CÓMIC PARA TODOS

‘Green Arrow’, de Kevin Smith y Phil Hester

green_arrow_kevin_smithEditorial: ECC.

Guión: Kevin Smith.

Dibujo: Phil Hester.

Páginas: 384.

Precio: 35 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Julio 2015.

Green Arrow habrá tenido pocas historias escritas con tanto cariño como esta etapa de Kevin Smith. Ojo, eso no quiere decir que este sea el mejor cómic jamás escrito sobre Oliver Queen y su esmeralda alter ego, pero a cariño es bastante difícil que alguno lo pueda batir. Razones habría muchas, pero es evidente que Smith adora al personaje, su historia, su significado, su encaje en el universo DC. En apenas quince números hace un repaso excepcional a todo lo que forma parte de Green Arrow, desde su amor por Canario Negro a su relación con la Liga de la Justicia, desde sus ideas políticas a sus fanfarronadas, desde su papel de mentor incluso a la fuerza hasta el de padre de Connor. Y, por supuesto, su habilidad como luchador contra el crimen. Es verdad que hay algunos puntos más endebles en las historias de Smith, no desde luego por el sensacional dibujo de Phil Hester, que le da a toda la serie una personalidad increíble, cabos sueltos que se deben al énfasis que pone el escritos en hacer que los diálogos sean a veces más personales para él que para el propio Green Arrow, pero el conjunto deja un sabor de boca magnífico, precisamente porque Smith entra a relatar una historia perfecta para sus propósitos: Oliver Queen ha muerto y resucitado, pero olvidando todo lo que le había ido moldeando en otra persona. Este es, por tanto, el Green Arrow de siempre.

De ahí que el cariño sea la base esencial de esta etapa, porque se siente a ambos lados de la página. Superman, Batman, Wonder Woman, por supuesto Canario Negro o el nuevo Green Arrow, que no es otro que Connor, reaccionan al regreso de Oliver Queen. Pero el lector también. Incluso sin haber leído necesariamente la historia de su muerte, porque la entrada en esa realidad es muy suave. Smith la hace así. Y eso le permite escribir como si en realidad no hubiera salido nunca de su particular universo, que no deja de ser del de un fan del cómic (y eso se ha visto muchas veces en sus películas). Puede que haya una cierta inocencia en la forma en que se resuelve la primera historia, la del asesino de niños, o incluso que esos diálogos tan propios de Smith se cuelan en rincones donde su encaje es más discutible (en la en todo caso genial conversación entre Batman y Superman que abre la historia), pero es loable que el escritor sepa encajar con tanta naturalidad todo lo que hace de Green Arrow un gran personaje, manipulando en cierta medida el cariño que el lector puede sentir por él, para que además le sirve como historia de regreso, algo que no siempre se consigue hacer de una manera fluida y que aquí sí se nota. Y es tan divertida (brillante el momento en el que Green Arrow imita a Batman) como profunda (un cierre espectacular).

Puede que a simple vista el dibujo de Phil Hester parezca más adecuado para esa primera faceta, la de la diversión, que para la segunda, la más profunda, pero el suyo es un trabajo de fondo. Cuando el lector se adentra en la expresividad que tienen sus personajes, más accesible en los masculinos que en los femeninos (a los que se tarda más en escudriñar, pero se llega a hacer, no hay más que ver el reencuentro entre Oliver y Dinah), se comprende que es un trabajo muy completo. Y eso se ve con mucha más claridad cuando se acepta la enorme diversidad de tonos (desde la comedia al romance, incluyendo también dosis de drama y por supuesto acción) entornos y personajes a los que se acerca el guión de Smith, que va desde los entornos urbanos en los que mejor se mueve Green Arrow hasta los terrenos celestiales e infernales del Espectro y Etrigan, pasando por las sombras de Batman o las luces de Superman y la Liga de la Justicia. Con estos mimbres, parece francamente difícil no mirar esta etapa de Green Arrow con el mismo cariño que depositaron en ella sus autores para que fuera un relato que hablara realmente de Green Arrow más que mostrarle como un superhéroe. Y por eso engancha, porque hace de Oliver Queen una persona más que un personaje, y a través de él su mundo, uno de absoluta fantasía de ficción, parece más humano y cercano.

El volumen incluye los números 1 a 15 de Green Arrow, publicados originalmente por DC Comics entre abril de 2001 y septiembre de 2002. El contenido extra lo forman las portadas originales de Matt Wagner, una introducción de Kevin Smith y una conclusión de Phil Hester.

Anuncios

2 comentarios el “‘Green Arrow’, de Kevin Smith y Phil Hester

  1. Jose Martín
    15 octubre, 2015

    Smith siempre cumple… en los comics. Mención especial se merece Onomatopeya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 octubre, 2015 por en Cómic, DC, ECC, Green Arrow, Kevin Smith, Phil Hester y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: