Cómic para todos

‘The Woods’ 1, de James Tynion IV y Michael Dialynas

TheWoods_01_LaFlechaEditorial: Medusa.

Guión: James Tynion IV.

Dibujo: Michael Dialynas.

Páginas: 112.

Precio: 13,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Mayo 2015.

Colocar a niños o jóvenes en situaciones en las que han de comportarse como adultos es una vieja estratagema de la ficción, no en vano se considera un clásico de la literatura a El señor de las moscas, de William Golding. El cómic todavía nos sigue deleitando con Solos, la extraordinaria obra juvenil y a la vez adulta de Fabien Vehlman y Bruno Gazazoti (aquí, reseña de su primer volumen). James Tynion IV, autor conocido por su aportación a Batman en los Nuevos 52, explora un territorio similar en The Woods, aunque lo lleva a una situación más propia de la ciencia ficción o a La niebla, la novela de Stephen King que formidablemente llevó a la gran pantalla Frank Darabont. Lo que maneja el autor es un instituto que, de pronto, se ve transportado a otro mundo. Es decir, no hay muchos niños en la serie, son más bien adolescentes, aunque Tynion, con el buen dibujo de Michael Dialynas, se asegura de dejar bien claro que la experiencia y la edad son factores clave. ¿Cómo? Fácil, con la presencia de algún que otro adulto. En estos primeros números prima el misterio de los que alumnos y profesores no saben y la espectacularidad de lo que se encuentran en ese otro mundo, en los bosques que rodean al instituto y que dan título a la serie. Lo que deja son preguntas, y las respuestas escasean. Lo que importa ahora mismo es el viaje y no el destino.

Y el viaje es, en esta primera etapa, bastante satisfactorio. Quizá a Tynion se le escape ligeramente el manejo del tiempo, porque nunca termina de quedar claro cuánto transcurre entre cada momento clave, en algunos escenarios parece más de lo que lo es en otros. Pero hecha esa salvedad, The Woods funciona francamente bien. Con una simple e imaginativa descripción de cada uno de los personajes, el escritor consigue crear una empatía directa con muchos de los chavales y adultos que presenta o, al menos, logra ubicarlos para que lo que hacen y lo que dicen encajen en ella. A partir de ahí, Tynion construye una historia atrevida a partir sobre todo de las bases de esas tres referencias ya mencionadas (aunque es más difícil pensar en Solos como influencia consciente de un tebeo americano de lo que sí pueden haberlo sido las otras dos novelas, mucho más conocidas incluso con sus versiones cinematográficas). En realidad, con los cuatro primeros números de la serie todo parece aún un poco a medio cocer. La idea es buena, el arranque es interesante y muchos de los personajes parecen tener muchas cosas que decir, pero el despegue es más pausado de lo que parece y no son muchas las certezas que se pueden tener a estas alturas del relato. Basta para gustar y para enganchar, desde lo humano y desde lo fantástico, pero las explicaciones mandan.

Cuando Tynion empiece a ofrecerlas, The Woods recibirá un juicio más adecuado, pero de momento las preguntas no suenan mal. Y, eso sí, viendo lo que dibuja Dialynas es difícil no encontrarle atractivos a la historia. Lo primero, probablemente lo menos trascendente a priori para quienes busquen una aventura fantástica, encuentra un resultado correcto, satisfactorio e incluso por momentos interesante. Pero donde destaca Dialynas es en la creación de la atmósfera. En eso destacan a partes iguales tanto los escenarios naturales (y también los artificiales, los que están dentro de los muros del instituto) como el diseño de las criaturas fantásticas con las que se encuentran los chavales en su aventura. En esa tarea contribuye también de forma decisivo el a veces hasta psicodélico trabajo de color de Josan Gonzalez, que ayuda efectivamente a sentir que la aventura tiene lugar en otro mundo. En algunos momentos, el dibujo es algo estático, quizá incluso frío, pero con un envoltorio tan interesante como el que construye el ilustrador eso acaba pasando algo más desapercibido. The Woods empieza así poniendo sobre la mesa incontables interrogantes, una sensación agudizada por el cliffhanger con el que concluye este primer volumen, que cierra un círculo bastante intrigante con la primera página de la obra.

El volumen incluye los números 1 a 4 de The Woods, publicados originalmente por Boom! Studios entre mayo y septiembre de 2014. El único contenido extra son las portadas originales de Ramón K. Pérez, Michael Dialynas, Matthew Woodson, Paul Duffield, Tyler Jenkins, Jeff Stokely, Craig Rousseau y Joe Eisma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 5 febrero, 2016 por en Boom!, Cómic, James Tynion IV, Medusa, Michael Dialynas y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: