CÓMIC PARA TODOS

‘Batman. Manbat’, de Jamie Delano y John Bolton

batman_manbatEditorial: ECC.

Guión: Jamie Delano.

Dibujo: John Bolton.

Páginas: 160.

Precio: 14,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Octubre 2015.

Es necesario advertir que Batman. Manbat es un Otros mundos, la serie con la que DC dio carta blanca a sus autores en los años 90 para que reintepretaran a sus personajes más populares, especialmente al Caballero Oscuro, en escenarios imposibles o en tiempos diferentes. Es necesario porque se trata de una historia que, por su apariencia y en buena medida por su historia, bien podría pasar por una que se desarrollara en la continuidad oficial del personaje. El primer vistazo puede engañar, aunque después de leerla es obvio que hemos leído un relato alternativo. Y eso es algo que juega tan a favor como en contra del guión escrito por Jamie Delano. A favor porque le permite mostrar a un Manbat mucho más radical que de costumbre, brillante y lógico. En contra porque reduce a Batman a una caricatura de sí mismo que rompe en ocasiones la brillante atmósfera que plantea su guión y a la que John Bolton da forma con un dibujo deslumbrante, que sabe moverse entre el hiperrealismo y la exageración de una manera brillante. Da la impresión de que, mientras Bolton se sale, Delano no termina de aprovechar todas las buenas ideas que vuelca en su guión, e incluso el relato termina con la impresión de que no se ha movido nada, lo cual sorprende precisamente por su condición de Otros Mundos.

Esa sensación se deriva, por un lado, de que toda la historia se monta en base a una casualidad que pone en marcha Marilyn Munro, una activista que quiere sabotear los experimentos genéticos de una corporación sin escrúpulos. No es un plan maestro de Manbat. Ni siquiera el resultado de su acción, a pesar de que esta sea una de las mejores versiones que se hayan escrito nunca del monstruoso alter ego de Kirk Langstrom. La presentación de su disfuncional familia, encabezada por su mujer, Francine, es brillante, desasosegante y terrorífica, una evolución natural del personaje que la continuidad obliga normalmente a frenar. Pero los problemas surgen en cuanto se comprueba que la figura de Batman es casi cómica, recomendando a prostitutas que se busquen otro trabajo más seguro, aceptando la multa que le pone un sheriff de pueblo o suponiendo el color de la ropa interior de Marilyn porque “ningún detalle es insignificante”. Sorprende la frivolidad con la que Delano trata a Batman cuando para Manbat escoge una gravedad impresionante, terrorífica por momentos, turbia en todo caso por la forma en la que tanto la genética como la sexualidad forman parte de su mundo. De largo, eso es lo mejor que ofrece el guión de Delano, que combina momentos intensos con soluciones fáciles.

Si el guión deslumbra sólo en parte, el dibujo lo hace de una forma tan completa y radical que merece encendidos elogios. Bolton aprovecha el riesgo que permite la serie de Otros mundos para exagerar el diseño de Batman todo lo que puede, con enormes orejas en su capucha y un sobredimensionado cinturón. Y el caso es que funciona. Lo realista, empezando por la enormemente sexual y descarada Marilyn, también. Pero donde Bolton consigue algo impresionante de verdad es a la hora de retratar a Manbat, a Francisco, a sus hijos, el monstruoso Virgil y el semihumano Eugene, el mundo en general de los murciélagos, en sus cuevas, la sexualidad más latente que explícita y que fluye entre estas criaturas rozando lo hermoso y lo escabroso a partes iguales, y una forma magnífica de mostrar la superioridad física de estas criaturas que se ve en toda la obra pero que estalla definitivamente en el clímax, con el poderoso vuelvo de Manbat. Dadas las dudas que genera el guión de Delano por su inconsistencia y por rebajar sus méritos con decisiones difíciles de comprender, es Bolton el que hace de Batman. Manbat un cómic francamente inolvidable. Su historia engancha, eso también es innegable por mucho que el resultado final deje cierto poso de decepción, pero sus imágines perduran y se quedan ancladas en la memoria.

El volumen incluye los tres números de Batman: Manbat, publicados originalmente por DC Comics entre octubre y diciembre de 1995. El contenido extra lo forman las portadas originales de John Bolton y una introducción de Jorge García.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 4 enero, 2016 por en Batman, Cómic, DC, ECC, Jamie Delano, John Bolton y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 245 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: