CÓMIC PARA TODOS

‘Visiones del fin’

visiones-del-finEditorial: Aleta.

Guión: Juan Santacruz, Mike Bonales, Carlos Esquembre, Juan Luis Iglesias, El Torres, Mariano de la Torre, Francisco Maldonado, Irene Roga, Ricardo Jurado, Santi Casas, Meritxel Bosch y Cesc F. Dalmases.

Dibujo: Juan Santacruz, Víctor García, Mike Bonales, Carlos Esquembre, Jesús Bravo, Pedro J. Colombo, Esdras Cristóbal, Tomás Morón, Judith Ballester, Mariano de la Torre, Francisco Maldonado, Josep Busquet, Roger Vidal, Irene Roga, Ricardo Jurado, Nil Vendrell, Mirian Bonastre, Santi Casas, Fran J. Rojas, Meritxel Bosch, José Ángel Ares, Cesc F. Dalmases y Pam López.

Páginas: 216.

Precio: 19,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2015.

Viendo lo difícil que se está poniendo el mercado para muchos autores que han dado un nivel mucho más apreciable que la escasa repercusión que por desgracia pueden alcanzar sus obras, la antología se está convirtiendo en un refugio espléndido para que muestren de lo que son capaces. Visiones del fin es la enésima demostración de esa tendencia y una con bastante riqueza y variedad precisamente porque su temática es muy amplia, casi inabordable. Son 25 visiones del fin, pero el fin entendido desde muchos puntos de vista que en la contraportada del volumen se definen como encrucijadas, momentos definitivos que cambian el rumbo de la existencia, general o particular. Así, en las páginas de libro hay apocalipsis zombis, invasiones espaciales y hasta pérdidas de inocencia o amor, historias realistas y fantasías futuristas, cuentos alegres y relatos cargados de melancolía e incluso fatalismo, todo en blanco y negro pero con un impresionante repertorio de estilos que enriquecen el resultado final. Y todo eso desemboca en una diversión muy intensa durante todo el libro, irregular y ecléctico como toda antología que se precie y en la que el protagonismo se lo llevan Juan Santacruz, que escribe diez historias y dibuja tres de ellas, y Josep Busquet que se encarga de cuatro relatos, uno de ellos como autor completo.

Los relatos de Santacruz como autor completo son muestra de la diversidad de tono, divertido como El último duelo, apenas un gag; el retrato de la desquiciada mente de un profesor en La clase; y un divertidísimo relato sobre alienígenas juzgando a la Tierra, Sanción administrativa. Pero también es más dramático y sexual, con sugerente dibujo de Víctor García en El pecado; propone desasosiego, y un buen dibujo de Tomás Morón Aranda, para explicar la violencia de género en Amor eterno; traza una analogía entre los cánones de la moda y los zombis con un toque aterrador en Blue Jeans, con gran dibujo de Judit Ballester; ofrece una historia personal sobre el fin de toda una vida en En un minuto, con dibujo de Roger Vidal; mezcla acción y sexo en The Red Sea, con el espectacular movimiento que le da Nil Vendrell; escribe una simpática parodia de Sailor Moon, Sr. Francisco, que dibuja con acierto Míriam Bonastre; y muestra una cruel ironía sobre nuestro sedentario modo de vida en Deporte de riesgo, ilustrado por Fran Rojas. En el caso de Busquets, destaca por su mezcla de humor y cinismo, en The Last Ones, espléndida historia de vampiros que dibuja Pedro J. Colombo; la divertida perversión del héroe de Maldiciones, con Esdras Cristóbal; la loca y simple El plan maligno perfecto, que él mismo dibuja; y Adivina quién viene a cenar, un combate contra alienígenas cargado de mala leche ilustrado por José Ángel Ares.

Los demás relatos también muestra la polifacética cara de este espléndido libro. Hildrin, de Mike Bonales, es el relato más desenfadado del libro, gracias a su estilo humorístico como dibujante. En Sky Burial, Carles Esquembre prescinde de los diálogos para mostrar la crudeza del ser humano. El hombre del saco, escrita por Juan Luis Iglesias y dibujada por Juan Bravo, es una simpática historia de misterio. Mariano de la Torre mezcla en Extinction un curioso apocalipsis con el género de superhéroes en una historia que da para más. Francisco Maldonado, con Solo al fin, innova al hablar de zombis desde un punto de vista prácticamente inédito y muy bien narrado. Irene Roga traza en Torero, torero una brutal y descarnada crítica hacia la tauromaquia con una puesta en escena brillante. En La última batalla, Ricardo Jurado también se acerca a los superhéroes con una interesante reflexiones sobre los multiversos que pueblan el cómic actual. Santi Casas, con un dibujo espectacular, habla en Continue sobre el fin desde el punto de vista del videojuego. Meritxel Bosch crea una onírica historia que encuentra con simpatía la mejor definición en su título, Hard to Explain. Y Cesc F. Dalmases cierra en Sin fin estas Visiones del fin con un divertido bucle temporal que habría sido más genial todavía con algunas páginas más.

El contenido extra lo forman las ilustraciones Mariano de la Torre, Juan Santacruz y Fernando Casaus.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 237 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: