLA Classified, de entre enero y marzo de 2005. El contenido extra lo forman las portadas originales de Howard Porter y Ed McGuinness y un artículo final de Jorge García.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: