CÓMIC PARA TODOS

‘La cólera de Fantomas 2. Todo el oro de París’, de Olivier Bocquet y Julie Rocheleau

Portada_LaColeradeFantomas2bEditorial: Dibbuks.

Guión: Olivier Bocquet.

Dibujo: Julie Rocheleau.

Páginas: 64.

Precio: 16 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Septiembre 2015.

Hay pocas sensaciones más agradables que leer el segundo tomo de una serie que arrancado de maravilla y comprobar que no ha sido una casualidad, que no estamos ante un castillo de naipes que se derrumba bajo el peso de las expectativas y que la genialidad que se veía en esas primeras páginas se va a extender a lo largo de todo el relato. Y esa sensación tan maravillosa es la que ofrece Todo el oro de París, el segundo álbum de La cólera de Fantomas. Lo positivo se acentúa precisamente porque sus autores, Olivier Bocquet y Julie Rocheleau, no se recrean en lo que salió bien en el primer álbum (aquí, su reseña) y hacen avanzar la historia en todos los sentidos. Obviamente, lo positivo del arranque sigue aquí. La imponente presencia de Fantomas, cuando aparece y cuando sólo se le menciona como una presencia onmisciente, sigue siendo lo que más impacto causa, pero el hecho de que los misterios empiecen a caer sin que por ello se desinfle la historia es lo más destacado de esta segunda entrega. La serie juega con mucha habilidad con las características de Fantomas, pero también con el tiempo en la narración, haciendo de las fechas que aparecen al comienzo de cada escena un elemento más que contribuye a aumentar las ansias del lector por saber cuál es el plan maestro del ladrón que protagoniza la historia sin ser el personaje que más aparece en ella.

A pesar del enorme triunfo del primer álbum de La cólera de Fantomas, sigue siendo un triunfo a celebrar que una historia basada en la leyenda de un criminal, y que no está del todo centrada en el héroe capaz de hacer frente a cualquier adversidad para detenerlo, convenza con tanta facilidad. Lo hace porque conjuga diferentes tonos con gran naturalidad, haciendo que el tebeo inspire si no terror, que en algún momento también, al menos sí inquietud cuando la figura de Fantomas aparece, pero que también haya momentos de comedia y otros en los que se impone el misterio detectivesco más clásico. La mezcla de tonos es porque los personajes están muy bien construidos y pueden dar el salto entre uno y otro sin que la historia se resienta lo más mínimo. Al revés, es el complemento perfecto a la resolución de alguno de los misterios que han marcado la trama desde la primera página. El esencial, ¿quién es Fantomas? Bocquet, que sabe enmarcar la historia de una forma admirable en su contexto histórico, lo resuelve pero eso no implica que baje el nivel de tensión, como se ve en el formidable y violento final, que, como ya sucedía en el primer álbum, incrementa las ganas de seguir leyendo ese tercer y último volumen de esta serie, inspirada en las novelas de Fantomas de Pierre Souvestre y Marcel Allain.

La construcción del guión es delicada y medida, pero lo que más llama la atención desde el principio es el dibujo de Julie Rocheleau. Eso ya sucedía obviamente con el primer álbum, aunque la lectura de los álbumes lo que evidencia es que hay una sintonía total entre escritor e ilustradora. Cuando Fantomas entra en escena, Rocheleau imprime una oscuridad al relato ya desde los márgenes de la página (por inane que parezca ese ardid, es una espléndida manera de generar inquietud en el lector, que ya está sobre aviso de que algo va a suceder). Cuando el relato está en manos de los buenos, los que intentan detener a Fantomas, la paleta de colores cambia. El dibujo, en todo caso, es impresionante en cada secuencia, en cada tono y con cada personaje. Rocheleau deslumbran con Fantomas, no hay más que ver su irrupción en este segundo álbum o el ya mencionado final, pero no hay nada que se le resista a la ilustradora, capaz de dominar los registros más caricaturescos y cómicos y también una sexualidad evidente en la escena en la que Fantomas se quita la máscara. Todo el oro de París es, de esta manera, una formidable manera de continuar La cólera de Fantomas, esquivando todos los peligros que tiene siempre la segunda parte de una trilogía de quedarse como un simple puente entre una buena presentación y un gran final. Aquí hay nivel.

Dargaud publicó originalmente La colère de Fantômas 2. Tout l’or de Paris en enero de 2014. El contenido extra del álbum lo forman un cartel de un pase en Nueva York de las cuatro primeras adaptaciones cinematográficas del personaje, bocetos de Julie Rocheleau y algunas fotografías de sus herramientas de trabajo y de la documentación que utiliza para recrear escenarios reales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 7 octubre, 2015 por en Cómic, Dargaud, Dibbuks, Julie Rocheleau, Olivier Bocquet y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 285 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: