CÓMIC PARA TODOS

‘Millenium’ 3, de Sylvain Runberg, José Homs y Man

portada_millenium-n-03_jose-homs_201510211652Editorial: Planeta Cómic.

Guión: Sylvain Runberg.

Dibujo: José Homs y Man.

Páginas: 144.

Precio: 18,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Diciembre 2015.

Para cerrar la trilogía de la adaptación al cómic de Millenium, en realidad una hexalogía de álbumes en su original francófono, Sylvain Runberg cuenta con los dos ilustradores, ambos españoles, que le ayudaron a plasmar en viñetas los dos primeros libros de Stieg Larsson. Primero fue José Homs quien puso su talento al servicio de Los hombres que no amaban a las mujeres (aquí, su reseña), y después fue Man quizo hizo el dibujo de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (aquí, su reseña). Como ambos hicieron un trabajo espléndido, se agradece mucho que Homs repita en el quinto álbum, primero de La reina en el palacio de las corrientes de aire, y que el cierre de la historia (aunque el mercado editorial ya haya encontrado un sustituto de Larsson para continuar la serie con una cuarta novela) se lo quede Man. Entre los tres ofrecen un cierre bastante apreciable del relato, muy eficaz a la hora de trasladar las palabras a las viñetas y sin dejarse influir por el aspecto visual de las adaptaciones cinematográficas (sueca y americana, aunque Hollywood sólo haya adaptado por el momento el primer libro). Y por mucho que no sea capaz de sorprender a quienes ya hayan leído el trabajo de Larsson por lo que sucede, sí es capaz de hacerlo con una buena puesta en escena y con buen trato de la violenta historia que tienen los autores entre manos.

Runberg es un escritor muy hábil, y el gran peligro que tiene un trabajo como Millenium, además de las inevitables (y quizá algo absurdas) comparaciones que hay entre las diferentes versiones existentes, es que la gran cantidad de diálogo que presenta la historia devore en buena medida el ritmo. Ese riesgo lo solventa bastante bien, aprovechando los elementos de misterio, sabiendo introducir escenas de corte mucho más visual y haciendo que cada escena dialogada, por larga que pueda parecer, cuente para que la historia se pueda comprender por completo. Runberg es, en ese sentido, un autor muy meticuloso, sabedor de que un thriller de esta índole tiene que cerrar muy bien todos los misterios que ha venido ofreciendo y de que hay formas de romper la monotonía. Una de ellas, obvia en Millenium, es usar los medios de comunicación, en este caso la narración televisiva, para añadir variedad. Aunque Larsson ya no haya podido verlo, ha tenido la suerte de contar con narradores espléndidos para ver cómo su obra da el salto a otros medios. Runberg, desde luego, ofrece una gran fidelidad no sólo a la letra sino también al espíritu de Millenium, con lo que lo que ha hecho en estos tres volúmenes satisfará a la inmensa mayoría de los lectores de la serie de novelas y servirá de buena puerta de entrada a este mundo para quienes no lo hayan hecho.

Para este segundo grupo, y en realidad para cualquier que guste de la narración en viñetas, el dibujo tanto de Homs como de Man supone un espléndido acicate para sumergirse en la historia a través de estos cómics. Homs exagera los rasgos faciales e incluso las perspectivas mucho más que Man, pero los dos pueden presumir de un estilo de dibujo relativamente parecido que garantiza una unidad de acción a esta serie de Millenium. Puede dar la impresión también de que Homs consigue algo más de ambientación a través del color, pero en realidad las dos partes de La reina en el palacio de las corrientes de aire exprimen el máximo con este elemento narrativo. Man, además, cuenta con la gran escena del juicio, que le permite presente a una Lisbeth Salander de aspecto mucho más radical si cabe, y con eso logra exactamente lo que se propone con su composición de la página, que sea un personaje más grande que la vida que se escapa a todos los límites, incluidos los de las viñetas. Con la última página de este tercer álbum, se certifica la sensación de haber pasado por un relato vibrante, que combina la fidelidad debida a las novelas de las que parte con una identidad bastante pronunciada. No es sólo una adaptación de una serie de novelas, sino que Runberg, Homs y Man han construido un cómic trepidante por sí solo.

El volumen incluye los álbumes quinto y sexto de Millenium, las dos partes de La reine dans le palais des courants d’air, publicados originalmente por Dupuis en marzo y septiembre de 2015. El único contenido extra son las portadas originales de José Homs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 31 diciembre, 2015 por en Cómic, Dupuis, José Homs, Man, Millenium, Planeta DeAgostini, Sylvain Runberg y etiquetada con , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: