Cómic para todos

‘Broadway. Mundo de mierda’, de Mike Ratera

Broadway LowEditorial: Tyrannosaurus Books.

Guión: Mike Ratera.

Dibujo: Mike Ratera.

Páginas: 68.

Precio: 11,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Julio 2015.

Si se calificara a Broadway. Mundo de mierda como nostalgia ochentera hecha en los 90 para disfrutarla en el siglo XXI probablemente no estaríamos demasiado lejos de la realidad. Puede que tampoco si se quisiera ver un choque entre un cómic a lo Tank Girl o Heavy Metal con la locura punk y postapocalíptica de Mad Max. Esas pinceladas hablan de intenciones y de contextos, los que explica el propio Mike Ratera en la introducción de esta reedición de unas historias que precisamente hablan de otra época en la que el cómic se hacía de otra pensando de otra forma. Pero lo curioso es que no estamos ante un ejercicio de nostalgia por la nostalgia. Algo de eso hay, eso es indudable, pero la locura frenética que planteaba Ratera en la primera mitad de los años 90 sigue funcionando hoy en día. Es inevitable ver en su dibujo una clara impronta de su época, y más con la brutal y sugerente portada que el propio autor ha creado para esta nueva edición de las aventuras inconclusas de esta superviviente (llamarla heroína o incluso antiheroína no bastaría para definir a quien irrumpe en escena autocalificándose como “un coñito joven”), que funcionan más como escenas sueltas de una carrera por la vida que como una historia clara, definida, con un principio y un final. Pero funcionan, sobre todo, como el viaje que son. Así que toca abrocharse los cinturones y alucinar.

Alucinar porque no hay nada de convencional en Broadway. Mundo de mierda. Su mismo título es una clara definición de lo que quiere mostrar Ratera. No hay personas íntegras en sus páginas, no hay bienhechores ni vigilantes, fuerzas del orden o un sistema establecido. Empezando por la propia Broadway, con su más que insinuante vestuario, todo es caos. Es un caos que procede de la violencia pero también de las alucinaciones provocadas por las drogas, que provocan un divertido juego en torno a la frontera entre la violenta realidad y una insana ficción que está solamente en la cabeza de uno de los personajes protagonistas, Contestador Automático, que vive en un continuo tira y afloja con Broadway a todos los niveles y que es, en buena medida, lo que alimenta cada uno de los seis segmentos que forman este pequeño universo que bucea en los aspectos más turbios del thriller de acción. Ratera no se anda con contemplaciones y juega sin límites. Es, por tanto, una serie que encaja a la perfección en las viejas revistas de acción y ciencia ficción que encontró su hueco perfecto en el último estertor que dio el espíritu de Toutain antes de desaparecer para siempre.

Eso se puede decir de la historia y de la forma que le dio Ratera. Su capacidad como ilustrador, siendo espléndida, no estaba entonces en el punto en el que está ahora, no hay más que comparar el resultado de la portada del volumen con las páginas interiores. Son 22 años los que separan una y otras y se nota. Pero eso, en realidad, lo único que hace es despertar las ganas de que Broadway protagonice una resurrección que, probablemente, no se va a producir. Las páginas clásicas, más allá de exigir ese ejercicio retroactivo para ser vistas con la misma fascinación que habrían despertado en 1993, están llenas de aciertos. Ratera busca el impacto a través de la anatomía de Broadway, de las alucinaciones de Contestador (quizá lo mejor del tebeo, con una apreciable herencia de los mundos de H. R. Giger y David Cronenberg) y del entorno gamberro y prohibidos de los próstibulos, de las bandas, de las chupas de cuero y de las armas blancas. Ese es el Mundo de mierda de Broadway, sin medias tintas, sin cortapisas y sin dobles pensamientos. Broadway no es un tebeo hecho con remilgos. Tampoco con segundas intenciones. Es exactamente el divertimento sexy y violento que quiere ser, el que se anuncia en su portada y el que se ve en cada una de sus páginas. Ni el tiempo ni el espacio van a cambiar eso, y por esa misma razón, sabiendo lo que se tiene en las manos, la experiencia sigue siendo tan gozosa como hace dos décadas.

Broadway. Mundo de mierda fue una de las historias que apareció en los seis números de Comix Internacional, publicados originalmente por Ediciones Zinco en 1993. El contenido extra lo forman una introducción de Mike Ratera y un portafolio de bocetos, diseños, storyboards, páginas descartadas y el proceso de coloreado de la portada.

Anuncios

3 comentarios el “‘Broadway. Mundo de mierda’, de Mike Ratera

  1. Mike Ratera
    30 julio, 2015

    WOW ! … ¿ Qué más puedo decir, amigo Juan ?
    …solo que espero estar a la altura de lo que has escrito en esta ENORME reseña, en la entrevista que voy a preparar para vosotros.
    I promise you ! ;)

    • juanrmillan
      30 julio, 2015

      ¡No tengo la más mínima duda! Por aquí y seguro que entre los lectores estamos deseando leer esa entrevista :)

  2. Mike Ratera
    30 julio, 2015

    Gracias de nuevo, Juan ! :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 30 julio, 2015 por en Cómic, Mike Ratera, Tyrannosaurus y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 234 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: