CÓMIC PARA TODOS

‘Superman y los mejores superhéroes del mundo’, de José Luis García-López

GAS_lopez_superman_contra_mundo_num2Editorial: ECC.

Guión: Martin Pasko, David Michelinie, Jack C. Harris, Len Wein, Gerry Conway y Denny O’Neil.

Dibujo: José Luis García-López.

Páginas: 192.

Precio: 19,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Enero 2015.

En su época, pocos dibujantes fueron capaces de dar un aire tan icónico a los personajes DC en general y probablemente a Superman en particular como José Luis García-López. Eso hace que cualquier recopilación de sus historias tenga un aire nostálgico que convence por sí solo, ofreciendo además un recital de ilustraciones formidables que son las que hicieron de estos tebeos algo tan querido para una generación de hoy ya adultos. Claro que esa misma época es otra característica distintiva de estas historias, ingenuas, desenfadas, un entretenimiento ligero que no tiene más pretensiones que las de explotar los innumerables poderes que Superman tenía en aquellos años (hasta una capa indestructible que vale para casi todo). Y como la mayoría de los números que hay en este volumen de la colección Grandes autores de Superman que se dedica a García-López, el segundo tras Superman contra el mundo (aquí, su reseña), pertenecen a la serie DC Comics Presents, en la que el Hombre de Acero hace equipo con otro personaje de la editorial, la sencillez argumental es todavía más evidente. Superman y los mejores superhéroes del mundo es una buena muestra de la inocencia previa a la ruptura total del cómic de superhéroes a mediados de los años 80, cuando tenía el objetivo, tan simple y a la vez tan complicado, de entretener y hacer disfrutar a los lectores más jóvenes.

Sí que hay que entender que esa ingenuidad era buscada, porque en esa época algunos de los autores que firman en este libro ya había aportado al género historias mucho más maduras, adultas y trascendentes. En ese sentido, es inevitable recordar que Gerry Conway escribió para Spiderman la muerte de Gwen Stacy (aquí, su reseña) y compararla con su relato de este libro, en el que Killer Frost esclaviza a Superman… congelando su capacidad de razonar. Esos detalles son habituales en estas historias, con planes diabólicos en los que los planetas intercambian sus lugares en el universo para disgusto de Adam Strange, luchando para que un marcapasos sincronizado con la misma Tierra no provoque terremotos con Deadman como espectador, con Superman y Flash a la carrera en una corriente del tiempo de forma circular o con el Hombre de Acero simulando estar hipnotizado para ayudar a Robin a encontrar a un criminal escondido en un circo. Quizá por ese motivo la historia más interesante desde un punto de vista más complejo es la que el propio Conway escribe para Superman, El durmiente de antaño, pero el aficionado más clásico de Superman, incluso del universo DC en su conjunto, sabrá encontrar pequeños detalles atractivos en casi todas las historias, también en los encuentros con los Metal Men y Firestorm.

Pero la estrella del volumen es, por supuesto, García-López. Los elogios que se le puedan dedicar se quedan cortos ante sus méritos. Como se decía más arriba, su Superman es icónico, reconocible, casi perfecto, y por eso fue la imagen del personaje durante tanto tiempo no sólo en el mundo del cómic sino también en el del incipiente merchadising. Ver al héroe en acción en los lápices de García-López es una delicia, pero hay muchos más detalles que hacen de su dibujo un trabajo más que atractivo. Por ejemplo, es difícil encontrar una ilustración de Lois Lane que denote tanto carácter como la que realiza en la historia de Adam Strange, o un Superman tan divertido como el que disfruta con la propia Lois en El durmiente de antaño o el que se convierte en el objeto del flirteo de Tina, de los Metal Men. Si a eso se añade la desbordante imaginación que derrocha a la hora de crear mundos alienígenas, tecnologías avanzadas, escenarios fantásticos o personajes pintorescos, es fácil entender la fascinación que produce el trabajo de García-López, la que produjo hace ya casi cuatro décadas y la que sigue produciendo hoy en día precisamente por ser un trabajo tan espléndido. Y no, no es un tebeo especialmente contemporáneo, y seguro que quienes se introduzcan ahora en el mundo del cómic notarán que no tiene el mismo lenguaje. Eran otros tiempos, más inocentes, y eso mismo es el gran atractivo de este volumen.

El volumen incluye los números 1 a 4, 17, 20, 24 y 31 de DC Comics Presents, publicados originalmente por DC Comics entre julio de 1978 y marzo de 1981, y el 347 de Superman, de mayo de 1980. El contenido extra del libro lo forman una introducción de Fran San Rafael y las portadas originales de José Luis García-López.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 318 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: