CÓMIC PARA TODOS

‘Este del oeste’ 3, de Jonathan Hickman y Nick Dragotta

01313530301_gEditorial: Norma.

Guión: Jonathan Hickman.

Dibujo: Nick Dragotta.

Páginas: 144.

Precio: 17 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Julio 2015.

Si hay un autor que ha heredado el gusto de Grant Morrison por vincular el sabor de boca de sus obras a un final clarificador que complete un desarrollo fascinante, ese es Jonathan Hickman. Este del oeste es, sólo en ese sentido, deudora del espíritu de Morrison, pero no deja de ser un Hickman puro. No es nada fácil aventurar dónde llegará el clímax de una obra que acumula momentos álgidos de una forma deslumbrante. Puede que no se vea con claridad el gran lienzo sobre el que se está escribiendo esta serie que en sus inicios parecía ser una mezcla entre el western y la ciencia ficción y que ahora parece más claramente un relato épico de enormes proporciones, pero es increíblemente difícil apartar la vista de la página o perder el hilo de cada una de las escenas que se van uniendo en sus páginas, incluso sin que se vea con meridiana claridad la conexión entre algunos personajes y escenarios. Pero da igual, porque Este del oeste fascina. Lo hace con la intriga política que va tejiendo Hickman, también con el sugerente escenario que ha construido, y por supuesto con la sensacional ejecución del ilustrador Nick Dragotta que deslumbra con sus lápices pero también con una narrativa espectacular. Quizá convenga recuperar los dos primeros números de Este del oeste (sus reseñas, aquí y aquí), pero incluso sin ellos hay un magnetismo difícil de negar en este tercero.

Superando el primer año de publicación con los números que reúne esta tercera entrega de la edición española, es difícil contestar a una sencilla pregunta: ¿quién es el protagonista de Este del oeste? Esa incógnita permite comprender que el plan de Hickman es ambicioso. Que cada personaje que aparezca en sus páginas merezca luchar por ese título lo que implica es que su trabajo es impresionante. Dicho eso, es bastante obvio que hay entretenimiento detrás de cada uno de los múltiples escenarios que se abren en la serie, algo que se vienen notando desde su primer número, pero también que incluso el tener aún muchos huecos en la sofisticada mitología que ha compuesto Hickman no afecta en absoluto a la lectura. Al contrario, permite encontrar focos continuos de interés. Por ejemplo, el arranque de este volumen es una guía casi modélica sobre cómo se construye una guerra. Cómo se declara, cómo se identifican los bandos y cómo se hace sin que haya buenos y malos, sólo un puñado de personajes taimados y traicioneros, incluso aquellos que dicen actuar en interés de un pueblo. Ese pasaje de Este del oeste es, por ahora, el gran momento de la serie, pero siendo una declaración y no un fin parece evidente que a esta historia le queda todavía un enorme margen de progresión. Como se decía más arriba, puro Hickman.

Que en todo lo que se ve en la serie se pueda encontrar algún elemento fascinante tiene también mucho que ver con el dibujo de Dragotta. Hickman perfila, Dragotta enamora. Lo que en el guión ya es fascinante, en la página acabada encuentra una forma sublime y los diseños de Dragotta son incluso mejores una vez que Frank Martin trabaja con el color de cada ilustración. Sabiendo que en Este del oeste hay tantas facciones, es capital el trabajo de diseño. Hay un enorme trabajo en la serie, y cada escena cumbre no hace más que confirmarlo. De nuevo hay que insistir en que el arranque de esta tercera entrega, el cónclave de las diferentes naciones, roza lo memorable por la forma en que está construido. No sólo por lo que dicen, no sólo por cómo afecta eso a la historia y al escenario escogido por Hickman, sino por la forma en que lo ejecuta Dragotta, que entiende la tensión con la misma facilidad que la violencia. Eso se nota en cada página, meticulosamente planificada para que la narración sea prácticamente perfecta, para que esa tensión se pueda cortar con un cuchillo y para que las explosiones de violencia y las exhibiciones de poder provoquen esas sensaciones a este lado de la página. Por eso Este del oeste es tan fascinante, porque, como la vida misma, se lee sin saber qué va a pasar. Y con lo que hay en juego en la historia, eso es mucho decir.

El volumen incluye los números 11 a 15 de East of West, publicados originalmente por Image entre abril y septiembre de 2014. No tiene contenido extra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 19 octubre, 2015 por en Cómic, Image, Jonathan Hickman, Nick Dragotta, Norma y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 237 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: