CÓMIC PARA TODOS

‘The Bounce’, de Joe Casey y David Messina

the-bounceEditorial: Aleta.

Guión: Joe Casey.

Dibujo: David Messina y Sonia Harris.

Páginas: 304.

Precio: 24,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Abril 2015.

Lo nuevo y lo viejo se dan la mano muy habitualmente en el cómic de superhéroes. Es, desde muchos puntos de vista, la mejor fórmula para que editoriales que quieren comer algo de terreno a las grandes logren historias atractivas. The Bounce encaja con facilidad en esa forma de entender el género, bebe muchísimo de las clásicas historias iniciáticas y da el protagonismo a un chico joven que casi parece un émulo de Spiderman en muchos momentos, por su vida y por la forma en la que se mueve, pero al mismo tiempo quiere introducir detalles que nunca formarían parte de la personalidad de un héroe Marvel o DC de una forma tan abierta, como el consumo de sustancias. La historia, de hecho, empieza con Jasper Jenkins fumando de una cachimba, llamativa introducción de quien ha de ser un héroe. Tratando de bucear también en una especie de realidad alternativa (diseñada y dibujada por Sonia Harris), Joe Casey busca rincones poco explorados en el género. Y a ratos los encuentra, aunque en realidad lo mejor de The Bounce está en su corte más clásico y en el dibujo plenamente clásico para superhéroes que ofrece un muy inspirado David Messina. En ese sentido, y siendo muy entretenida por ello, es quizá una de las historias de superhéroes más cotidianas de Casey, autor también de la provocadora Sex (aquí, su reseña).

Uno de los grandes méritos de la historia es que está muy bien llevada. Casey construye con mucha solidez a todos sus personajes, no sólo a Jasper sino a todos los que le rodean, su hermano policía, su excéntrico compañero de piso (otra de esas cosas con las que el escritor quiere marcar diferencias con el género más clásico) o incluso la misteriosa Silver (el personaje femenino que ayuda a introducir el sexo en la historia, algo que parece inevitable cuando se quiere hacer algo diferente y, en teoría, más adulto). El mundo que describe, en el que la presencia de seres con poderes está en sus primeras fases, también es atractivo. Es ahí donde se vuelca la mayor parte de la ambición del relato, con una agenda oculta del aparente villano de la función que invita a mantener un interés prolongado durante los doce números de que consta la serie, pero es también ahí donde no se termina de desarrollar la idea todo lo que prometía, derivando en un clímax que no deja de ser el clásico enfrentamiento físico, aunque tenga otros aspectos de fondo. Casey conjuga bien la vida privada de su héroe en el camino iniciático que ha emprendido con ese escenario de fondo. Y aunque la extensión de la serie hace que a veces se lleguen a desconectar, y la particular narración del pasado por la que apuesta el autor no termina de ayudar.

David Messina se ha hecho popular especialmente por sus trabajos para los cómics de Star Trek y títulos como The Bounce demuestran no sólo su calidad sino también su versatilidad, lo que le permite entrar con mucha soltura en el terreno de los superhéroes. Su dibujo es, como las mismas intenciones parciales del tebeo, muy clásico. Lo moderno es lo que aporta Sonia Harris, diseñadora de esa dimensión paralela que tan bien se ejecuta después y en el que los personajes de Messina encajan con mucha naturalidad. Esos personajes no tienen demasiados especialmente novedosos y Messina busca que sean creíbles, con y sin máscara, y eso lo logra con enorme facilidad ya desde esa primera página en la que se busca la complicidad del lector desde entornos más humanos y personales que superheroicos y de acción. Messina también apuesta por lo clásico a la hora de componer las páginas, contribuyendo a la sensación de que, incluso con sus elementos más contemporáneos, The Bounce quiere ser una llamada de atención a lectores de siempre que quieran ver algo que haya podido madurar algo, como ellos mismos. Y el caso es que eso lo consigue. Es lo que promete y es lo que ofrece, con lo que la sensación al cerrar el libro, además de que deja ganas de seguir conociendo más de Jasper y su mundo, es plenamente satisfactoria.

El volumen incluye los doce números de The Bounce, publicados originalmente por Image entre mayo de 2013 y el mismo mes de 2014. El único contenido extra son las cubiertas originales de David Messina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 19 enero, 2016 por en Aleta, Cómic, David Messina, Image, Joe Casey y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 245 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: