CÓMIC PARA TODOS

‘Wonder Woman’ 11, de Meredith y David Finch

wonder_woman_num11Editorial: ECC.

Guión: Meredith Finch.

Dibujo: David Finch y Goran Sudzuka.

Páginas: 96.

Precio: 8,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Noviembre 2015.

Uno de los puntos de diferencia evidente entre la etapa de Brian Azzarello y el arranque de la de Meredith Finch estaba en la cantidad de información que había. Finch dejaba muchas cosas en manos del dibujo de David, su marido, y apostaba por la espectacularidad. Pasados esos primeros números y para finalizar el primer gran arco argumental, da la sensación de que la escritora aprende de sus flaquezas y aumenta el ritmo explicativo. Son menos las splash pages y están muy centradas en las escenas en las que deben de estar, las de acción. No es que acepte el ritmo de Azzarello y su continuación reinterpretación de la mitología griega del universo DC, pero sí sabe centrarse en lo que le corresponde, que es dar una entrada digna a Donna Troy en el mundo de Wonder Woman mientras Diana lidia con las consecuencias de su múltiple papel de mujer, hija, amiga, heroína, reina y diosa, pues así acabó la historia en manos de Azzarello. Dicho de otra manera, el entretenimiento por el que claramente apuestan los Finch encuentra un desarrollo apetecible y que va fraguando una personalidad diferenciada de la de Azzarello pero siempre sin renegar de él. Y como Wonder Woman se ha convertido en uno de los personajes capitales de DC, ese pequeño paso se entiende como algo mejor que una simple transición.

Finch, Meredith, escribe con brío y oscurece levemente el tono de la serie. Bien por ese lado, porque sin necesidad de crear puntos de fractura abraza el legado que ha recibido de Azzarello sin recurrir a la copia sistemática. Quizá con Donna Troy hay algo de prisa, y ahí sí se nota un bajón con respecto a la cocina lenta de Azzarello, porque no se trata de un personaje episódico o abandonable, sino uno que promete una presencia acusada en el futuro de Wonder Woman. Pero queda en poca cosa, a pesar de protagonizar algunos de los momentos más potentes de este aterrizaje de Finch en la serie. Pero como Diana sigue evolucionando en base a lo que le va sucediendo, todo se da por bien empleado, incluso aunque también sirva de apresurado cierre a algunas tramas que podrían haber dado más juego. Pero, claro, eso es una lectura que dependerá en buena medida del largo plazo. Contenida en estos dos volúmenes de la serie, el décimo (aquí, su reseña) y este, Finch ha mostrado una notable efectividad. Su historia convence como continuación y con entidad propia, aprovechando la extraordinaria posición actual de Wonder Woman como eje vertebrador del universo DC y, por fin, como miembro de la trinidad de la editorial con un peso, narrativo al menos ya que no por número de series o márketing, similar al de Batman y Superman.

Por su parte, Finch, David, sigue firmando un muy buen trabajo. La forma en la que combina una anatomía deslumbrante con unas escenas de combate cargadas de movimiento es lo mejor que tiene que ofrecer, y ahí destaca con fuerza la pelea entre Diana y Donna, sin desdeñar la escena que encabeza la segunda de ellas en el número anterior (cuyo cometido queda para ser descubierto en las páginas del cómic) y que es lo que provoca ese enfrentamiento climático. Por supuesto, estos números tienen que ser juzgados también por el nuevo rediseño del uniforme de Wonder Woman, que Meredith Finch enfoca como prueba del tránsito de niña a mujer de Diana. Lo cierto es que el nuevo diseño tiene elementos de otras versiones ya conocidas del personaje y, al menos en su primera impresión, no desentona con la tradición del personaje. Es un cambio, obviamente, y puede no convencer a todo el mundo por igual o convertirse en un reemplazo aceptable para un periodo de tiempo largo, pero no es incongruente. Tampoco lo es el dibujo de Goran Sudzuka en la historia que completa este número. Sudzuka ya fue el mejor relevo de Cliff Chiang en la etapa de Azzarello, adaptándose a su estilo, y aquí hace lo propio para acercarse al trazo de Finch, lo cual, aunque atente contra su propia personalidad como autor, se agradece.

El volumen incluye los números 40 y 41 de Wonder Woman y el primer Annual de la serie, publicados originalmente por DC Comics entre abril y junio de 2015. El único contenido extra son las cubiertas originales de David Finch.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 15 enero, 2016 por en Cómic, David Finch, DC, ECC, Goran Sudzuka, Meredith Finch, Wonder Woman y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 237 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: