CÓMIC PARA TODOS

‘Liga de la Justicia 3000’ 4, de Keith Giffen, J. M. DeMatteis y Howard Porter

liga_justicia_3000_num4Editorial: ECC.

Guión: Keith Giffen y J. M. DeMatteis.

Dibujo: Howard Porter y Andy Kuhn.

Páginas: 72.

Precio: 6,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Octubre 2015.

Con los números que forman este cuarto recopilatorio, se acabó Liga de la Justicia 3000, pero no se acaba en realidad. Como si de otra broma más de Keith Giffen y J. M. DeMatteis se tratara, la serie se cierre con un final abierto para ser rebautizada… como Liga de la Justicia 3001. En otras palabras, lo que los autores nos cuentan es que con lo que se ve en esta entrega finaliza el primer año de vida real de estos singulares y renacidos por obra y gracia de la genética Batman, Superman, Wonder Woman y compañía, en realidad un delirante homenaje a la Liga de la Justicia Internacional que Giffen y DeMatteis popularizaron hace ya algunas décadas. Si en el anterior número (aquí, su reseña) ese homenaje alcanzó a dos de las figuras cómicas más singulares del universo DC y del repertorio que ellos mismos manejaron en su Liga, Booster Gold y Blue Beetle, aquí se acercan a Hielo y Fuego, otras dos integrantes de aquel grupo. Y no se puede decir que no son ingeniosas las soluciones encontradas para hacer que los personajes estén vivos un siglo después de nuestro tiempo. Sobra decir que el tono cómico sigue más que presente en los guiones de Giffen y DeMatteis, algo que también sabe entender Howard Porter con su dibujo como complemento de la espectacularidad que reina en la serie, por las aventuras y por los escenarios en que estas acontecen.

Decir que la serie es cómica no quiere decir en absoluto que sea una parodia. Ese es el dificilísimo equilibrio en el que transitan Giffen y DeMatteis. Una cosa es cargar de chistes una historia en la que destaquen Booster Gold y Blue Beetle, y otra muy distinta hacerlo con los emblemas esenciales de DC. Pero como son copias resucitadas gracias a su ADN, es más fácil llevar a Batman, Superman y Wonder Woman a ese terreno. La experimentación que permite el escenario de ciencia ficción es tan grande que cada relato pasado (como aquí el de Hielo, reconvertida casi en un personaje de Las crónicas de Narnia… o Frozen), en lugar de ralentizar la narración, le da mucho más sentido. Sí, Giffen y DeMatteis han dado con una fórmula que no sólo les ha permitido llevar su broma, tan pública como privada, hasta más allá del año de publicación, sino incluso a conseguir que cada escenario abierto que plantean sea más interesante que el anterior. Y justo esa es la sensación que deja el cliffhanger con el que acaba la serie, conclusión natural de todo lo que han ido proponiendo en este y en los tres volúmenes anteriores, una gozosa diversión, casi culpable por la irreverencia que contiene pero que, al fin y al cabo, se beneficia de ese escenario alternativo para que la broma la entiendan por igual autores y lectores.

Es verdad que todo es mucho más divertido por el espléndido hacer de Howard Porter, que dota a la historia de la espectacularidad que necesita para que la comedia de los guiones de Giffen y DeMatteis pueda campar a sus anchas sin hacer que Liga de la Justicia 3000 deje de ser un genuino y muy entretenido tebeo de superhéroes. Y eso se nota en presencia y en ausencia. Es decir, admirando los formidables lápices de Porter en cada número que dibuja, pero también echándole de menos cuando no está por cuestiones editoriales que las grandes no parecen querer solucionar con una planificación más desahogada. Su sustituto en el penúltimo número de la serie es Andy Kuhn. Su dibujo, mucho más libre y desenfadado, es bastante interesante, pero es también una ruptura con el estilo de la serie. Y aceptando sus virtudes, no se siente como parte de este alocado universo. Al menos, como es el mencionado flashback en el que Hielo cuenta cómo ha llegado al año 3000, el shock para el lector no es tan grande y no rompe las espléndidas sensaciones que deja una serie diferente, divertida, con toneladas de sarcasmo e irreverencia, y que llega a su punto y aparte dejando un sabor de boca formidable que nos retrotrae a cuando disfrutamos de aquella singular Liga de la Justicia Internacional de Giffen y DeMatteis.

El volumen incluye los números 13 a 15 de Justice League 3000, publicados originalmente por DC Comics entre enero y marzo de 2015. El único contenido extra son las portadas de Howard Porter.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 242 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: