CÓMIC PARA TODOS

‘Tech Jacket. El chico de la Tierra’, de Robert Kirkman y E. J. Su

techportadarecopilatoriogEditorial: Aleta.

Guión: Robert Kirkman.

Dibujo: E. J. Su.

Páginas: 152.

Precio: 12,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Marzo 2012 (Redistribución, septiembre 2014).

En 2003, Robert Kikrman firmó el primer número de las dos series que le convirtieron en uno de los autores de cómics más populares de la última década, Invencible (aquí, reseña del primer volumen) y Los muertos vivientes (aquí, reseña del primer volumen). Pero antes de eso, Kirkman firmó otros trabajos, entre ellos Tech Jacket, una serie que apenas duró los seis números que contiene este volumen y que acabó integrada en el universo superheroico de Image que encabeza precisamente Invencible. Y no es de extrañar que se unieran sus caminos, porque son series que comparten bastantes elementos. Kirkman disfruta con historias que parten de arquetipos y su habilidad está en que esas historias, que no son originales ni rompedoras, acaben siendo terriblemente entretenidas. Tech Jacket parece, en ese sentido, el banco de pruebas perfecto para probar todos los conceptos que muy poco después aplicó en Invencible, está escrita con la misma eficacia y sentido del espectáculo y, como sucede en todos los tebeos de Kirkman, cuenta con el dibujante perfecto para que la historia funcione. E. J. Su mezcla interesantes conceptos de ciencia ficción, empezando por un diseño del personaje principal sumamente atractivo, con una ligera inspiración manga para conseguir trepidantes escenas de acción galáctica.

La principal diferencia que Kirkman establece entre Tech Jacket e Invencible es el origen de los poderes del protagonista adolescente, aquí una armadura alienígena y no poderes biológicos como en el caso de su otra serie, pero están las mismas preocupaciones familiares y sentimentales, las mismas guerras intergalácticas, la misma imaginación para crear un relato juvenil de ciencia ficción que al mismo tiempo entronque con el tebeo de superhéroes de toda la vida. Puede que Tech Jacket esté un peldaño por debajo del arranque de Invencible, pero es palpable lo bien que se maneja Kirkman en los códigos del entretenimiento más desenfadado. No hay sesudas reflexiones ni grandes dobleces morales en la serie, pero sí pura diversión de la que se lee en un suspiro. Si acaso se puede decir que hay un intento de ir algo más allá en algunos momentos del último tercio del libro, cuando el joven Zach regresa a la Tierra después de haber experimentado el poder de la armadura geldariana que hereda por casualidad, en una escena que recuerda inevitablemente al origen de Green Lantern. Con parecidos a personajes sobradamente conocidos y con pruebas de cara a las series que harían de él el influyente creador que es hoy, Kirkman crea en El chico de la Tierra un modélico relato de origen.

Siendo la historia de un chaval que encuentra una armadura extraterrestre, es evidente que buena parte de la impresión que pueda causar Tech Jacket en un primer vistazo está en el diseño de dicha armadura. Sobresaliente ahí para E. J. Su, que crea un diseño atractivo, e impactante ya desde la cubierta del volumen, una ilustración que indudablemente incita al menos a echar un vistazo al interior. Y esas páginas responden con el mismo nivel de acierto, puesto que Tech Jacket acaba siendo una aventura que se lee con mucho agrado, en la que funcionan la acción y los diseños de ciencia ficción. El mayor pero que se puede poner a Su está en que en los personajes humanos no se diferencia demasiado la edad, algo que se ve con total claridad con el padre de Zach, que en algunas escenas (especialmente al final) podría pasar por un amigo de su edad. Ese aspecto probablemente es el que peor adapta de su influencia manga a la hora de occidentalizar su dibujo, pero es un detalle menor viendo el entretenimiento que ofrece durante todo el tebeo y lo bien que maneja el empleo de la armadura de combate. Viendo lo eficaz que es el relato, lo sorprendente es que Tech Jacket no fuera en su momento más allá de este volumen. También es cierto que apenas hay distancia entre su final y los grandes éxitos de Kirkman, con lo que habría sido difícil que tuviera hueco en su agenda para continuar estas entretenidas aventuras.

El volumen incluye los seis primeros números de Tech Jacket, publicados originalmente por Image entre noviembre de 2002 y abril de 2003. Aleta ya había publicado en 2004 estas historias en tres entregas que incluían dos números americanos. Como contenido extra, además de las portadas originales de todos los números salvo del primero, el libro ofrece una introducción del editor de Image Jim Valentino y una entrevista al ilustrador E. J. Su.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 17 febrero, 2015 por en Aleta, Cómic, E. J. Su, Image, Robert Kirkman y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: