CÓMIC PARA TODOS

‘Batman. El episodio perdido’, de Len Wein y José Luis García-López

GAB_JLGL_episodio_perdidoEditorial: ECC.

Guión: Len Wein y Alan Brennert.

Dibujo: José Luis García-López.

Páginas: 96.

Precio: 12,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2015.

Es un fenómeno fascinante la atracción que provoca la serie de Batman de 1966. Alejada por completo de todo lo que, en teoría, crea la esencia más pura del personaje, la de sus inicios, la de sus etapas más celebradas en el cómic y también las de sus adaptaciones audiovisuales mejor acogidas por el público, su estilo camp sigue formando parte imborrable de la historia del presente. Por eso, no es tan extraño que el cómic haya decidido apostar por el tono y el diseño de aquella mítica serie para presentárselo a los lectores contemporáneos. Así nace Batman ’66. Pero El episodio perdido no se queda en la nostalgia de esa serie, sino que va un poco más allá. Primero, porque es la adaptación de un guión de la serie que jamás se llegó a rodar, uno escrito por el novelista Harlan Ellison, adaptado por Len Wein para la ocasión. Segundo, porque iba a ser la presentación en la serie de uno de esos villanos de Batman que parecía tener un encaje más complicado en ese formato televisivo, Dos Caras (aunque la infantilización del personaje en Batman Forever contradijera esta aparente dificultad en ridiculizarle). Y tercero, y probablemente lo más importante, porque el dibujo corrió a cargo de José Luis García-López, maestro entre los autores clásicos y un puente formidable entre la serie, sus años de esplendor en el cómic y el momento en el que vivimos.

Hay que reconocer que como episodio de la serie televisiva habría sido, con diferencia, uno de los más ambiciosos. No sólo por la forma en que se retrata a Dos Caras, bastante fiel con las encarnaciones más adultas y dramáticas del personaje y alejada del carácter bufo en el que cayeron la totalidad de los villanos, sino también por los escenarios en los que acontece la historia, con un buque oculto en una cueva a la que sólo se puede acceder sumergiéndose o con el mismo uso del Batcóptero, la Batmoto y el Batmóvil. Ellison primero y Wein después en su adaptación respetan el tono camp y humorístico de la serie pero gracias a la presencia del alter ego transformado y trastornado de Harvey Dent se acercan a terrenos que son igual de propios al cómic. No, obviamente, a los más violentos y trágicos, pero sí a historias posteriores a la producción televisiva, una vez que en personaje comenzó a recuperar los elementos que le hicieron merecedor del sobrenombre de Caballero Oscuro. No sería este mismo Batman televisivo si la comedia no se mantuviera, y la presencia de personajes como la Tía Harriet o el mismo comisario Gordon ayudan en ese sentido como también lo hacen las expresiones de Robin, pero la pericia de Wein, y probablemente esa ambición de Ellison, hacen que además de un episodio perdido sea igualmente uno diferente.

Eso mismo se nota también en el dibujo de García-López, que es en realidad el centro de este volumen y la excusa para incluir también un relato dibujado por él y escrito por Alan Brennert e incluido originalmente en la serie Batman. Black & White. El ilustrador respeta el aspecto de Adam West, Burt Ward y los demás actores del producto televisivo, pero se le nota que quiere aportarle al resultado final, en especial a Batman, un toque mucho más personal y clásico que se aproxime a los modelos que durante tantos años se convirtieron en la imagen más oficial posible de los héroes de DC. Aun manteniendo la característica capucha y el exagerado cinturón, García-López ofrece un Batman algo más musculado que en la de la pequeña pantalla, y desde luego con un movimiento mucho más atractivo, sobre todo en una capa que siempre supo dibujar con excelsa maestría. Y su versión de Dos Caras, para la que no había referente televisivo, es espléndida, una mezcla entre lo clásico y lo contemporáneo que de alguna manera quiere ser este cómic. El episodio perdido se convierte así en una de esas lecturas necesarias para aficionados muy distintos, indudablemente los de Batman, por supuesto los de las versiones camp de los superhéroes de siempre y todavía más los que disfruten todavía hoy de un dibujo tan fabuloso como el de García-López.

El volumen incluye Batman ’66: The Lost Episode, publicado originalmente por DC Comics en noviembre de 2014, y material del número 10 de Batman: Gotham Knights, de octubre de 2000. El contenido extra lo forman una introducción de David Fernández, las portadas originales de Alex Ross y José Luis García-López, la reproducción de toda la historia en los lápices de García López, bocetos del ilustrador, fotografías de la serie de televisión y el guión original de Harlan Ellison.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 16 noviembre, 2015 por en Alan Brennert, Batman, Cómic, DC, ECC, José Luis García-López, Len Wein y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: