CÓMIC PARA TODOS

Entrevista con Gol sobre ‘Cervantes. La ensoñación del genio’

Entrevista GolUna de las sorpresas de 2015 fue Cervantes. La ensoñación del genio (aquí, su reseña), una obra que mezcla teatro, literatura y cómic de una manera brillante, tan entretenida como didáctica. Por eso, hablar con su autor, con Gol, es tan delicioso y tiene tanto valor como leer el mismo cómic que motiva la entrevista. Gol estuvo en la pasada edición de Expocómic y fue cuando aprovechamos para que nos contara secretos y motivaciones de esta obra, para que nos hablara de qué significa Miguel de Cervantes para él y, por supuesto, para que nos contara si hay opciones de que este maravilloso camino artístico dé la vuelta y Cervantes se convierta, de nuevo, en un montaje teatral.

Estamos ante una adaptación al cómic de una obra de teatro tuya que nunca ha sido representada. ¿Cómo ha sido el proceso de transformar un texto teatral en un tebeo?

No ha sido fácil realmente, porque aunque tienen puntos en común en la narrativa, el teatro y el cómic son medios muy distintos. En el cómic buscamos dinamismo, diferentes localizaciones, juego con la cámara, planos, contraplanos, sobre todo supongo influenciados tanto por el manga como por el cómic norteamericano, y eso evidentemente en una obra de teatro no parece tan viable, estás en una misma localización, en una misma estancia, en todo el tiempo que dura el cuadro. Esa era mi preocupación, que no resultase aburrido, no quería hacer una sucesión de primeros planos, aunque ya también se ve eso en cómic, quería jugar un poco con la cámara. Tuve que dibujar previamente los escenarios para tener claras las angulaciones de cámara. El viñetaje sí que me llevó un tiempo, la verdad es que lo tuve que estudiar bastante para jugar y dar dinamismo en la medida de lo posible con el encuadre de cámara, teniendo en cuenta también que soy un dibujante limitado y que con muchas perspectivas difíciles no me iba a enfrentar. Pero tuvo su enjundia, sí…

¿Pero de dónde nace el interés en hablar de Cervantes? Es decir, es Cervantes… ¿Sigue siendo una figura a reivindicar todavía?

Ayer me dijeron algo así, no exactamente como acabas de decir tú, reivindicable, pero otro autor en la FNAC me preguntó cómo me atrevía a hacer un Cervantes, como si hubiese hecho algo malo. Me transmitió un poco lo mismo que tú, que puede ser un personaje como pasado de rosca, como muy tratado. Pero es falso. Es la idea que tenemos. El hijo de un amigo adolescente me dijo que los dos personajes más famosos del mundo son españoles, Cervantes y Picasso, y realmente son los más internacionales que tenemos. Cervantes todo el mundo sabe quién es, todo el mundo sabe que es el autor del Quijote, pero me atrevería a asegurar, sin manejar ninguna estadística, que probablemente uno de cada mil españoles puede saber un poquito de su vida. No digo ya saberse su vida, ¿eh?, que para eso habría que estudiar, pero un poquito. Esta pregunta que me has hecho me resulta deprimente. ¿Por qué? Realmente no está tan tocado, sí que hay novelas, hubo una serie de televisión que intenté ver y tuve que dejar, pero no hay prácticamente telefilmes y desde luego el cómic no lo ha tocado. La sensación de que esté muy tratado es por la identificación de Cervantes con el Quijote, y es uno de los temas que trato en mi cómic. Y de hecho, esto lo he repetido un montón de veces, me tiré un año dibujando Cervantes y cada vez que me encontraba un amigo me preguntaba cómo iba mi Quijote, a pesar de que sabían que yo he hecho un Cervantes. La identificación del Quijote con Cervantes es absoluta, tengo muchas más anécdotas como esta para contar. Puede que por ahí sí, el Quijote está realmente muy tocado y después de 2005 ha habido película, serie de televisión, pero lo que es la figura de Cervantes realmente no lo está. Desde mi punto de vista, más allá de que fue el autor del Quijote, nadie tiene, con perdón, ni puta idea de quién era Cervantes.

¿Y entonces por qué no una biografía completa y no la elección de estos seis momentos tan concretos de la vida de Cervantes? ¿Sólo por darle el entorno teatral?

No me apetecía hacer una biografía al uso, normal y corriente, empezar con lo típico, una voz en off… Era un esquema, aunque lo he tratado y he hecho cómics biográficos, que no me apetecía hacer. Ese fue el motivo por el cual rescaté la obra de teatro, porque se acercaba 2016, sabía que venía el centenario. Yo sí tengo una vinculación emocional y afectiva con Cervantes que no sé si entronca con la primera pregunta, porque mi grupo de teatro durante ocho años estuvo representando una adaptación del Quijote, en la cual yo, que estaba más gordo, interpretaba a Sancho. A lo largo de esos años en los que estuve manejando el Quijote casi como libro de cabecera, más que nada para buscar referencias de Sancho, para ahondar en mi personaje, fui quedándome cada vez más fascinado y cada vez más enamorado de la obra de este hombre, a la cual creo que todos los autores en lengua castellana debemos estarle agradecidos y en deuda de alguna manera, porque el Quijote es una fuente de la que bebemos cantidad de autores, aunque no te lo hayas leído. En mí, aparte de beber como autor, estaba lo de hacer de Sancho. Eso me fue muy bien, gané un montón de dinero y le estaba agradecido. Había una mezcla de sentimiento de agradecimiento y admiración que me empujó a hacer el trabajo. Como tenía la obra escrita desde 2008, la volví a leer pensando en 2016 y hacer un trabajo sobre Cervantes, tenía muchas ganas, me gustó y dije “venga”. Las líneas generales de la vida de Cervantes están en el narrador, pero yo estoy interesado, como leí en una crítica, en poder entrar en la intimidad de Cervantes, que sientas que le conoces algo más, que puedas hablar con él, y sobre todo el proceso de creación, ideación o ensoñación del Quijote. Eso, una historia emocional vinculado a su proceso de creación, me interesaba más que contar una biografía al uso.

Al hilo de eso, retomo una pregunta de la entrevista que te hice hace un año sobre Julián (aquí la podéis leer)… ¿Cuánto hay de realidad y cuánto de ficción? ¿Hasta qué punto lo que hay en el cómic sería, digamos, históricamente exacto?

Vamos a ver… Está estructurado como una obra de teatro, empieza en un corral de comedias y hay un narrador que introduce cada cuadro, hay seis cuadros. El narrador va contando de un modo lineal la vida de Cervantes, y eso está ceñido a la documentación. Él introduce unas situaciones que son también históricas y basadas en la documentación. Por ejemplo, el cuadro cuarto, que es cuando está en la cárcel, la ensoñación del Quijote. Cervantes dijo en algún momento que el Quijote se engendró en una celda, eso lo sabemos. Ahora bien, ¿lo pensó en la celda? ¿Lo escribió en la celda? ¿Lo pensó y lo acabó? No se sabe. También se presume que estuvo en la celda por irregularidades en sus impuestos. Todo eso es real. Ahora bien, en el momento en el que yo pongo a Cervantes hablando con su ensoñación del Quijote ahí ya estoy ficcionando. Todos los diálogos y todo lo que son esas emociones ya surgen un poco de lo que yo, como autor, pienso que pudo decir. Pero la base histórica es rigurosa. Ahora, en cuanto te pones a fabular sobre lo que pudo pensar… Todo el episodio que se cuenta con las Cervantas un día en su casa es histórico; ahora, la manera en que todo eso se pudo recibir en esa casa es ficción, ahí es donde entro yo con el juego de las emociones.

Quijote aparte, y así rompemos la identificación de la que hablábamos con Cervantes, a mí el cuadro que me encanta es el tercero, por la forma en la que cuentas la batalla de Lepanto sin llegar a mostrarla… ¿Es una limitación que obedece a las características teatrales del libro o realmente te la planteaste así?

Pues son tres cosas. Sí quería contarla así y ahora te voy a decir por qué. De entrada, no me apetecía tampoco contar la historia de Lepanto, ya he puesto un dibujo ahí pero no me apetece, porque hay miles de cómics y de historias de aventuras. Obviamente, tengo que contarla, ¿pero sabes qué tenía yo en mente cuando escribí esa escena? Una escena de Tintín y el secreto del Unicornio, cuando el Capitán Haddock le está contando a Tintín la batalla, aunque ahí Hergé juega con el flashback y nos lleva al barco, pero a mí me encantaban las viñetas en las que está Haddock solo con la espada, en su habitación, que se acababa cayendo. Me gustaban también obviamente las del barco, pero más esa recreación, esa ilusión. Esa era un poco la idea que tenía, que Cervantes en un momento dado contara la batalla pero sin que se viese. Yo tenía que tener una situación que justificase lo que ocurría realmente, que él aprovecha la batalla para quitarse de encima a unos pesados. No quería hacerlo como la batalla de Lepanto, estaba limitado por la acción teatral y quería homenajear a Hergé y al Capitán Haddock en esa escena genial de El secreto del Unicornio.

Imagínate ahora algo que igual hemos hecho muchos en nuestros años de estudiantes… Llega el examen sobre Cervantes y tienes la tentación de coger este tebeo para aprenderte su biografía. ¿Le sirve o no?

Yo diría que sí, claro que sí. Mi trabajo siempre ha sido la divulgación histórica, es como yo me convenzo a mí mismo de que así hago trabajo social y que no me limito a contar mis pajas mentales en mi obra, porque tampoco tengo tanta seguridad en mí mismo como para eso. La divulgación histórica me parece una forma de contribuir a la sociedad. Cualquiera que se lea este tebeo de Cervantes sale sabiendo quién era Cervantes, eso es seguro. Y si vas a un examen sí le recomendaría a cualquiera que se lo leyese, incluso le permitiría fabular sobre emociones o maneras de sentir de Cervantes, que eso obviamente la documentación histórica no les deja. Pero como te he dicho en un principio, todo el background, todo el trasfondo es rigurosamente histórico. Luego hay fabulación de novela en torno a ello, pero sí, respondiendo claramente a tu pregunta, sí, así que comprároslo todos.

Literatura, teatro y cómic están presentes en este libro. ¿Hermanos bien avenidos o difícilmente reconciliables? ¿Esto es algo único o podría hacerse más habitualmente?

Yo he tenido la presunción, un poco la arrogancia, de intentar hacer un cómic que no se hubiese hecho antes, y en ese aspecto es lo que acabas de mencionar, aunando cómic, literatura y teatro. Las tres son artes narrativas, y eso es probablemente lo que tengan en común. Tú sabes que Will Eisner decía que el cómic era el arte secuencial. La secuencia es una herramienta de narración, y tanto el teatro como la literatura son narrativos, como el cómic, y pienso que pueden aunarse perfectamente, como también pueden alejarse enormemente, porque puede haber una literatura descriptiva que en el cómic no tiene lugar porque para eso ya utilizas las imágenes. O en teatro una reflexión muy profunda, el ser o no ser de Hamlet, que en vez de veinte páginas como he hecho yo en un escenario al ser un monólogo igual te obliga a cuarenta páginas. Pueden alejarse uno de otro, pero yo creo que se pueden aunar, y me gusta que lo digas porque es lo que yo he intentado en este cómic, aunar las tres cosas, la literatura por el lenguaje que he utilizado, el teatro porque es un texto de teatro y el cómic. A mí me encantaría que se siguiese por esta línea. De hecho, literatura y cómic sí que es un maridaje antiguo, porque hay cantidad de novelas adaptadas. Teatro ya no tanto.

Antes has dicho, y me pelearé contigo por eso, que eres un dibujante bastante limitado. Entonces, ¿tuviste claro desde el principio que este cómic lo tenías que dibujar tú o te planteaste la posibilidad de encargarte sólo del guión y ceder los lápices a otro ilustrador?

No, para Cervantes no, porque con Cervantes, como te he explicado antes y no sé cómo sonará esto, tengo una vinculación emocional. Estos ocho años que estuve representando el personaje de Sancho me hicieron leer sobre él, andar jugando con este castellano arcaizante… No sé, a través del agradecimiento, gracias a todo este regalo que nos hizo a la cultura castellana, a la cultura española, y luego conociendo su vida ves que el pobre hombre, como él decía, tenía una vida más versada en desdichas que en versos, no le pasaron más que putadas. Le tengo un cariño hacia el personaje muy grande. Tenía muy claro que este era para mí, que este lo quería dibujar yo, sí, desde el principio.

Al Quijote y a Sancho les hemos visto en mil versiones televisivas y cinematográficas, también dibujos animados. ¿Hasta qué punto te limita eso en el diseño de los personajes?

En mucho, pero todos quedamos limitados cuando Gustavo Doré hizo en sus grabados su versión del Quijote. Todos bebemos de ahí. Vuelvo a lo mismo de antes con Cervantes, exclusivamente no pero muchos bebemos de ahí. Si vas a dibujar al Quijote, la imagen de Doré, aunque no sea directa, aunque no veas ningún grabado de Doré, se ha ido traspasando de autor en autor, de ilustrador en ilustrador, y es la predominante. En el momento en que Doré hizo aquellas obras maestras, ya los demás estamos limitados, somos meros homenajeadores de Doré.

Igual lo más distinto del cómic y lo que se sale del entorno teatral son las ensoñaciones, con el cambio de color. ¿También tuviste claro que esas escenas sería así o le diste muchas vueltas?

Tenía claro que me apetecía que cada cuadro tuviera un color distinto. Recuerdo verlo por primera vez en Las calles de arena, de Paco Roca, aunque luego, tristemente, salió muy mal editado el tebeo y se ve mal, pero lo que el hombre pretendía hacer está ahí y a mí me encantó, me gustó esa idea. Sí tenía muy claro el color, que está dado a medias con mi mujer, Lola Aragón, principalmente ella, yo do las sombras, pero estábamos los dos en el estudio ahí mano a mano. En la ensoñación de dentro de la cárcel sí me parecía que no podía andar jugando con colorines, sino que fuese algo más monocromo, y también con los fondos tenía que romper más claramente la estructura de viñetas en tres tiras o dos, y tampoco iba a hacer composiciones como las de Esteban Maroto por mis limitaciones en el dibujo, pero sí me parecía que ahí podía romper totalmente y hacerlo en un solo color. Luego ves que al final, cuando vuelve a ver una ensoñación, es al revés, y eso también quería marcarlo. Podía haberlo hecho al revés, lo que es la realidad a todo color y cuando ellos aparecen en monocromo, pero fue por darle variedad, porque me gusta esa sensación de que cuando coges un libro, lo abras y te vaya cambiando el color en diferentes ambientes. Eso sí está pensado.

Te voy a dar la vuelta a la primera pregunta. Hemos hablado del salto de la obra de teatro al cómic. Imagínate que es al revés, que ahora ya tienes el cómic y puedes hacer una obra de teatro con él…

Pues es lo que estoy esperando que ocurra. Yo escribí la obra hace ocho años, pero necesitas siete actores. Ya empezó la crisis y una producción con siete actores, para colocarla, para venderla, tiene un caché muy elevado, así que la abandonamos. Esa es la tristeza, que tienes que hacer una producción como máximo con tres o cuatro actores, quiero decir jugando en segunda división que es donde yo juego, no en primera. Si yo pudiese, si alguien me dijera “oye, Gol, vamos a montarla”, pues la montaba escapado. Tengo pedido un proyecto en Talavera que voy a intentar colocarla, pero es una producción cara, cara para segunda división, jugando arriba no. Y soñando, ahora que está el libro, igual puede caer en más manos… Me contaba Ricardo (Esteban, editor de Dibbuks) que la bibliotecaria de Olmedo, que es de un grupo de teatro… Aunque fuese un grupo aficionado. Bueno, cuanto mejor el grupo mejor, claro, pero sí que me gustaría verlo, porque es fácil. Salvo las transiciones del narrador, que aquí en el cómic las adorno con viñetas de época de reconstrucción, aunque hoy en día en el teatro se podría hacer con proyecciones, que está también muy visto, o como yo imaginé inicialmente, con un narrador muy histriónico, muy gestual, que transporte al espectador a la época. Pero luego los cuadros están diseñados para ser representados, sería muy fácil.

Pues imagínate que no tienes ninguna limitación de tiempo, de dinero o de nacionalidad. ¿Qué actores te imaginas en estos papeles?

De Quijote, realmente, mi ex socio, con el que yo trabajaba… Hacía el tío un Quijote fantástico. ¿Has visto esa película inacabada de Orson Welles del Quijote? Así como el Sancho no, aunque era un genial actor, el Quijote era increíble, era un hombre muy mayor que se murió antes de acabar, pero ese era muy grande. La verdad es que el Sancho, ahora que lo recuerdo, era muy bueno, pero no físicamente, no estaba tan gordo como uno espera de Sancho, pero como actor desde luego mucho mejor que Alfredo Landa. Fernando Rey estuvo digno, pero Alfredo Landa para mí deprimente. No sé por qué me viene a la cabeza, pero no le pegaría mucho de Sancho tal vez, Charles Laughton, un actor inglés, gordo, pero no… A lo mejor Charles Laughton para hacer de Francisco de Robles, del editor, ahí al final… A mí gustaría hacer del padre de Cervantes. Y para Cervantes… ¿Qué actor podríamos poner…? Nunca se me ha ocurrido ni pensarlo, me has puesto en un brete… Ah, bueno, sí, Luis Tosar. Creo que podría hacer un Cervantes bien chulo.

Y para terminar, ¿en qué estás trabajando ahora mismo?

Lo siguiente, que ya lo he hecho y está en manos del dibujante, ha sido, yo siempre esclavo de la historia, un guión sobre Carlos V en Yuste. Es como Cervantes, todo el mundo sabe cosas sobre Carlos V pero en realidad ni idea, y como la serie parece que está fracasando o ha fracasado la gente no se entera de nada. Carlos V, y es algo realmente impresionante, fue un emperador en la cúspide del poder que abdica y se va a vivir a Yuste, un pueblo en el norte de Extremadura, cerca de donde yo vivo, a un monasterio jerónimo. Deja todo, a su hermano lo nombra emperador y le da el imperio alemán, a su hijo, Felipe II, el reino de España y se va allí, en teoría como monje, aunque tenía cincuenta criados y tal. Entonces, es un momento que a mí siempre me ha fascinado. Nos ha fascinado a bastantes autores a lo largo de la historia, no sólo a mí, porque hay mucha literatura, hay muchos libros sobre Carlos V en Yuste. Él no era español, era flamenco, era alemán, y decide retirarse y venirse al culo del mundo. En aquel entonces ni siquiera en carro podías llegar a Yuste, no tenía que haber ni caminos. Desde hace mucho tiempo tenía yo idea de hacer algo con él. Como ha salido la serie dirán “este es un oportunista”, pero no, ha coincidido. De hecho, se ha terminado ya y cuando salga el cómic, que no creo que tarde menos de un año porque es un guión de novela gráfica de 170 páginas, y son los últimos tres meses de él en Yuste. Lo va a hacer un dibujante placentino, un tal José María Perianes, que es también un dibujante de esta segunda división no por la calidad de su dibujo, que es de primera, igual el hombre no es un gran relaciones públicas, ha publicado pero no mucho. Hace un año me pidió que le hiciese un guión. Él vive en Plasencia y está también al lado de Yuste, y yo sé que él conoce a Carlos V y su época y que de documentación no va a tener ningún problema, pensé que este guión viene pintiparado para este hombre. Me puse, se lo escribí y está con él. Y ahora mismo estoy con un problema que no tenía desde hace mucho tiempo, y es que tengo demasiadas ideas y no se me ocurre realmente encontrar algún elemento externo que me diga “Gol, aquí”. Porque, claro, yo he tenido que alimentar a mis hijos de los cómics y casi toda mi obra ha sido de encargo. Cervantes es el primer libro gordo que no es de encargo, que nadie ha pagado previamente por él. Como te he dicho antes, también me falta esa confianza en mí mismo para pensar que las pijadas de mi vida íntima le puedan interesar a alguien. Ando dubitativo, tengo varias ideas en la cabeza para un guión para mí, para dibujarlo yo, y no lo tengo claro, porque este de Carlos V se lo he dado al dibujante hace dos semanas, así que estoy todavía pensando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 enero, 2016 por en Dibbuks, Entrevista, Gol y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 245 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: