CÓMIC PARA TODOS

‘Invencible. Ultimate Collection’ 6, de Robert Kirkman y Ryan Ottley

Invencible_UC6Editorial: Aleta / Dolmen.

Guión: Robert Kirkman.

Dibujo: Ryan Ottley y Cory Walker.

Páginas: 336.

Precio: 34,95 euros.

Presentación: Cartoné con sobrecubierta.

Publicación: Abril 2015.

Siempre ha habido en Invencible una sucesión natural de acontecimientos. Lo que iba pasando es lo que se supone que tenía que pasar. Pero, y ahí está la genialidad de la serie, siempre sorprendiendo. Siempre. Y eso no se frena en los números que contiene este sexto volumen de la Ultimate Collection. De hecho, el verbo “frenar” es uno que Robert Kirkman ni sabe ni puede conjugar. Al llegar al final de este libro, repasar mentalmente todo lo que ha sucedido en sus páginas es una tarea titánica. Y en realidad da la impresión de que es acción, acción y más acción. Pero en el fondo están pasando tantas cosas detrás de la acción entre Mark Grayson y todos los personajes que le rodean (desde su novia, Atom Eve, hasta su antiguo jefe, Cecil, pasando por su hermano, su madre… y hasta de nuevo su padre, el primer viltrumita que conocimos, pero ni mucho menos el último), que Invencible sigue siendo una de esas series que obliga a pasar las páginas de una forma frenética, disfrutando de cada momentos. Es verdad que la serie ya había vivido episodios de enorme violencia física y emocional, pero también es probable que la batalla contra Conquest, el nuevo agente viltrumita que ataca la Tierra lleve el relato a su punto más alto en ese aspecto. Y es ahí donde se ve que, en el fondo, Invencible ha evolucionado y ha perdido algo de la ingenuidad original.

Eso no es necesariamente algo malo, pero sí es algo de lo que Kirkman parece darse cuenta y de ahí ese Invincible Returns que cierra este volumen, una historia que pretende cerrar tramas y recuperar algo de ese Invencible original, empezando por su traje. Lo que está claro es que esa sensación de clímax continuo que también produce la serie desde el arranque alcanza aquí su cénit. Quizá lo más reprochable es que la excusa para desatarlo sea la más sencilla de todas, un viltrumita más, en este caso el salvaje Conquest, que explota la consabida fórmula de hacer la amenaza más grande, más fuerte, más peligrosa pero que, por ese lado, no aporta nada nuevo. Eso queda en manos de Atom Eve, cuyo papel en la serie crece de una forma trascendental. De hecho, es fácil pensar que gracias a ella la serie no cae en algo de repetición. Entretenida repetición siempre, eso sí, porque Kirkman domina la acción con eficacia, pero repetición al fin y al cabo que Eve evita, no sólo por su participación en la batalla contra Conquest, uno de los momentos más impactantes del cómic de superhéroes moderno sino porque sirve como desahogo emocional de Mark y como complemento extraordinario de Invencible. Ese es uno de los muchos elementos que sigue haciendo de la serie una maravilla y que Kirkman sabe explotar con mucha inteligencia.

Porque el aspecto de la serie es algo que ya ha convencido desde hace mucho, con fuerza desde que es Ryan Ottley quien se encarga de los lápices. En este sexto volumen cede los lápices de nuevo a Cory Walker en algo más de dos números, y se nota, sin que eso suponga una crítica a Walker, que no hay que olvidar que es cocreador del personaje junto a Kirkman. Pero es que Ottley aporta una fuerza que Walker no tiene, y el estilo de Invencible es el suyo. Sabe mostrar en la viñeta una violencia desatada, probablemente insoportable si el trazo hubiera sido más realista, y sin embargo el lector no sale nunca de la historia. No se mira a otro lado, no se detesta viñeta alguna. Logra una identificación tan notable con cada personaje, con Mark y con Eve sobre todo, que la inmersión en sus batallas, en sus dudas y en sus problemas es total, y la sangre, la mucha sangre que hay en las escenas de acción, no son impedimento alguno para seguir en esa situación. Los límites que se traspasan en estos números pueden ser otro indicativo de que la serie quería madurar, puede que incluso demasiado rápido, pero si se entiende como la evolución que es se acepta sin demasiados problemas. Invencible llega aquí a un punto de inflexión en muchos sentidos, pero sigue siendo una serie de referencia que aúna lo más clásico y lo más moderno del género de superhéroes.

El volumen incluye los números 60 a 70 de Invincible y el especial Invincible Returns, publicados originalmente por Image Comics entre marzo de 2009 y abril de 2010. El contenido extra lo forman las cubiertas originales de Ryan Ottley, Cory Walker y David Finch y un extenso portafolio de bocetos e ilustraciones comentados por Robert Kirkman y Ottley.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 diciembre, 2015 por en Aleta, Cómic, Cory Walker, Dolmen, Image, Invencible, Robert Kirkman, Ryan Ottley y etiquetada con , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 245 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: