CÓMIC PARA TODOS

‘Superman. Las cuatro estaciones’, de Jeph Loeb y Tim Sale

GAS_cuatro_estaciones2Editorial: ECC.

Guión: Jeph Loeb.

Dibujo: Tim Sale.

Páginas: 344.

Precio: 20 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Julio 2015.

Después de dejar su huella en el mundo de Batman especialmente con El largo Halloween y antes de lanzarse a descripciones de algunos personajes Marvel como Spiderman o Hulk, Jeph Loeb y Tim Sale ofrecieron su particular visión de Superman en Las cuatro estaciones. Y si hay un aspecto maestro en el plan de estos dos autores es que demuestran no sólo un conocimiento pleno del Hombre de Acero más clásico, sino que saben interpretarlo desde su figura y desde quienes le rodean. Porque esta es una historia de Superman, una muy sencilla si se quiere, una que en el fondo ahonda parcialmente en el origen del personaje como tantas otras en las últimas décadas con lo que eso puede conllevar de falta de originalidad, pero al mismo tiempo es una historia de Jonathan Kent, de Lois Lane, de Lex Luthor y de Lana Lang. Estos cuatro personajes, que además hacen que la historia sea en realidad de todo el entorno de Superman, son los narradores de cada uno de los cuatro episodios de esta miniserie, son nuestra puerta de entrada para ver lo que hace Superman, pero al mismo tiempo también lo que significa desde puntos de vista muy diversos. Eso es lo grande de los iconos, que se pueden ver desde diferentes prismas. Y cuando el personaje, en realidad, es el mismo desde miradas tan diversas, es que el trabajo está bien hecho.

La ya mencionada El largo Halloween puede ser una perfecta excepción, pero las historias de Loeb suelen ser mucho más interesantes cuanto más sencillas son. Las cuatro estaciones desciende al corazón de Superman, a su núcleo emocional, a sus sentimientos y sensaciones. Y eso no es nada sencillo cuando estamos hablando del superhéroe por excelencia, el más granítico de todos en su percepción de buen samaritano, de boy scout, de defensor del bien sin tacha alguna. Muchas veces, debajo de tantos superpoderes, se olvida que hay un hombre. Uno que creció en Smalville, Kansas. Y por eso historias como esta son necesarias para que no se desvirtúe nunca el poder del icono que representa este personaje. Loeb comprende a Superman, pero entiende, y esto es mucho más complicado, lo difícil que es ser el padre humano de un ser tan poderoso. Entiende la fascinación que despierta en una periodista sin igual, en la chica que soñaba con casarse con su alter ego antes de que vistiera su capa roja o en el hombre que hace de Superman su rival absoluto. No todo en Las cuatro estaciones funciona igual de bien, y el personaje de la doctora Vaughan y su porsterior alter ego superheroico, Toxina, es un buen ejemplo, pero el conjunto es tan emocionante y personal que incluso en sus momentos menos inspirados se lee con muchísimo agrado.

De Tim Sale se pueden decir muchas cosas, pero su particular estilo habla por encima de todas ellas. Cuando se dibuja a personajes tan icónicos, la fuerza está en saber respetar su esencia pero llevándola a un terreno más personal. Sale lo hace con una intensidad sorprendente y elogiable. No hace falta más que ver la ilustración de portada para saber si este Superman convence o no a cada lector, pero lo normal sería que convenciera a la inmensa mayoría. Y es que más allá de que la interpretación del personaje sea más o menos cercana al ideal que cada uno tiene en la cabeza, lo que Sale ofrece es emoción en estado puro. Emoción épica y superheroica, como la del inicio del segundo de los cuatro episodios de esta historia, pero también emoción personal, como en la fascinante manera en que traza la relación de Clark con su padre o con Lana. Por si eso fuera poco, pocas veces Lois habrá sido dibujada de una manera tan atractiva (aunque sí es verdad que no hay demasiado diferencia en cómo dibuja a la reportera del Daily Planet o a Catwoman, por citar a otra morena de pelo largo con la que ha destacado). Si hay una manera de resumir Las cuatro estaciones a la perfección está en el momento en el que Clark le muestra sus poderes a Lana. Estamos volando. No sabemos cómo, no lo entendemos, pero estamos volando. Como en estas páginas.

El volumen incluye los cuatro números de Superman: For All Seasons, publicados originalmente por DC Comics entre septiembre y diciembre de 1998. El volumen no tiene más contenido extra que las ilustraciones de portada de los cuatro números originales realizadas por Tim Sale.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 1 octubre, 2015 por en Cómic, DC, ECC, Jeph Loeb, Superman, Tim Sale y etiquetada con , , , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 318 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: