CÓMIC PARA TODOS

Cine – ‘Men in Black (Hombres de Negro)’, de Barry Sonnenfeld

bigtmp_286Título original: Men in Black.

Director: Barry Sonnenfeld.

Reparto: Tommy Lee Jones, Will Smith, Linda Fiorentino, Vincent D’Onofrio, Rip Torn, Tony Shalhoub, Siobhan Fallon Hogan.

Guión: Ed Solomon.

Música: Danny Elfman.

Duración: 98 minutos.

Distribuidora: Sony.

Estreno: 2 de julio de 1997 (Estados Unidos), 11 de julio de 1997 (España).

Que el cómic es mucho más que superhéroes es algo que sabe cualquiera que conozca el medio. El cine también lo supo, antes incluso de que los personajes enmascarados llegaran a la edad dorada que todavía hoy se sigue viviendo y que ha venido a abarcar todo lo que llevamos de siglo XXI. Antes de que X-Men (aquí, su crítica) inaugurara esa etapa, hubo ejemplos interesantes de lo que se podía hacer en el cine con la coartada de las viñetas. Men in Black, traducida en España en su primera parte como Hombres de Negro, fue una buena muestra de lo que una leve inspiración podía reportar a Hollywood en forma de suculenta taquilla y atractivo cine de palomitas. The Men in Black fue una de las muchas series que nacieron de compañías independientes en los años 90. Concretamente, fue en 1990 cuando Aircel Comics publicó la miniserie con ese título, una creación de Lowell Cunningham dibujada por Sandy Carruthers. Esa editorial la absorbió Malibu Comic, que sacó al mercado una segunda miniserie. Y, finalmente, Marvel compró Malibu y para aprovechar el tirón de la película publicó una serie de especiales, una precuela y una adaptación del filme. Es decir, que el cómic no es precisamente un éxito de ventas o una franquicia de éxito en las viñetas y, sin embargo, en el cine dio muchísimo más juego.

Casi sobra decir que la adaptación es muy libre. Si los Men in Black del cómic investigaban cualquier tipo de actividad paranormal en la Tierra, los del cine se centraban en la vida alienígena. En las viñetas ya estaban presentes varios elementos que dieron empaque al filme, como el propio aspecto de los agentes, en elegante traje negro, el aparato con el que borran la memoria de los testigos de la presencia extraterrestre en la Tierra o el compromiso de abandonar sus vidas cotidianas para dedicarse a ese trabajo. ¿Qué hizo la película por la franquicia? Para empezar, le dio un éxito que el cómic no había ni soñado. La clave estuvo en una buena mezcla entre diversión y espectáculo, en un guión simpático e inteligente, en unos acertados efectos visuales y en el carisma de los protagonistas. El tono de comedia resultaba inevitable una vez que se dio el papel de coprotagonista a Will Smith, que tenía muy fresco su éxito televisivo en El príncipe de Bel Air y que buscaba su hueco en el cine tras hacer Dos policías rebeldes con Michael Bay o Independence Day con Roland Emmerich. En realidad, la fórmula fue la de las clásicas buddy movies, en una simpática vuelta de tuerca de la pareja de Arma letal, siendo aquí el agente de raza negra el novato y el blanco el veterano, un Tommy Lee Jones que venía de ganar el Oscar por El fugitivo y de hacer el ridículo en Batman Forever.

Ambos, en todo caso, entendieron muy bien el tono que requería la película y lo hicieron funcionar a las mil maravillas. En realidad, se trata de una historia relativamente pequeña, montada en poco más de hora y media, una duración hoy casi ridícula e inverosímil para cualquier blockbuster veraniego, que no se pierde en efectos visuales muy grandilocuentes y apuesta por darles una funcionalidad adecuada a la historia. Hay criaturas digitales, por supuesto, y de gran calidad para tratarse de una película de hace casi dos décadas, pero siempre cuando la historia lo pide. Y es que ahí está la clave del éxito de la película. Men in Black no se hizo pensando en una franquicia (no hay más que ver la forma en la que acaba la película), sino en la diversión del espectador, y eso se nota. Se nota en que el origen de este mundo que se nos explica no es apresurado y tampoco invade el desarrollo de la trama central, que, como es modesta, se puede ir haciendo poco a poco con la presencia de un exageradísimo Vincent D’Onofrio. Y los cambios de última hora que hubo en el filme, e incluso las limitaciones tecnológicas (la forma en la que se amenaza la Tierra no puede ser más barata de hacer) casi se puede decir que ayudaron a que el resultado final fuera tan simpático como acabó siendo.

Puede parecer absurdo este argumento cuando hablamos de una película que acabó costando 90 millones de dólares, pero esa es la apariencia que tiene Men in Black. Quitando el tramo final, en el que el bicho digital se convierte en rey absoluto de la función, el peso de la película hasta ese momento lo llevan Tommy Lee Jones y Will Smith con su buena dinámica, sin olvidar a Linda Fiorentino, a pesar de que su papel apenas tenga el desarrollo que sí tienen sus dos compañeros de reparto, y en unos diálogos muy bien escritos. Sonnenfeld hizo un muy buen trabajo aceptando el ambiente urbano de Nueva York como escenario, dirigiendo francamente bien a sus actores y haciendo que nada sobre y nada se eche a faltar en esta simpática introducción a un mundo tan fantástico. Por supuesto, los chistes referenciales no sólo son inevitables, sino que acaban siendo de lo mejor de la película, como se puede ver en algunos de los diálogos o en las pantallas de monitorización de alienígenas que hay en el centro de control de estos Hombres de Negro. La temática de la película y la libertad que se tomaron sus responsables a la hora de adaptar el material original hace que el origen de cómic de Men in Black sea más anecdótico que real pero sigue estando ahí y forma parte de la fiebre que se desató en los años siguientes por encontrar historietas adaptables a la gran pantalla.

Anuncios

Un comentario el “Cine – ‘Men in Black (Hombres de Negro)’, de Barry Sonnenfeld

  1. Thor_Maltes
    17 enero, 2016

    En lo personal, la película en su primera entrega es bastante buena, la secuela no tanto; pero una de las mejores cosas que nos pudo dejar esta franquicia fue su serie animada. Creo que fue una de las mejores series animadas en su momento que emitió el canal Cartoon Network, al menos en este lado del charco el mencionado canal fue el responsable de su emisión.

    Eso si, para mi se convirtió en ese tipo de películas que la han gastado tanto por la televisión paga que ya aburre verla nuevamente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 15 enero, 2016 por en Cine, Sony y etiquetada con , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 245 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: