CÓMIC PARA TODOS

‘Low’ 1, de Rick Remender y Greg Tocchini

01311020101_gEditorial: Norma.

Guión: Rick Remender.

Dibujo: Greg Tocchini.

Páginas: 176.

Precio: 18 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Noviembre 2015.

Después de haber sacado de su imaginación series como Fear Agent (aquí y aquí, reseñas de sus dos volúmenes) o Ciencia oscura (aquí, reseña de su primer volumen), Rick Remender tendría que estar muy  valorado como escritor de ciencia ficción. Low, su nuevo trabajo con Greg Tocchini, con quien ya hizo The Last Days of American Crime (aquí, su reseña), termina de confirmar esa sensación. No es una serie perfecta en su arranque, quizá demasiado expositiva en su primer número por parte de Remender, quizá demasiado recargada y por tanto con una narrativa algo confusa en algunos momentos en el dibujo de Tocchini. Pero el escenario es tan fascinante que resulta francamente difícil resistirse a los incontables encantos de Low. En la ciencia ficción se tiende a valorar en primer lugar el escenario, pero eso aquí sería un error. Impresiona este mundo subacuático en el que se recluido la humanidad para evitar la muerte en la superficie de la Tierra, pero lo que realmente hace de Low una brutal obra de ciencia ficción es lo que explica el propio Remender en su introducción, que su protagonista, Stel Caine, es una mujer optimista por encima de todo. Lo que acontece en los seis primeros números es una durísima prueba a ese optimismo vital, prueba que se recrudece con cada giro y que conforma un marco impresionante para que la historia avance.

Como ya sucede en Saga (aquí, reseña de su primer libro), de Brian K. Vaughan, Remender da fuerza a su descomunal escenario de ciencia ficción a través de la familia. Sin desvelar los acontecimientos que van marcando la historia, base fundamental del sensacional uso de la elipsis temporal que hace Remender, sí se puede evaluar este como el gran acierto de la historia. El escenario es lo que da fuerza a que Stel sea la única persona optimista que hay en este universo, la única que cree posible un futuro para la humanidad, la única que cree que se puede llegar a la superficie y hacerlo además reuniendo a toda su familia. Tras superar el excesivamente explicativo primer número de la serie, Remender da un golpe sobre la mesa y afianza la serie de una manera brillante. De un optimismo plausible, se pasa a uno que tiene que luchar contra la desesperanza. Y eso tiene que ver, de forma casi simétrica, tanto con el futuro de la humanidad como el de la propia familia Caine. Stel, más que el resto de sus familiares, se va convirtiendo así en un personaje soberbio, el escenario de ciencia ficción va siendo cada vez más asfixiante y las posibilidades que se van abriendo en la historia cada vez más interesantes. No es nada exagerado decir que Low no para de crecer desde su imaginativo y prometedor pero algo dubitativo arranque.

Tocchini entra en la serie convencido de que tiene que lucir de una manera diferente a casi todo lo que se ha visto en la ciencia ficción contemporánea, y es muy aplaudible el enorme esfuerzo que hace para que la luz y el color complementen de una forma tan potente a su dibujo para crear esa singularidad. También hay que decir que hay tanto preciosismo en ocasiones en cada viñeta que la narración sí se resiente levemente, aunque ese es un defecto menor que se ve sobre todo en el primer número y que acaba no sólo pulido sino olvidado cuando llegamos al final de la sexta entrega, la última de este primer volumen. Quizá se le pueda pedir a Tocchini una mayor expresividad en los rostros o que el paso de los años se note algo más después de las elipsis temporales que le regala Remender, pero sus lápices y sus colores tienen tal capacidad hipnótica que eso acaba dando igual. Lo que importa es que el espectáculo de ciencia ficción que plantea Low funciona a todos los niveles, que su mundo resulta creíble a la vista de un lector actual y que los personajes tienen el suficiente carisma como para complementar al brutal trabajo de diseño, tanto de escenarios como del resto de elementos, que requiere esta serie. Low es un trabajo espléndido, que además va in crescendo y que no parece haber tocado techo con su brillante cliffhanger final.

El volumen incluye los seis primeros números de Low, publicados originalmente por Image entre agosto de 2014 y febrero de 2015. El contenido extra lo forman una introducción de Rick Remender, las portadas originales y alternativas de Greg Tocchini y un portafolio de bocetos y diseños del mismo ilustrador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 30 diciembre, 2015 por en Cómic, Greg Tocchini, Image, Norma, Rick Remender y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: