CÓMIC PARA TODOS

Entrevista con Laura Rubio sobre ‘Zilia Quebranthuesos’

fotoSiempre es una delicia encontrar nuevos talentos. Laura Rubio lo es. Su carta de presentación, Zilia Quebrantahuesos (aquí, su reseña), es inmejorable y habla de una autora con muchas cosas que contar y a la que hay que escuchar sin atender a su edad, llamativa por la juventud con la que irrumpe pero irrelevante a la hora de juzgar su tebeo, sorprendente, imaginativo y una muestra más de lo mucho que a veces olvidamos la mitología más propia. Hemos hablado con Laura sobre todas estos temas, y esto es lo que nos ha contado.

Estamos tan acostumbrados a leer y ver historias basadas en las mitologías de otros países que casi hay que darte las gracias por mirar a un entorno tan cercano como el de Zilia Quebrantahuesos. ¿Por qué escogiste ese escenario?

Siempre me ha gustado leer sobre los mitos y leyendas de otros lugares, porque te revelan mucho acerca de cómo eran las personas que las contaban y su cultura. Pero de cara a la creación de historias, vi que no merecía la pena basarme en algo sobre lo que se ha escrito tanto y tantas veces. Sentía que allí, yo no podía aportar gran cosa. Hace unos tres o cuatro años, descubrí (o mejor, redescubrí) que nosotros también tenemos una rica mitología, la cual, por desgracia, apenas es conocida. Pero por otro lado, tenemos estas historias tan cerca (tanto física como culturalmente), que investigar acerca de ellas es muy agradable. Fue entonces cuando empecé a darme cuenta de que las leyendas, sean de donde sean, son muy valiosas. Aunque sea a través de obras de ficción y adaptaciones, como es mi cómic, creo que es necesario hacer algo para que no se pierdan. Muchas de ellas cuentan cosas que no deberíamos olvidar. En definitiva, escogí los Pirineos porque es una zona cercana al lugar donde vivo, que personalmente me gusta mucho, y que para un contexto medieval me pareció perfecto.

¿Qué influencias has tenido, sean históricas, mitológicas o de ficción popular a la hora de crear el mundo de ‘Zilia’?

Zilia vive en siglo XI, aunque sea un siglo XI alternativo. Por ello, el contexto histórico es el de la península ibérica de esa época, con los reinos de taifas al sur y los reinos cristianos al norte. Hay por tanto, una parte de investigación histórica anterior a la realización del cómic que sin embargo ha acabado siendo mucho menos evidente o visible que el aspecto mitológico, que es el que tiene más peso. Los seres mágicos con los que deben tratar los Baterou, la orden a la que pertenece Zilia, son los propios de las leyendas del Pirineo: diaplerons, lainas o lamias, dragones… Esas dos influencias, la histórica y la mitológica, son los puntos más representativos del mundo de Zilia y tal vez los más originales.

Queda claro que este tebeo es una primera aventura de la protagonista, casi una historia de origen de un personaje con mucho más recorrido. ¿Por qué has optado por mostrar a Zilia en este momento de su vida y no más adelante, siendo ya una baterou con experiencia?

Esta era la historia más apropiada para introducir a Zilia y a su mundo de una manera sencilla, tanto para el lector al que presento a los Baterou por primera vez, como para mí, que me enfrentaba a la realización de un cómic largo y completamente a color por primera vez. Además, este es el momento de la vida de la protagonista que marca lo que luego vendrá. Es decir, es un punto de partida perfecto, que además me ha permitido contar cosas muy interesantes como por ejemplo, la búsqueda de la protagonista, su identidad, su lucha… También he de decir, que esta no era una obra que planeara presentar a una editorial desde un principio, sino que comencé a dibujarla para mí misma, en mis ratos libres. Eso, por supuesto, influyó en la elección de la historia y el desarrollo de la misma, ya que escogí aquello que, como autora, más me llenaba y más ganas tenía de contar en ese momento. ¡Lo cual creo que es lo mejor que se puede hacer si se tiene la oportunidad!

¿Y hay más Zilia ya escrito o en tu cabeza o hay que considerar este volumen como un experimento a ver qué tal salía?

Hay más en mi cabeza que escrito por ahora, pero sí, sí que hay más. Aunque tampoco puedo negar que esta obra ha tenido bastante de experimental. Digo esto porque cuando comencé con esta historia no pensaba que la fuera a leer nadie más que mis amigos y familiares: la empecé para seguir practicando con el cómic y aprendiendo. Tiempo más tarde, cuando ya tenía unas cuantas páginas hechas, fue cuando se me ocurrió presentarle el proyecto a una editorial. El resto es historia, ja, ja. Pero volviendo a la pregunta, este cómic ha sido un aprendizaje en sí, al igual que toda la vivencia editorial. Y es que en ese sentido, el de meterme de lleno en un mundo que desconocía por completo ¡sí que ha sido un poco experimento! Supongo que todo lo que dibujamos o escribimos, tiene mucho de experimental, ya que estamos continuamente creando, aprendiendo, cambiando…. Pero en resumen y volviendo al tema, lo tengo claro: Zilia no es una simple prueba y mi esperanza es poder dar mal con este personaje y sobre todo, con su mundo, por mucho tiempo más.

Por el hecho de ser tú una autora y tener una protagonista femenina, casi resulta inevitable trazar un paralelismo entre ambas. ¿Qué hay de tu personalidad en la de Zilia? ¿Hay algo que de alguna manera se pueda considerar autobiográfico en algún sentido, aunque sea metafórico?

Mmm… Bueno, supongo que no se puede evitar que los personajes de una obra tomen algo del autor. Cuando creas y te implicas en lo que creas, el resultado siempre va a tener algo de ti. Aunque centrándonos en Zilia, yo no me veo nada de parecido, ¡pese a que haya quien me ha dicho lo contrario!, y si lo hay no ha sido intencionado. Tal vez, en lo que más nos parezcamos sea en una cierta cabezonería, que a ella le ha dado algún que otro problema pero que a mí me ha venido muy bien para llegar hasta la última página del cómic. Eso sí, las preguntas que se hace Zilia, su búsqueda y su aventura, esto último en un sentido más metafórico, son algo que creo que es universal, por lo que todos hemos pasado alguna vez y pasaremos muchas veces más.

Como dibujante, tú misma reconoces la influencia del manga. ¿Alguno en concreto que se pueda apreciar en esta historia?

Me gusta mucho cómo dibujan los autores de por ejemplo, Full Metal Alchemist, de Vagabond o de Naruto. Sin embargo, y fuera de los estereotipos, no creo que exista algo que podamos clasificar sólo como “dibujo manga”, ya que sobre todo hoy en día, hay para todos los gustos. Sin embargo, y en general, si que veo en ellos una manera distinta de narrar las historias, de tratarlas. La utilización de las viñetas y sus formas, la intensidad de determinados momentos, el dinamismo, el empleo de los “tiempos” en el cómic… Tal vez eso sea lo que más me atraiga de los autores japoneses.

Me parece muy espectacular la forma en la que narras gráficamente el clímax del tebeo, con esa página doble circular, después con esa ilustración única en la que se ve el escenario y a los dos contendientes o con la otra página doble con las viñetas superpuestas en el centro de una ilustración más grande que se queda en los márgenes, y todo ello sin sonido y sin apenas diálogos. ¿Cómo llegaste a la conclusión de que esa era la mejor forma de narrar la lucha?

La escena de la lucha final de Zilia fue de las más complejas de hacer, precisamente porque era una de las más importantes para el personaje y para la historia, y quería que resultara lo más impresionante posible. Creo que para llegar a impresionar al lector hay dos caminos: el del ruido, el artificio… y el del silencio. Los dos funcionan… si se hace bien, claro. Pero decidí intentarlo con el segundo porque esta manera de contarlo, le aportaba más tensión al enfrentamiento. Más carga psicológica. Además, gráficamente, quería probar cosas nuevas. Eso siempre implica un cierto riesgo, pero me pareció que merecía la pena y estoy muy contenta con el resultado. Por cierto, tal vez esté mal que lo diga, pero esa página doble circular ha sido mi favorita desde el momento en que la planteé por primera vez cuando hacia el storyboard.

Es curioso que la primera persona a la que dedicas el libro es a quien te “enseñó a colorear”, ya que creo que el color aporta muchísimo a la historia. Cuéntanos algo del proceso de añadir color a este tebeo.

De todo el proceso de hacer un cómic, el color es una de las partes que más me gustan… aunque sea también una de las más laboriosas y difíciles, al menos para mí. Por eso al principio, cuando todavía no tenía ni siquiera hecho el storyboard, una de las primeras cosas que me planteé fue si este iba a ser un cómic a color o a blanco y negro. Al final, elegí el color sabiendo que iba a ser todo un reto en muchos sentidos, pero ahora mismo, la verdad es que no concibo Zilia de otra manera que no sea esta. A lo largo de este cómic he intentado darle mucha importancia a las ambientaciones, noches, atardeceres, interiores, porque mediante ellas podía narrar también la historia que estaba sucediendo en esas páginas. El color no es un elemento decorativo en absoluto. Es un elemento narrativo. Complementarios, suplementarios…. Todo eso no sólo sirve para crear algo visualmente atractivo o agradable, sino también para narrar o manifestar unas emociones determinadas. También es importante la influencia medieval y románica: me interesaban los colores vivos, brillantes, muy luminosos y puros. Rojizos, azules y amarillos han sido tonos básicos. El color es digital, aunque también hay una primera fase de lápiz que le aporta una estética más tradicional y “cálida” a la historia, la cual creo que le viene muy bien.

Con lo difícil que está el mercado, a mucha gente le resultará llamativo que hayas conseguido publicar con sólo 19 años. Me imagino que estarás cansada de que lo más comentado de tu trabajo pueda ser algo que en realidad no tiene nada que ver con el resultado final, ¿pero en qué crees que afecta eso? ¿Qué crees que habría sido mejor y qué habría sido peor si hubieras publicado ‘Zilia’, digamos, con 35 años?

Estoy segurísima de que entonces Zilia habría sido bastante diferente. Empezando por el guión, es muy posible que con 35 años hubiera hecho un guión diferente, de la misma manera que entonces yo sería una persona diferente, con unas circunstancias, unas experiencias y una vida diferente. Igual de sencillo lo veo con el tema del dibujo y el color: no puedo decir que fuera mejor o peor, pues ¿qué es “mejor” o “peor” en la parte artística? Tal vez me hubiera inclinado por un estilo completamente opuesto, o sin color, o sin línea… ¿quién sabe? De lo único que estoy segura es de eso, que habría sido diferente. Supongo que mi edad afecta al resultado final en cuanto a que mi periodo de formación, que sinceramente creo que no debería terminar nunca, comenzó hace no tanto tiempo. Por tanto, tengo menos caminos detrás que caminos que he recorrido. Reconozco que sí, que puede ser inevitablemente llamativo que alguien se haya colado en el mercado con 19 años. Pero algún día dejaré de tener los años que tengo, ¡menos mal, ja, ja! Así que me parece un tema poco relevante, del que sólo saco en útil la conclusión de que tengo mucho por aprender y mucho por conocer… igual que, espero, lo tendré cuando vaya a cumplir 35.

Dejando al margen la edad, Zilia es en todo caso tu primera experiencia editorial, y con una editorial, GP, que se caracteriza precisamente por apostar por talento joven. ¿Publicar es como lo esperabas, más complejo, más sencillo…?

En mi caso, más sencillo de lo que pensaba. Quizá porque siempre había visto el hecho de “publicar” como algo muy lejano, muy difícil, casi imposible. Por eso, cuando en GP aceptaron mi proyecto a las pocas horas, tardé unas cuantas semanas en creérmelo. La verdad, tengo que reconocer que he tenido mucha suerte con ellos, son un gran equipo. Me he sentido como en familia, y se han encargado de todo como los grandes profesionales que son. Además, me han dado una libertad absoluta a la hora de escribir y dibujar, la cual mi “yo” del pasado creía que perdería en cuanto presentara la obra a una editorial, y eso me parece muy valorable. La confianza y convicción que han tenido desde el principio con Zilia Quebrantahuesos me sorprendió mucho y ha sido genial.

Y siendo autora completa, ¿en qué te sientes más cómoda, escritora, ilustradora o colorista? ¿Cuál de esas labores estarías más dispuesta a aportar a un cómic firmado también por otra persona?

¡No me lo había planteado hasta ahora! De cara a colaborar con otra persona, me resulta difícil elegir. Cada una de estas facetas me aporta una cosa, aunque tal vez, donde yo pueda aportar más sea en el dibujo o en el color. Supongo que colaborar con otro autor de la manera en que sea es una gran responsabilidad y trataría de dar lo mejor de mí, ya fuera dibujando, coloreando o escribiendo.

Para acabar, ¿ahora cuál es el siguiente paso en tu carrera? ¿Qué proyectos tienes en mente?

Ahora mismo es una nueva historia de Zilia la que me está quitando el sueño. En principio, será un cómic más largo, que además voy a tener que compaginar con los dos últimos años que me quedan en la Universidad y con el Proyecto de Fin de Grado. Pero para qué engañarnos, ¡estoy deseando comenzar a dibujar!

Anuncios

Un comentario el “Entrevista con Laura Rubio sobre ‘Zilia Quebranthuesos’

  1. Pablo Ribas
    17 julio, 2015

    Reblogueó esto en Pablo Ribas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 15 julio, 2015 por en Entrevista, GP Ediciones, Laura Rubio y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 309 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: