Cómic para todos

Entrevista con Ricardo Esteban sobre ‘Una tarde de pasión’

IMG_1684_3En el cómic es fácil encontrar personas que hablen con una enorme pasión de lo que hacen, pero pocos pueden rivalizar en ese entusiasmo con Ricardo Esteban. Muy, muy pocos, y cualquiera que le haya visto en acción en cualquier salón de cómic lo puede atestiguar. Como editor, ha hecho que Dibbuks publique en España una enorme cantidad de material de una calidad casi incuestionable, tanto de autores españoles como extranjeros, proporcionándonos a todos horas y horas de diversión con estas viñetas que tanto adoramos. Y ahora, aunque no es la primera vez que publica, llega el momento para muchos de descubrirle como autor. Suyo es el texto de Una tarde de pasión (aquí, su reseña), un precioso libro ilustrado por Sergio Bleda en el que narra un vibrante encuentro sexual. Ricardo nos atendió, tan amablemente como siempre, para contarnos qué es exactamente este libro, cómo le da forma y qué peculiaridades tiene. Y ojo a la petición que lanza al final a quienes lean el libro en pareja.

¿Cómo nace Una tarde de pasión?

Todo esto empieza en un sofá (risas). Este es el séptimo libro publicado por mí. Hice hace unos años un libro de poesía, muy bonito, de amor. Luego saqué un libro de negocio, Venda más en su tienda, con la consultora Griker, del cual se vendió la friolera de más de 200.000 ejemplares, porque está en alemán, inglés, francés, italiano, portugués… Y luego yo, a ratos libres, según me daba una idea en la cabeza, me escribía los cuatro siguientes libros, que eran infantiles, dos publicados por otra editorial y otros dos en Dibbuks, La moto de Papá o Menuda es mi tía Ana, que los escribo yo en el bloc de notas del iPhone. En un sofá, viendo la tele, de repente te vienen venadas a la cabeza y lo más cerca que tienes antes era un folio y un bolígrafo y ahora es un iPhone. Y te pones a escribir. Esperando en aeropuertos, esperando a ser entrevistado por alguien o a que alguien me reciba, en casa… Se me ocurrió el tema del erótico. A mí me ha gustado siempre variar mucho, tanto de actividad, como de negocio, como de ocupación de la cabeza. Después de escribirte un libro de poesía, de negocio e infantiles, la vuelta de tuerca total era el libro vamos a llamarlo erótico. No llega a ser pornográfico aunque muchos tengan ciertos impulsos después de leer el libro. Me apetecía. En realidad se escribió en cuatro veces. Aunque lo hemos troceado para que Sergio Bleda tenga un mayor protagonismo con sus dibujos, todos los trocitos leídos seguidos conforman cuatro horas de sexo en una habitación. Cada hora está escrita en un día, en un golpe de inspiración. La verdad es que casi ni lo he repasado, casi como fueron escritos se los pasé a ciertas personas, rápidamente dado que estaba en el iPhone, y les gustó. Con la misma pasión que se demuestra la pareja en el relato, con la misma, lo escribí de un golpe y por eso preferí no cambiar nada, salvo una coma o alguna chorradita. Son ratos perdidos con ganas de escribir, que hacía mucho que no escribía.

Tú lo has dicho, es todo un cambio, aunque en el catálogo de Dibbuks tampoco es una excepción el género erótico…

Siempre hemos tenido una línea erótica, la de Erotizate. Cuando nació en el principio de los tiempos, hace diez años, la idea era que el porno iba a vender bien, los libros eróticos, los de chicas, y eso nos iba a ayudar a pagar otras veleidades editoriales que teníamos. Pues no, vende igual. Antes. Ahora yo creo que incluso peor, porque con Internet es muy fácil meterse y buscar cualquier cosa. Por eso existe la línea erótica dentro de Dibbuks, primero porque es una línea como otra cualquiera, nos gusta y nos gusta tener a Azpiri ahí metido, a Arthur de Pins con sus Pecados Veniales o los Cuentos perversos de Richard Moore. Siempre nos ha gustado. Este es tema erótico pero no es cómic, es un libro ilustrado. A Sergio le da igual. Para nosotros es un maestro, es un amigo y le da igual que no sea cómic. La línea se mantendrá poco a poco, sin ningún problema. No será como pensamos una línea muy regular, como puede ser la juvenil o la de aventuras, pero sí que de vez en cuando va a ir teniendo sus libritos, su pizca de picardía.

Igual es hasta un poco irónico que en una de las editoriales que más apuesta por el tebeo para niños sea justo su editor el autor de un relato erótico…

Bueno, pero es que entre los 40 libros que solemos sacar al año hay cabida para todo. Nuestra línea juvenil, aunque a mí me apasiona y vende bien, me gusta y me la puedo llevar a casa para mis niños, esa la lleva directamente Marion Duc. Con lo cual, yo me encargo de todo lo demás, de las locuras y de las cosas que Marion ya me da por imposible y me dice que haga lo que quiera. Pues esta es una de ellas. Y encima, como está escrito por mí, te puedes dar el gusto de no mandársela a ningún editor para que me diga que no, me lo publico yo que no me voy a decir que no nunca, y encima me dio el gusto de elegir a un dibujante, como es en este caso el amigo Sergio Bleda. Cierto es que tengo cuatro textos más, pero vamos a ver qué tal funciona este pequeño librito, que en realidad es un libro-objeto, hecho con cariño, para regalar. Son cuatro relatos eróticos más, quizás un pelín más subidos de tono todavía, con lo cual los cuatro maquetaditos pueden dar pie a un libro igual que este, quizá un poco más gordito.

Y dentro del enorme catálogo de dibujantes que tenéis en Dibbuks, ¿por qué elegiste a Sergio? ¿Qué aporta él que no habría aportado otro ilustrador?

Varias cosas. Primero, no todo el mundo se aviene a dibujar escenas subidas de tono. Segundo, en esa época, cuando yo se lo pedí porque el libro lleva preparándose un año o un año y poco y en los ratos libres Sergio lo iba haciendo, cuando yo iba decidiendo quién iba a ilustrarlo, Sergio empezó a subir en su Twitter y en su Facebook ilustraciones suyas de pies de chicas, un fetichismo que él tenía, y eran elegantísimas, muy bonitas, me gustaban mucho. Se lo propuse y me dio varios bocetos hasta que dimos con el tono adecuado que queríamos y es el que salió. No todo el mundo se aviene y él sí ha hecho esto. De hecho, acaba de salir publicada una recopilación de historietas de cómics en La Cúpula que él dibujó en Kiss Comix (La novia y la ladrona, aquí su reseña). A él no le importa, cuelga muchos dibujitos de chavalas que están muy bien. Quizás es el tono que más me gustaba. Había otros autores muy buenos y que me gustan mucho, como Jordi Bayarri, pero quizás el tono que le podía dar Sergio sea. Me hubiera gustado que hubieran sido otros dibujantes que tengo en la cabeza y que no voy a decir, pero que creo que si se lo pido van a decir que no por el concepto de ilustración que supone.

En el relato tú no llegas a dar nombre a los protagonistas, pero luego sí les da unos rasgos que les identifican claramente, sobre todo en el caso de ella con el pelo rubio y las pecas…

Yo lo que hice fue pasarle el texto entero, que todo seguido no ocupa más de folio y medio, esa es la verdad, se lo troceé para ver qué había en cada dibujo, le dije qué quería en cada dibujo. Luego él hizo lo que le salió de las narices como siempre (risas), y de hecho a la hora de maquetar nos faltaba un dibujo. Y fue el de la chica pegándole un mordisquito en el lóbulo de la oreja al chico, quizá de los más bonitos. Le hice una descripción breve de los personajes como yo los tengo en la cabeza, sean reales o no sean reales, eso es otra cosa. Pero son imágenes que me venían a la cabeza cuando yo lo iba escribiendo o cuando lo leía después entero, imágenes de cómo me imaginaba a esas personas, si ella era rubia o era morena, si era gorda o delgada, si tenía pecas o no, pelo largo o pelo corto… En los primeros dibujos que hizo, la chica tenía el pelo albino totalmente, y me chocaba mucho. También es muy bonita la técnica de dibujo que ha empleado. Esto está abocetado a lápiz, entintado muy someramente, quema un poquito el lápiz, luego da una anilina, estos polvos mezclados que queda como café, eso es lo que escanea y le da color después por ordenador. En la exposición que ha habido en Valencia estuvieron puestos en venta todos los originales hasta la anilina, son así, no en color. La portada se la he comprado yo, y un dibujo interior también, en el que se ve a la chica quitándole los pantalones y besándole el ombligo.

Con esto ya casi me respondes a lo que te iba a preguntar, cuál es tu favorita de todas las láminas…

Yo creo que es esa, de hecho es la que hemos elegido para la contraportada e incluso para la portadilla interior, esa es mi favorita. La portada no está dibujada para el libro, la portada ya existía. No quería que la portada fuera muy evidente ni muy pornográfica, y ya la tenía hecha él. Lo único que hemos cambiado es un color, en las braguitas cambia el tono, cuadrado de otra manera, pero ya existía y me parecía perfecta para demostrar mucho sin enseñar nada.

Siendo escritor y editor, ¿cambia mucho el trabajo con respecto a la edición de un libro de otra persona, aunque aquí tengas que coordinar también al ilustrador?

No, no. Tú, con la mente fría, te abstraes de que el texto sea tuyo. En absoluto. Sí que le das un poquito más de cariño, quería que el lomo fuera una encuadernación holandesa, con un papel diferente así como acanalado, letras en plata en el lomo… Ese tipo de chorraditas que dan un poco de valor añadido a lo mejor sí se tratan con más cariño, pero no sé si porque el libro es mío o si porque siendo un libro tan diferente a otros que publicamos en Dibbuks quería que el concepto de libro-objeto y de regalo fuera aún más exagerado. Tiene mucho espacio para dibujar. De hecho, las dos guardas iban ilustradas, tienes ilustrada la última y también estaba ilustrada la primera, pero Sergio me dijo que a veces quería dibujar a lápiz blanco y de color y a veces echar tinta y anilina, así que espacio tiene para dibujar lo que quiera. De hecho, han sido ahí las grandes dedicatorias que hemos hecho de momento tanto en Valencia en Generación X como en Albacete en la librería Nemo. Estará en breve en Barcelona y en Madrid, espero. Unas dedicatorias preciosas y yo luego mancho un poco aquí con alguna tontería, alguna picardía, a alguna le pongo mi teléfono y ya está… No, es broma.

¿Y tiene futuro esta línea o esto va a ser un pequeño capricho del editor?

Bueno, es un capricho que si vemos que vende bien yo tengo en la cabeza incluso otras obras en el mismo formato de otros autores, algunos incluso franceses. Te pasas el día viendo cosas preciosas en Facebook y yo pienso a veces que si junto esas veinte ilustraciones de un autor, le digo que me las deje y que un autor español haga un texto alrededor, quedaría precioso. Con lo cual, si vemos que vende regular o bien, a mí no me importaría seguir con este mismo formato. Quedaría muy bonito.

Normalmente cierro las entrevistas preguntándole a la gente qué tiene entre manos, pero preguntarle eso al editor de Dibbuks tiene que ser una barbaridad…

Lo que tengo entre manos es todo un año de éxitos editoriales seguros (risas). Tenemos mucho material. De hecho, estamos contratando ahora cosas para 2016, porque somos los que somos. Hemos ampliado la plantilla ahora, pero no nos da más que para los 35, 37, casi 40 títulos incluyendo reimpresiones que hacemos en Dibbuks. Es que estamos reimprimiendo siete u ocho títulos, Solos 1 (aquí, su reseña), hemos reimpreso otra vez El azul es un color cálido (aquí, su reseña), Los niños del otro lado 1… Un montón. Esperamos que nos llegue el dinero para todo.

¿Y como autor?

Como autor son impulsos. Si veo que funciona, seguramente sí, el segundo o el tercero de esa colección. Puede que sean esos cuatro o cinco relatos que tengo ahí sueltos, o no, no sé, depende. El día son 48 horas, da tiempo a muchísimas cosas, se puede hacer de todo, incluso experimentos. Yo siempre se lo digo a la gente que compra el libro: si lo compráis, por favor mandadme un e-mail y contadme, si lo habéis leído en pareja, qué ha pasado después. ¿Al menos ha habido cuatro horas? Con que haya habido una, ya es bastante. Yo pongo el listón en cuatro horas. A ver dónde lo pone el lector.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 6 abril, 2015 por en Dibbuks, Entrevista, Ricardo Esteban.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 234 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: