CÓMIC PARA TODOS

‘Bribones 2. El barco frío’, de El Torres y Lolita Aldea

Portada_Bribones2Editorial: Dibbuks.

Guión: El Torres.

Dibujo: Lolita Aldea.

Páginas: 136.

Precio: 16 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Noviembre 2015.

En esta era de la novela gráfica en la que vivimos inmersos desde hace muchos años, a veces nos olvidamos de que el cómic, además de una poderosa herramienta para contar historias, siempre fue un entretenimiento. Menos que hay series que de vez en cuando nos recuerdan esa naturaleza desenfadada y divertida, menos mal que hay Bribones sueltos por el mundo. Tras La maldición de la gallina (aquí, su reseña), El barco frío es para El Torres la posibilidad de conocer más en profundidad a sus personajes. Ya no es sólo una aventura de espada y brujería llena de referencias al género, algo que tampoco deja de ser (y se agradece), sino que Bram y Weasel toman formas espléndidas. ¿Quién dijo que no se puede hacer un cómic divertido y juguetón atendiendo a los personajes y a la historia? Desde luego no El Torres, porque, como bien dice en su introducción, este es un tebeo divertido. Muy, muy divertido. Y lo es porque se trata de lo que cualquier ha soñado en algún momento, aunque no tuviera la habilidad para escribirlo y la atrevida desvergüenza de pedirle a alguien que se lo dibujara. Como es una fantasía, en todos los sentidos, parece imposible no disfrutar de este viaje. Lolita Aldea, la ilustradora, lo hace con la misma intensidad que El Torres y firma una espléndida invitación para que el lector haga lo mismo.

El hecho de que sea una fantasía que cualquiera podría tener hace que Bribones parezca fácil de escribir. Pero no, no sólo no lo es, sino que además tampoco cualquier guionista sería capaz de hacerlo. El Torres disfruta con cada línea que escribe, con cada frase que se le ocurre, con cada escena que surge de su imaginación. Y eso se nota, porque ese es el punto de partida de una espléndida historia, que bien podría haber realizado de una forma más seria y profunda pero que sabe adaptar el tono dicharachero y juguetón de Bribones. Incluso lo que parece un desenfreno absoluto, un compendio de chistes sobre la hombría de Bram, sobre los exiguos vestuarios de Weasel y sobre la comicidad que desprende la solemnidad de determinadas leyendas, es, al final, un brillante ejercicio de equilibrio entre sus protagonistas sin descuidar el escenario. El barco frío parece la historia de Bram, no es vano profundiza en su pasado, en su juventud y en las razones por las que es un truhán divertido en los días en que acontecen estas aventuras. Pero poco a poco es Weasel quien se apodera del relato con unos diálogos brillantes y divertidos. Y sucede mientras nos quedamos todos con la boca abierta viendo estos barcos vikingos, una malvada gigante con la cara de Montserrat Caballé, un dragón precioso o un kraken espectacular.

Y es que El Torres deja tantos caramelos para que se divierta un ilustrador que habría sido casi un pecado no aprovechar semejante oportunidad. Lolita Aldea se escapa de su formación manga para firmar un trabajo espléndido, que sabe mezclar la diversión aventurera que Bribones propone con su entorno de espada y brujería pero que también sabe sacar todo el partido a la vis cómica de sus protagonistas. Su dominio de la anatomía y la expresividad de Weasel es clave para ir comprendiendo como, poco a poco, el principal personaje femenino se va adueñando de la historia, aunque en general es difícil encontrar flaqueza alguna, pudiendo disfrutar no sólo con los estudiados escenarios en los que acontece el relato sino también con las splash pages más espectaculares, las del barco en el que viajan Bram y Weasel buscando zanjar las deudas del pasado del primero o la del enfrentamiento final entre el dragón y el kraken. Si el primer volumen de Bribones era todo un deleite divertido y gamberro, este segundo demuestra que se puede contar una gran historia incluso desde el punto de partida más rocambolesco y desprovisto de elevadas pretensiones. Y sí, hay bárbaros guerreros, exuberantes mujeres, espadas, criaturas, y persecuciones por doquier. Bribones es justo eso, un sueño, una fantasía, un divertimento, y en eso sobresale con una facilidad pasmosa.

El volumen incluye los cinco números de Rogues! The Cold Ship, originalmente publicados por Amigo Comics entre abril y agosto de 2014. El contenido extra lo forman una introducción de El Torres, las portadas originales de Lolita Aldea, ilustraciones de Jaime Martínez, Víctor Santos, Oscar J. Vargas, Aneke y Mk-Ru-mor, y un portafolio de bocetos y diseños de Lolita Aldea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 noviembre, 2015 por en Amigo, Cómic, Dibbuks, El Torres, Lolita Aldea y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 243 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: