CÓMIC PARA TODOS

‘Rocketo. Viaje al Mar Oculto’, de Frank Espinosa

Rocketo_Vol1_c4c1_ALETA.inddEditorial: Aleta.

Guión: Frank Espinosa y Marie Taylor.

Dibujo: Frank Espinosa.

Páginas: 256.

Precio: 21,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Noviembre 2014.

Alex Ross da la clave perfecta para entender Rocketo en la introducción de este primer volumen: “trasciende cualquier época del cómic”. Se pueden mirar sus páginas y pensar que estamos ante un tebeo de hace décadas, deudor, como también indica Ross, del arte más logrado de Jack Kirby. Se puede pensar que hay influencias de Darwyn Cooke. Que es un trabajo de un animador, como lo es Frank Espinosa, intentando adaptar ese lenguaje a las viñetas. Y si lo leyéramos dentro de diez años, encajaría perfectamente en la modernidad de la próxima década. Rocketo no es sólo que trascienda su época, la mitad de la primera década del siglo XXI, sino que da la impresión de que siempre mantendrá la belleza que hay en sus ilustraciones. Este primer volumen de la serie es una auténtica delicia que, además, no sólo se nutre de su impresionante estilo visual, que ya por sí solo sería suficiente para deslumbrar a cualquier lector que pose los ojos en sus páginas, sino que además es una maravillosa historia de aventuras y  ciencia ficción, ambientada en un futuro apocalíptico, diecinueve siglos por delante de una catástrofe que acabó con el mundo tal y como lo conocemos. No es que haya conceptos especialmente rompedores, pero el inteligente uso que hace Espinosa de todos los elementos que le sirven para construir su universo hace de Rocketo un pequeño gran clásico moderno.

Siendo intrigante el número 0, retocado para que enlace con el comienzo de la serie en su edición en este volumen recopilatorio, lo cierto que Rocketo empieza a enamorar de verdad con el comienzo de la historia. Espinosa crea un relato de origen extraordinario y modélico, se toma su tiempo para establecer las bases del personaje pero también las de su mundo. Mima cada detalle, involucrando cada más al lector en su destino, y por eso cuando arranca propiamente dicha esa primera aventura, ese Viaje al Mar Oculto, ya es imposible sentirse ajeno a los avatares del protagonista. Y como ahí lo que ofrece Espinosa es una espléndida aventura que estaría respetando los cánones más clásicos del género si no fuera por sus inteligentes elementos de ciencia ficción, es todavía más imposible abstraerse. Rocketo es, en ese sentido, una mezcla rara y maravillosa. Su narrativa puede parecer algo chocante, sobre todo para lectores acostumbrados a formatos más comerciales (algo que incluso se nota ya en sus hojas apaisadas, algo nada habitual en el cómic moderno y que remite, no por casualidad, al pulp y a las viejas tiras de prensa, como su estilo tiene algo del Flash Gordon de Alex Raymond), pero su fantasía encaja en esa aventura clásica porque es realmente bonita en todos los sentidos, desde su comprensión del género hasta su plasmación atemporal en la página.

Porque, sería ridículo negarlo, buena parte del atractivo de Rocketo, al menos en un primer vistazo, procede de su imagen. Espinosa es un autor singular, de trazo esquemático, de líneas sencillas, pero eso mismo es lo que le permite construir paisajes y escenarios maravillosos, hermosos desde que los ojos se posan en ellos, y eso resulta algo impagable dentro del planteamiento de una serie como ésta. Una ciencia ficción futurista quizá requeriría otra cosa, pero una apocalíptica, clásica y hasta ingenua en sus conceptos como esta acepta con naturalidad esta economía de líneas, este dominio de la tinta y del color, esta abundancia de blancos  y colores suaves de fondo. Pero Rocketo no es un ejercicio de estilo. Es un estilo puesto al servicio de una narrativa especial. Y no es lo mismo. Por eso convence hasta la rotulación, sin bocadillos, suelta y que se integra en los fondos, un detalle quizá menos pero que ayuda a construir un estilo personal para la serie. Y es un estilo que, además, convence tanto en las secuencias más espectaculares como en las que el movimiento es algo imprescindible. Eso habla muy bien de Espinosa y de la forma en la que ha integrado su habilidad para la animación en las dos dimensiones de la página impresa. Rocketo es, de esta manera, una obra para disfrutar, para entretenerse pero sobre todo para deleitarse una y otra vez en la belleza de sus ilustraciones y en su adorable ingenuidad clásica.

El volumen incluye los números 0 a 6 de Rocketo. Los cuatro primeros los publicó originalmente Speakeasy Comics entre julio y diciembre de 2005, y los dos siguientes ya por Image Comics dentro del primer recopilatorio, Rocketo: Journey to the Hidden Seas, de marzo de 2006. Además de las cubiertas originales, el libro contiene un jugoso portafolio de bocetos e ilustraciones basadas en el personaje y su mundo, además de la mencionada introducción de Alex Ross.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 23 febrero, 2015 por en Aleta, Cómic, Frank Espinosa, Image y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 328 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: